Boca Juniors cae ante River Plate, que ahora lo acecha junto a San Lorenzo

Mayo 14, 2017 - 06:43 p.m. Por:
Agencia EFE - El País
frank fabra boca juniors

El jugador de Boca, Frank Fabra (d), disputa el balón con Lucas Alario (i), del River, durante un partido de la Liga Argentina entre Boca Juniors y River Plate, en el estadio de La Bombonera de la ciudad de Buenos Aires (Argentina).

EFE/ El País

Boca Juniors, líder de la Liga argentina con 49 puntos, sufrió este domingo una dolorosa derrota en la Bombonera por 1-3 en el superclásico ante River Plate, que ahora es tercero con 45 unidades y lo acecha junto a San Lorenzo, escolta con 46, que el sábado venció a Huracán por 0-1.

Gonzalo 'Pity' Martínez y Lucas Alario hicieron al comienzo del partido los goles del 'Millonario', que adeuda un encuentro ante Atlético Tucumán.

Fernando Gago descontó de tiro libre en la última jugada del primer tiempo y Sebastián Driussi sentenció el partido en el minuto 90.

Ambos equipos perdieron a dos jugadores por lesión antes de los quince minutos: River Plate se quedó sin el lateral izquierdo Milton Casco y Boca Juniors sin el volante creativo Ricardo Centurión.

Los locales atacaron con vehemencia pero no lograron superar al 'Millonario', que se replegó, confió en su solidez defensiva y logró definir el encuentro en la última jugada.

El 'Xeneize' dejó pasar la posibilidad de sacarle distancia a sus perseguidores tras la derrota de este domingo de Newell's Old Boys por 1-3 ante Rosario Central y el empate 1-1 entre Colón y Unión.

El nuevo escolta de Boca Juniors, que tiene 49 puntos, es San Lorenzo con 46, seguidos por River Plate, Newell's Old Boys y Banfield con 45 y Estudiantes de La Plata y Colón con 44.

Newell's Old Boys, que comenzó la vigésima cuarta jornada como escolta, perdió por 1-3 el clásico ante Rosario Central.

Estuvo abajo en el marcador desde los 9 minutos, cuando Federico Carrizo anotó con un zurdazo desde afuera del área tras una mala salida de la defensa de los locales.

La visita jugó con jerarquía, aprovechó la desesperación de su rival y convirtió el 0-2 gracias a un cabezazo del centrodelantero Marco Ruben.

A siete minutos del final el paraguayo José Leguizamón vio la tarjeta roja y dejó a Rosario Central con diez jugadores.

El descuento lo hizo Mauro Formica a los 88 minutos y en la siguiente jugada Germán Hernán sentenció el partido con 1-3.

Ya con el tiempo cumplido, hubo algunos empujones e insultos entre los jugadores de ambos equipos.

A continuación, los hinchas locales arrojaron proyectiles al campo de juego y el árbitro, Federico Beligoy, dio por finalizado el partido sin que se disputase el tiempo adicional.

Otro equipo que quedó rezagado en la lucha por el título fue Colón, que empató 1-1 el clásico de la provincia de Santa Fe con Unión y quedo séptimo con 44 puntos, mismos de Estudiantes de La Plata, que el sábado ganó su clásico ante Gimnasia y Esgrima por 1-0.

Unión golpeó primero con un gol en propia puerta de Germán Conti a los 26. Colón consiguió la igualdad gracias al uruguayo Diego Vera, que convirtió de penalti a los 61.

La vigésima cuarta jornada terminará este lunes con los partidos Arsenal-Temperley, Defensa y Justicia-Quilmes y Vélez Sarsfield-Tigre.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad