Boca Juniors derrotó a Racing y complicó las chances del Deportivo Cali para clasificar

Abril 13, 2016 - 12:00 a.m. Por:
AFP - El País
Boca Juniors derrotó a Racing y complicó las chances del Deportivo Cali para clasificar

Nicolás Lodeiro, jugador de Boca Juniors de Argentina.

El equipo xeneize aseguró su tiquete a la otra fase del certamen continental. Los azucareros depende de un milagro para obtener su clasificación.

Boca Juniors le ganó por 1-0 (parcial 0-0) a Racing el duelo de equipos argentinos y se clasificó a los octavos de final de la Copa Libertadores de América 2016, en un partido jugado el miércoles por la quinta fecha del Grupo 3 en el estadio Presidente Perón, en Avellaneda (periferia sur bonaerense).

El uruguayo Nicolás Lodeiro, a los 83 minutos, marcó el gol para el triunfo auriazul. Con este resultado, Boca se aseguró una de las plazas de clasificación por el Grupo 3, ya que se trepó al primer puesto con 9 puntos, seguido por Racing (8), mientras que detrás se ubican el boliviano Bolívar (4) y el colombiano Deportivo Cali (2).

Si bien todavía no está definido si avanzará como líder del Grupo 3 o como escolta, lo concreto es que Boca obtuvo un lugar y el otro se definirá entre Racing, Bolívar y el Cali, aunque este último tendrá casi de un milagro para avanzar a la otra fase.  

En la última fecha, Boca recibirá en la Bombonera al Deportivo Cali, mientras que Racing acudirá a la altura de La Paz para visitar a Bolívar.

En el comienzo, Racing, que alineó tres delanteros (Milito, Bou y Lisandro López) intentó aplicar su propuesta de ataque 'golpe por golpe', y tuvo una primera aproximación con un derechazo desviado de Bou, mientras que el visitante casi sorprende con un remate de Gago que controló Saja.

Sin embargo, con el paso de los minutos, Boca le cerró los caminos, en un duelo cuyo desarrollo se hizo muy trabado, repleto de imprecisiones y con pocas llegadas.

En ese primer tramo, Tevez buscó convertirse en la referencia de ataque de Boca, y tuvo una buena oportunidad con un remate que salió al lado del poste izquierdo, pero con el paso de los minutos el juego se hizo anodino, con faltas que cortaban el ritmo de manera constante, y con muchas dificultades de un lado y del otro para progresar en el terreno.

Lentamente Boca comenzó a ganarle al local la pulseada por la posesión del balón, con un funcionamiento más prolijo, pero sin la profundidad necesaria para inquietar a Saja, en una primera parte cuya única acción discutida fue un presunto penal no sancionado para Racing por una mano del colombiano Fabra en el área de Boca.

En el segundo tiempo no varió mucho el desarrollo, aunque Boca empezó a mostrarse más incisivo con las incursiones de Fabra por el carril izquierdo, y justamente el lateral inquietó con un zurdazo potente que salió cerca del poste izquierdo.

De todos modos, al equipo auriazul le faltaba sorpresa para desequilibrar a un Racing desconocido, sin la pimienta ofensiva que mostró en varios partidos de la temporada, atenazado por un rival que le cortó los circuitos y ahogó al paraguayo Romero, encargado de manejar los hilos en ataque.

El encuentro parecía encaminarse hacia un cero que no le disgustaba a ninguno, pero Boca percutió hasta encontrar la diferencia a siete minutos del final, cuando Gago abrió el juego sobre la derecha, y un nuevo centro fue empujado a la red por Lodeiro, que ingresaba por el segundo poste.

De repente, la Academia se encontró con poco tiempo para reaccionar en un partido en el que el equipo albiceleste lució anestesiado, y no llegó tampoco con riesgo en lo poco que quedaba del partido.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad