América de Cali tiene un goleador que lo quiere llevar a la A

América de Cali tiene un goleador que lo quiere llevar a la A

Noviembre 07, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Por Daniel Molina Durango

Ayron del Valle es la gran esperanza de los rojos de Cali para alcanzar el regreso a la máxima categoría del fútbol colombiano.

Dentro de la cancha principal de la sede del América, ubicada en Cascajal, Ayron del Valle recibió una pelota y quedó de cara al arco. Pero, contrario a como casi siempre resuelve estas situaciones —por lo general definiendo de primera—, esta vez paró el balón, hizo el amague de que iba a disparar y frenó la pierna derecha en el último instante, engañando al portero. Ya con el guardameta en el suelo, el máximo anotador de los rojos definió y marcó uno de los primeros goles de la práctica del miércoles. 

“Papá, gol de Ayron, gol de Ayron”, gritó de inmediato Samuel, un niño de siete años que junto a su padre fue a ver el entrenamiento de los rojos.  Para el pequeño, ese fue un sueño hecho realidad: dos días después (el viernes) cumplía años y el regalo que le había pedido a su padre, Orlando, era “una foto y un autógrafo del goleador”.

 Porque hoy por hoy, este futbolista, nacido en Magangué hace 26 años, es el principal referente de todos los hinchas del cuadro rojo. Sus goles le brindan esperanza a una fanaticada golpeada por los cuatro años que lleva la ‘Mecha’ en la B.

Luego de haberle dado el regalo de cumpleaños al pequeño Samuel, Ayron habló con El País sobre su vida y el gran presente goleador que vive con los escarlatas.

¿Qué significa que un niño quiera una foto con usted como regalo de cumpleaños?

Es muy bonito que a esa pequeña edad un niño ya te reconozca, considere que estás haciendo las cosas bien y esté pendiente de ti. Yo me siento muy feliz con todo ese cariño que me brinda la gente y más los niños. Quiero seguir entrando así en el corazón de los hinchas de América.

Después del fracaso en los cuadrangulares de ascenso en enero, ¿pensó que tendría esta revancha, volviéndose la figura del equipo?

En enero todo el grupo tenía la mentalidad de conseguir el regreso a la A y no se nos dio, pero Dios sabe cómo hace sus cosas y me brindó esta linda oportunidad de seguir acá con un excelente equipo. Los goles se me están dando y esperamos cumplir el objetivo de ascender.

¿Alguna vez sus padres le contaron por qué le pusieron Ayron?

Una vez se lo pregunté a mi mamá y ella me contestó que fueron unos tíos los que buscaron ese nombre y tanto a ella como a mi papá les sonó. Sinceramente, no conozco bien el significado, pero para mí no es raro llamarme así, me parece muy bonito.

¿Cómo empezó en el fútbol?

Yo nací en Magangué, pero prácticamente me crié en Cartagena. Estuve en la escuela del Real y allí debuté a los 18 años y me fue bastante bien, marqué muchos goles. Ya después salí de casa y tuve experiencias en otros clubes.

¿Es cierto que en esa época usted vivía en el estadio del Real Cartagena?

Sí, en ese tiempo mi papá era el utilero del Real Cartagena. Él estaba buscando trabajo y el Real nos abrió las puertas.

¿Cómo es vivir en un estadio?

El estadio nos recibió bien, en un cuarto vivíamos mi papá, mi mamá y mi persona porque la situación económica no era muy buena, pero estoy contento por haber pasado por esa experiencia.

Fue lindo vivir en el estadio porque la cancha parecía el patio de la casa. Yo a cada rato agarraba balones y me ponía a patear al arco. Mi papá me enseñó fundamentación y gracias a él y su sacrificio pude llegar a ser futbolista.

¿Es cierto que el hincha del América más dichoso con sus goles es su papá?

Claro. Desde pequeño yo veía una bandera que mi papá siempre ponía en la casa y era la del América, que siempre le ha gustado mucho. Hoy en día se encuentra muy contento, ve los partidos y constantemente nos llamamos.

Lejos de las canchas, ¿cómo es Ayron?

Me considero un ‘pelao’ bastante tranquilo, dedicado al hogar, o sea a mi esposa y a mi hijo. En todo momento, en las canchas, trato de luchar por ellos, por darles un muy buen futuro.

¿Casarse le cambia mucho la vida a un futbolista?

Por supuesto, mi hijo Emanuel tiene un año y nosotros llevamos tres de casados. Tengo una esposa muy linda, se llama Elizabeth y le debo todo a ella, porque siento que enderezó mi camino. También vivo agradecido por ese niño tan hermoso que tengo. Siempre busco darles el amor que se merecen y trabajo duro para mi familia.

Mi esposa entiende muy bien esta profesión que tengo, compartimos mucho tiempo y se lo dedicamos a nuestro hijo. Yo salgo de entreno y enseguida me voy para la casa. Ellos son mi motivo para luchar.

Pasando ya al balón, ¿cómo analiza ese cuadrangular tan duro en el que quedó el América?

Es un grupo muy difícil, donde nos enfrentaremos a equipos que juegan bastante bien con la pelota. El primer objetivo es Popayán. Trataremos de dar lo mejor en estas instancias y el martes empezar con la convicción de lograr los primeros tres puntos.

¿Qué piensa de tener que jugar ante Bucaramanga, el mejor equipo del año?

Sabemos que ellos cabalgaron todo el campeonato, son un equipo con jugadores llenos de experiencia. Bucaramanga va a ir con todo, al igual que nosotros. Esperamos tener tranquilidad cuando llegue ese momento. Primero hay que pensar en Popayán.

Es lógico que lo más importante es el ascenso, ¿pero también está pensando en romper el récord de máximo goleador de la B?

Aquí lo más importante es el equipo y el trabajo debe estar enfocado en darle a la gente la alegría que tanto espera, que no es otra diferente a ascender.

¿Cuál piensa que es la mayor enseñanza que le ha dejado el fútbol?

Pienso que he aprendido a saber ganar y  perder. Viendo mi momento actual considero que Dios me trajo acá por un objetivo. Por algo América me abrió las puertas y solo pienso en dejar un nombre en esta institución y dar lo mejor porque sería lindo estar con  América en la primera división.

¿Quiere jugar con la casaca roja en la A?

Me gusta mucho esa idea. Esta es una institución grande, que me ha brindado una estabilidad y yo lo que hago es demostrar aquí todo mi fútbol. Si las cosas se dan, espero seguir marcando mucha historia aquí.

Ojalá y en diciembre le pueda dar a su ‘viejo’ de regalo el ascenso de América…

Sí, pero no solo a él sino a mi esposa, a mi hijo y a los miles de hinchas que tiene América.

Listos para el debutAmérica, que desde el miércoles ya se encuentra en concentración para afrontar el duro cuadrangular de ascenso A, ultima detalles para el primer partido del grupo, que será ante el Popayán. Este compromiso será el próximo martes a las  7:00 de la noche en el estadio Olímpico Pascual Guerrero. Los escarlatas esperan iniciar con pie derecho, ya que en las dos fechas siguientes tendrán que visitar al Real Cartagena y al Atlético Bucaramanga. Los rojos están obligados  a ascender tras estar cuatro años en la segunda división.
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad