Brasil 2014: Francia se juega el "todo o nada" ante Ucrania

Brasil 2014: Francia se juega el "todo o nada" ante Ucrania

Noviembre 18, 2013 - 12:00 a.m. Por:
EFE - El País
Brasil 2014: Francia se juega el

El francés Franck Ribery (izquierda) disputa un balón con Oleksandr Kucher, de Ucrania, durante el partido por la Repesca a Brasil 2014.

Partido pactado a partir de las 2:55 p.m., hora de Colombia. Transmite DirecTV (Canal 610)

Francia tendrá que remontar el martes el 2-0 en contra encajado ante Ucrania para estar en Brasil 2014, gesta que ningún equipo ha logrado hasta ahora en la repesca, donde le espera un rival que quiere consumar la sorpresa y clasificarse para el segundo Mundial de su historia.El equipo que dirige Didier Deschamps se ha conjurado para la cita tras el desastroso resultado de la ida en Kiev, donde Ucrania encadenó su partido número once sin perder y presentó un muro defensivo y un contraataque más eficaz que el control futbolístico francés.El seleccionador, campeón del mundo y de Europa como jugador, cree en las posibilidades de los suyos, pero piensa que "el partido debe ser total en todos los apartados del juego".Francia, que pudo superar a España en la liguilla, terminar primera de grupo y ahorrarse una eliminatoria a vida o muerte, acabó en la repesca, abundando en el desapego de su público, desencantado a golpe de escándalos extradeportivos, de un rendimiento modesto y de la indolencia que transmiten algunas de sus estrellas.Y lo que sobre el papel debía ser un lance asequible para un equipo con talentos como Franck Ribéry, firme candidato al Balón de Oro, Karim Benzema, Samir Nasri o Patrice Evra, se convirtió en una pesadilla que despierta fantasmas del pasado.En la memoria colectiva gala brilla con nitidez el partido de contra Bulgaria de 1993, una noche aciaga hace exactamente dos décadas, en la que Francia se quedó sin el Mundial de Estados Unidos94.Deschamps, protagonista en aquella debacle y capitán de la triunfal selección que después lideró Zinedine Zidane, confía en las opciones de los suyos y se agarra a un necesario mensaje de unidad y compromiso, más latente entre las instancias federativas que entre la prensa y los aficionados.Ucrania llegará a París dispuesta a aprovechar la ocasión histórica de clasificarse para el segundo Mundial en su corta historia y consumar la sorpresa mayúscula ante una selección considerada favorita en la eliminatoria.En la ida a los ucranianos no pareció pesarles ni el cartel de estrellas como Ribery, ni el maleficio de las repescas mundialistas, ya que el equipo eslavo ha sido eliminado en las cuatro que ha disputado.El problema para lo ucranianos radica en que dos de los principales protagonistas de la victoria, los centrales Kucher y Fedetsky, no jugarán en París, ya que el primero fue expulsado y el segundo no puede jugar por acumulación de amonestaciones.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad