América de Cali: Néider Morantes, talento sin fecha de vencimiento

Febrero 23, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Colprensa / El Colombiano
América de Cali: Néider Morantes, talento sin fecha de vencimiento

Néider Morantes, jugador del América de Cali.

Es uno de los cuatro jugadores más veteranos del fútbol colombiano. Debutó en Nacional y terminaría su carrera con los Diablos Rojos.

Cuando se le pregunta a Néider Yesid Morantes ¿hasta cuándo va a jugar?, entre las respuestas que entrega no da señales de una fecha definitiva, vive sin prisa. “Si para debutar, en 1994, no me exigieron cédula, por qué ahora me la van a pedir si el documento no juega”. La otra justificación es más contundente: “el talento no tiene fecha de vencimiento, ya que si uno todavía rinde en la cancha, le agrada venir a los entrenamientos y da ejemplo como profesional, no tiene por qué preocuparse de la edad, sino del día a día”. Con esa mentalidad este volante creativo, que el 3 de agosto de este año cumplirá 40 años de edad, se mantiene vigente en el fútbol colombiano, porque pensando marca diferencia en la cancha, así no se note mucho corriendo. “Puede que yo no corra demasiado, pero me gusta el buen fútbol, trato de guiar a los muchachos y tengo un don que me dio Dios: los tiros libres porque, de verdad, casi no los practico”. Así de sincero es Néider Yesid, quien admite que su secreto para llegar a los 21 años de actividad está en la responsabilidad, el profesionalismo, el trabajo y la humildad para orientar a los muchachos. “Cada que ingreso a la cancha trato de aportar”. Cuando salió del Envigado (es el goleador histórico del club con 66 tantos) estaba nostálgico, porque asegura que tiene fútbol para unos tres años más. Ahora que le brindaron la oportunidad en América de Cali, gracias a la recomendación de Héctor Estrada, se encuentra feliz: “llegué a un equipo histórico que está dispuesto a combinar velocidad y talento para retornar a la A y poner a celebrar a su afición”. Anda nervioso porque le tocará cumplir el papel de suegro (sus hijas son Mariana e Isabela) y no se pone triste al recordar que su hijo Julián prefirió el estudio por encima del fútbol.Si bien se considera un profesional realizado, aún no ha definido si será técnico o empresario, a pesar de que sí quiere seguir en este deporte cuando “cuelgue” los guayos, esos que piensa utilizar este año para ascender al América. “Soy un jugador de experiencia y un convencido de que el buen fútbol tiene que sobresalir en las canchas”. Con esa consigna Morantes, campeón con Nacional y Medellín en el rentado, ha dejado huella en los nueve clubes que defendió antes de llegar al América, club en el que está dispuesto a hacerse notar hasta el 31 de diciembre poniendo en práctica su definición sobre el deporte que le dio todo en la vida: “el fútbol de hoy es rápido, pero teniendo el balón”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad