“Ante Deportivo Cali fue un partido David vs. Goliat”: Julián Viáfara, arquero del Quindío

“Ante Deportivo Cali fue un partido David vs. Goliat”: Julián Viáfara, arquero del Quindío

Abril 15, 2013 - 12:00 a.m. Por:
El País.com.co - Audio Cortesía OFICINA DE PRENSA DEPORTES QUINDÍO
“Ante Deportivo Cali fue un partido David vs. Goliat”: Julián Viáfara, arquero del Quindío

Julián Viáfara (derecha), arquero del Deportes Quindío, luce impotente frente a la celebración de Vladimir Marín (izquierda), volante del Deportivo Cali, quien le marcó tres goles al conjunto 'cafetero' durante la décima fecha de la Liga Postobón I.

El Quindío es último en la tabla de posiciones de Liga Postobón I con apenas 7 puntos, producto de una victoria, cuatro empates y cinco derrotas.

Es uno de los arqueros más internacionales del balompié profesional colombiano y por cosas del fútbol hoy ataja para un ‘chico’ de la Liga Postobón y candidato al descenso, el Deportes Quindío.Hablamos del vallecaucano Julián Viáfara (34 años), exAmérica de Cali y quien el último domingo resultó seriamente damnificado por la ‘Avalancha Verde’ que cayó sobre su portería.Una tarde inspirada de Vladimir Marín (hizo ‘hat-trick’) y otra magia de Carlos Lizarazo le amargaron la vida a Julián, que sucumbió en cuatro ocasiones ante la arremetida ofensiva del Deportivo Cali.Horas después de la pesadilla que Viáfara y el Quindío vivieron en el barrio San Fernando, el guardameta vallecaucano dijo sentir pena con la hinchada ‘cafetera’ “por esa vergüenza del último partido”. Tácticamente no encontró respuestas para justificar el varapalo sufrido por su equipo en el Pascual, un estadio donde era habitual verlo convertido en ‘figurón’ en sus tiempos como cerrojo del América.”Entramos desconcentrados y el equipo, tal vez, se dejó llevar por el ambiente, el entorno. El Cali fue totalmente superior. Sabemos que son superiores por nómina y por todo. Fue un partido entre David y Goliat”, resumió en su análisis.Esta vez no ocurrió lo del pasaje bíblico, donde el pequeño David (Quindío) derrotó, valiéndose de una honda y una piedra, al poderoso Goliat (en esta analogía el Deportivo Cali). Esta vez un gigante 'verdiblanco' laceró cuatro veces a su rival y lo sepultó en el fondo de la tabla.“Esperamos que el equipo se recupere anímicamente y luchar para conseguir la primera victoria en casa y tapar un poco esa vergüenza del domingo en Cali”, complementó.Viáfara, internacional con los clubes brasileños Atlético Paranaense y Vitória, es referente de un Quindío donde abunda la inexperiencia. “En el Quindío hay jugadores en formación, que están adquiriendo experiencia y no se les puede crucificar. Hicieron el paso de jardín a la universidad y en partidos como los del domingo se paga la novatada”, manifestó.Julián, quien también atajó en Deportivo Independiente Medellín y Patriotas de Boyacá, pidio paciencia con el grupo de jugadores ‘cuyabros’, pero reiteró que, de aquí en adelante, “se hace necesario intentar reducir los errores para que no nos cuesten tantos puntos”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad