Bolivia recibió a Infantino, presidente de la Fifa, como una bocanada de aire para su crisis

Marzo 30, 2016 - 12:00 a.m. Por:
AFP - El País
Bolivia recibió a Infantino, presidente de la Fifa, como una bocanada de aire para su crisis

Gianni Infantino, presidente de la Fifa.

El presidente de la Fifa visitó este miércoles Bolivia. El jueves estará en Bogotá culminando su gira por Sudamérica.

El nuevo presidente de la Fifa, Gianni Infantino, llegó este miércoles a Bolivia en medio de una expectativa porque el organismo rector del balompié le de un espaldarazo al atribulado fútbol local que se debate en una aguda crisis.

Infantino continúa en Bolivia un gira por cuatro países de Sudamérica, una región duramente golpeada por el escándalo de corrupción de la Fifa que estalló en 2015.

Las diez federaciones de la Conmebol, la confederación más pequeña de la Fifa, le dieron el apoyo a Infantino en el Congreso del 26 de febrero pasado, cuando sustituyó a Joseph Blatter.

El mandamás de la Fifa fue absolutamente protocolar al arribar al aeropuerto Jorge Wilstermann de Cochabamba. "Un cariño y un abrazo a todos (..) ya me siento en mi casa", dijo en español luego de ser declarado huésped ilustre por la alcaldía de esta ciudad, ubicada en un valle de clima templado.

La jerarquía del fútbol boliviano espera escuchar su palabra este miércoles en una cena-trabajo a puerta cerrada. "Habrá un cambio, un giro en el fútbol nacional, siempre en cuanto a los cambios que atraviesa la Fifa", deseó el nuevo presidente de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), Rolando López.

En la misma línea, Domínguez, que acompaña a Infantino en su periplo sudamericano, se refirió también a tiempos de cambios tras asumir su función en enero pasado, en breves declaraciones en el terminal aeroportuario.  

"Creo que va a llevar un buen tiempo que se vean estos frutos porque los cambios son profundos, tienen que ser de raíz, tienen que ser modelo", por tanto, "la Conmebol tiene que pasar a ser una organización del siglo XXI y eso va a llevar un tiempo", sostuvo.

Antes de viajar a Bolivia, el presidente uruguayo, Tabaré Vázquez, le planteó formalmente a Infantino en Montevideo la propuesta de su país y Argentina de coorganizar el Mundial 2013, aunque el jefe de la Fifa no asumió un compromiso concreto.

"En Fifa tenemos que organizar todavía todo el proceso por 2026 y luego se hablará de 2030", remarcó Infantino, de 46 años, de gira por Paraguay, Uruguay, Bolivia y Colombia.

"Organizar mundiales es algo muy grande" y hay "muchos requisitos". "En Fifa la prioridad va a ser claramente 2026", concluyó en una rueda de prensa junto Vázquez luego de una reunión entre ambos.

Se trata del tercer presidente de la Fifa que llega a Bolivia. El primero fue Joao Havelange, en la década de los 70, y el segundo Joseph Blatter, en 2000, para calmar las aguas agitadas por un plan -luego abortado- de vetar el juego en la altitud de La Paz (3.600 msnm).

Aunque se trata de una visita protocolar, López la interpreta como "un respaldo pleno a la Federación", que sorteó, especialmente en 2015, momentos críticos como el encarcelamiento de su titular, Carlos Chávez, extesorero de Conmebol, investigado por la justicia nacional por corrupción.

Chávez y el boliviano Rommer Osuna, extesorero de Conmebol, figuran entre los 40 exdirigentes y empresarios inculpados por corrupción por la justicia estadounidense, de los cuales 14 se declararon culpables.

Chávez fue mencionado en las investigaciones preliminares del escándalo de la Fifa como receptor de un soborno de 7,5 millones de dólares.

La Fiscalía investiga también el destino dado a la recaudación de un partido amistoso disputado entre las selecciones de Bolivia y Brasil. La crisis dirigencial acarreó también una incertidumbre económica y el bajón futbolístico del seleccionado nacional, que desde entonces vio pasar a tres técnicos en el lapso de un año.

Bolivia acaba de perder con Argentina por 2-0 en la clasificatoria sudamericana y con apenas tres puntos en seis partidos, corre riesgo seriamente su boleto a Rusia 2018.

Infantino jugará el jueves un partido de fútbol con el equipo del presidente Evo Morales, un apasionado futbolista amateur. Para ello desembarcó en Cochabamba, centro de Bolivia, una región de clima cálido a unos 2400 m de altitud, acompañado de exmundialistas como el brasileño Cafú, el español Fernando Hierro y el argentino Martín Palermo.

Infantino concluirá su estancia en Bolivia hacia el mediodía del jueves, rumbo a Colombia, última escala de su gira sudamericana que lo llevó por Paraguay y Uruguay. 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad