Atlético Junior

Agosto 05, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Enlajugada

Los ‘rojiblancos’ son, por tradición, invitados infaltables en las instancias definitivas del balompié profesional. Respaldado por el sólido grupo empresarial de la familia Char, es un club vacunado contra la crisis que golpea a la gran mayoría de equipos en Colombia...

EL EQUIPOLos ‘rojiblancos’ son, por tradición, invitados infaltables en las instancias definitivas del balompié profesional. Respaldado por el sólido grupo empresarial de la familia Char, es un club vacunado contra la crisis que golpea a la gran mayoría de equipos en Colombia. Con una de las mejores nóminas de la liga ‘cafetera’, el conjunto barranquillero se arma cada torneo con la convicción de campeonar y lograr tiquetes para participar en instancias internacionales. Sin embargo, los barranquilleros vivieron una senda crisis deportiva entre 2008 y 2009, que los tuvo jugando con la presión del descenso, fantasma que desapareció merced a la buena campaña de 2009, con Final a bordo. Ya son seis las estrellas que ondea el escudo de los ‘Tiburones’, la última de éstas se colgó en el Apertura de 2010 y en Final reñida disputada con La Equidad. El Junior, eliminado en la primera fase de la Copa Libertadores 2010, tiene asegurada la revancha para el máximo certamen sur-continental de clubes en 2011. LA FIGURA Pocos equipos en Colombia se dan el lujo de tener en sus filas a jugadores de la talla de Giovanny Hernández. El ‘Príncipe’, como se le conoce, llegó a las toldas ‘ñeras’ en 2008 procedente del Colo Colo chileno y luego de hacer carrera en la competitiva liga de Argentina, donde su nombre no pasó desapercibido como jugador del Colón de Santa Fe. Su rostro de niño contrasta con una amplia trayectoria en el fútbol de élite que lo ha llevado a militar en clubes como América de Cali, Deportivo Cali, DIM, Once Caldas, Barcelona de Guayaquil, además de los ya mencionados Colón de Argentina y Colo Colo de Chile, sin ignorar sus varias incursiones con la máxima Selección de Colombia. Es un 10 tradicional, de esos en vía de extinción; un jugador diferente que enamora las tribunas y colma la retina. La magia de Giovanny fue fundamental para que Teófilo Gutiérrez (hoy en Turquía) se convirtiera en el máximo goleador del torneo 2009. Ahora, sucede algo similar con Carlos Bacca. Pase gol nato.EL D.T.Uno de los mejores volantes de ofensiva que gestó y brilló en el fútbol colombiano durante las décadas de los 70’s y 80’s es hoy el encargado de llevar las riendas de Junior. El vallecaucano Diego Édison Umaña Peñaranda aplica como Técnico lo que mostró como jugador: un fútbol vertical, de salidas por los costados, de toques precisos, individualidades fantásticas y goles de factura. Admirador de la ‘Premier League’ inglesa, los equipos de Umaña juegan diferente, corren los 90 minutos y proponen buen fútbol en casa y por fuera. Esa fórmula le permitió llevar al América de Cali hasta instancias gloriosas: la final de la Copa Libertadores 1996 y el título local en el Finalización 2008, que pudo ser dupleta de no ser por el traspié sufrido con Chicó en la misma instancia del Apertura. Debutó internacionalmente con Junior en la Copa Libertadores de 2010, pero su equipo no pasó del repechaje. Sin embargo, cuatro meses después saboreó las mieles del triunfo y colgó la sexta estrella en el escudo ‘tiburón’. Es uno de los estrategas más cotizados y respetados en Colombia.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad