Barrabravas del Deportivo Pereira agreden a la policía

Abril 23, 2013 - 12:00 a.m. Por:
AP / El País
Barrabravas del Deportivo Pereira agreden a la policía

La imagen corresponde a un partido en el estadio 'Hernán Ramírez Villegas' de Pereira, donde la Policía local siempre está atenta para evitar desmanes de las llamadas 'barras bravas'.

Pereira, con cinco derrotas en línea y una caótica situación económica, ve complicada su posibilidad de regresar a la primera división y se ha mencionado su eventual desaparición.

Barrabravas del Deportivo Pereira molestos con la derrota contra el Real Cartagena en el torneo de ascenso del fútbol colombiano causaron desordenes en el estadio Hernán Ramírez Villegas y resultaron heridos un oficial y dos agentes de la policía, anunció el martes el secretario de Gobierno de la alcaldía de Pereira. Los disturbios promovidos por la barra Lobo Sur comenzaron a los 86 minutos cuando el defensor brasileño Anselmo de Almeida puso arriba 2-1 al Real Cartagena el lunes por la noche. Previamente dos jugadores del Pereira fueron expulsados. Los fanáticos saltaron a la cancha con la aparente intención de agredir a los futbolistas del Pereira, intervino la autoridad y arremetieron contra los policías, precisó a la AP el secretario de Gobierno, Juan Carlos Valencia. El árbitro Andrés Rojas optó por suspender el duelo por falta de garantías y el caso será considerado por el tribunal de penas de la liga profesional, Dimayor. "El capitán Franklin Olaya fue brutalmente golpeado, sufrió la fractura del maxilar inferior y la perdida de varias piezas dentales. El capitán fue intervenido quirúrgicamente", indicó Valencia. Los revoltosos además causaron heridas menores a algunos aficionados y varios fueron retenidos, pero no se confirmó el número. "Los choques se extendieron a los alrededores del estadio y los fanáticos dañaron algunas residencias, automóviles y vehículos del transporte público", destacó el funcionario. El alcalde Enrique Vásquez propondrá el miércoles no facilitar el estadio al Pereira durante un tiempo, según Valencia. "La ciudad dispone de 1.200 agentes de policía y cuando el Pereira juega en casa se destinan 500 para la seguridad del estadio, esta situación no puede prolongarse... 55 barrabravas fueron reseñados y multados hace tres años por provocar desórdenes y tienen prohibido ingresar al estadio pero esta y otras medidas han sido inútiles", concluyó Valencia. El alcalde confirmó su iniciativa de no facilitar el escenario al Pereira. "Ya les hemos dado muchas oportunidades (al Pereira), hemos ensayado varios medidas, hemos implementado un sinnúmero de planes sin resultado... me reuniré con las autoridades para considerar una decisión tan drástica como lo es la de no volver a prestar el estadio", manifestó a los medios. "Encerrarse en sus casas cada vez que hay un encuentro futbolístico independientemente de los resultados no es justo y por ello se tomarán sanciones drásticas", agregó.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad