América de Cali perdió con Llaneros y depende de un milagro para llegar a la Final

América de Cali perdió con Llaneros y depende de un milagro para llegar a la Final

Junio 16, 2013 - 12:00 a.m. Por:
El País.com.co
América de Cali perdió con Llaneros y depende de un milagro para llegar a la Final

Los jugadores de Llaneros celebran en el Pascual Guerrero, tras vencer al América durante la fecha 4 de los cuadrangulares del Torneo Postobón I de 2013.

En la quinta fecha de los cuadrangulares de la B, los ‘diablos rojos’ visitan al Deportivo Rionegro, partido programado para el jueves 20 de junio.

En juego correspondiente a la cuarta fecha de los cuadrangulares semifinales del Torneo Postobón I de 2013, América de Cali perdió por 0-2 con Llaneros F.C., la noche del domingo y en el estadio Pascual Guerrero.La derrota dejó a los 'diablos rojos' dependiendo de terceros y milagros para clasificar a la Finalísima del primer semestre.En la quinta jornada los de Diego Umaña visitan al Deportivo Rionegro (Junio 20) y cierran su participación en cuadrangulares recibiendo en el Pascual al Unión Magdalena (Junio 23). Sobre 12 minutos, Johan Arango, el hermano menor de Paulo César, cobró un tiro libre directo, le pegó fuerte y medido, la redonda superó el muro ‘llanero’, iba para adentro pero el arquero Miguel Solís llegó hasta la base del vertical derecho. Atajadón.Dos minutos después, en el 14, Monroy, exAmérica, también en el cobro de un libre directo, disparó de zurda, la esférica picó en cinco con cincuenta, le rebotó en el pecho al arquero Viera y por poco llega el primero de la visita.Los Rojos tuvieron una clara de gol en el minuto 22: Héctor Hugo Hurtado llegó casi hasta la última raya, frenó en seco, cambió de perfil, metió el centro a segundo sector, Wánder Luiz la empalmó de primera, media volea zurda que exigió al arquero Solís.En seguida, Jaime Córdoba se animó en la media distancia, disparó desde unos 20 metros, potente derechazo, media altura y cruzado y la pelota pasó muy cerca del vertical derecho.Agonizando el primer tiempo, minuto 44, cayó un baldado de agua fría sobre el Pascual Guerrero. Tras una seguidilla de pifias defensivas americanas, Fernando Monroy –exAmérica- filtró una pelota que recibió Manuel González dentro del área, ganó de fuerza, sacó partida de la pasividad de Cardoza y Santacruz y remató de zurda para dejar sin reacción al arquero Alexis Viera. 0-1, marcador con el que se fueron a camerinos.Ya en el segundo tiempo, minuto 17, Córdoba se barrió para pelear un balón en la media luna del área rival, se la alcanzó a acomodar a Fáver Cañaveral (había entrado por Saunders), éste le pegó como venía, potente zurdazo que careció de ubicación pues el balón fue a parar a tribuna sur. La ansiedad hacía mella en los de Umaña.La única alternativa ofensiva de los Rojos parecía ser tirar balones elevados a territorio rival, buscando la testa del espigado brasileño Flavio de Carvahlo, a quien ni siquiera le llegaban con claridad para conectar.En el 24, Wander Luiz recibió habilitado sobre el costado derecho del área ‘llanera’, tenía para rematar directo en el mano a mano con Miguel Solís, quiso buscar el contacto de Carvalho en zona de candela y dilapidó la más clara para igualar. Desperdicio.Sobre 31 y luego de un borbollón en zona ‘llanera’, le quedó de rebote a Fáver Cañaveral antes de la media luna, remató de zurda, cruzado y el balón pasó acariciando el vertical izquierdo. Clarísima de gol. América quería reaccionar pero con más ansiedad que orden.En seguida, en el 33, por fin le llegó una clara a Flavio de Carvalho, el brasileño hizo lo suyo, conectó certero de cabeza en zona de riesgo, iba para adentro pero el arquero Solís frustró la celebración escarlata.Y cuando agonizaba el cronómetro, minuto 44, llegó la sentencia para los de Diego Umaña. Fernando Monroy le ganó un balón a Pedro Tavima por izquierda, se juntó de primera con Omar Fernández, quien arrastró marcas y remató de potente derechazo, ras de piso, para meter el balón ceñido a la base del vertical izquierdo; nada pudo hacer Alexis Viera. Golazo y 0-2, definitivo y lapidario.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad