América de Cali le apuesta con otra cara a su ascenso a la categoría A

América de Cali le apuesta con otra cara a su ascenso a la categoría A

Julio 03, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción El País
América de Cali le apuesta con otra cara a su ascenso a la categoría A

Hernán Torres, técnico del América de Cali.

Un total revolcón en la parte deportiva sufrió el cuadro escarlata de cara al segundo semestre que comienza mañana. Trece refuerzos se trajeron con el fin de alcanzar a final de año el anhelado ascenso.

“El cambio es ahora”. Esa es la frase de batalla con la que el plantel del América de Cali encarará el segundo semestre de la temporada con la firme intención de lograr de una vez por todas lo que en cinco años no se ha podido: el regreso a la máxima categoría del rentado nacional.

Luego de un timonazo en la dirección administrativa de la institución, el grupo de nuevos directivos, encabezado por el empresario manizalita Tulio Gómez, no escatimó esfuerzos para conformar una plantilla competitiva.

Para el torneo que comienza este fin de semana, los Diablos Rojos reformaron en un alto porcentaje la nómina. Se fueron 19 jugadores y llegaron 13 caras nuevas, una apuesta en lo deportivo dirigida a conseguir el gran objetivo.

“Contamos con un cuerpo técnico comprometido. Acá los jugadores que han llegado son con el visto bueno del entrenador. Queremos que la gente que venga a laborar con nosotros tenga sentido de pertenencia por la institución”, indicó Tulio Gómez, presidente de la junta directiva del cuadro americano.

En este tiempo en que  América ha hecho su tránsito por el torneo de ascenso han sido más las decepciones que las alegrías. En los últimos años se ha intentado el ascenso con planteles integrados por jugadores de recorrido, en otras temporadas le apostaron a nóminas con hombres de menos perfil que conocieran la categoría, incluso con entrenadores de pergaminos, pero hasta ahora ninguno ha tenido la varita mágica para volver el equipo a la A.

Mientras tanto, la paciencia del hincha cada vez se agota y de la ilusión rápidamente se  pasa  a la decepción.

“Cinco años de paciencia son más que suficientes con tanto entrenador y jugador que ha pasado por aquí sin lograr nada. América se convirtió en un equipo de escampadero de jugadores. Le tengo fe a este nuevo proyecto, pero prefiero esperar al desarrollo del torneo”, opinó el reconocido humorista Carlos el ‘Mono’ Sánchez,  quien en el pasado ha sido uno de los hinchas más críticos con el manejo de la institución.

El costo de operación mensual del plantel profesional del América asciende ahora a los 1000 millones de pesos de acuerdo con información entregada por los directivos escarlatas.  Con ese panorama,  el margen de error en este semestre es nulo y a lo único que apuntan es posicionar de nuevo al equipo en la Liga Águila.

Hernán Torres, el capitán de esta embarcación escarlata y encargado de llevar a buen puerto este proyecto, afirma que “el presidente y la junta directiva han hecho grandes esfuerzos por traer buenos jugadores. Aquí no tenemos tiempo de nada, acá tenemos que ganar ya. Siempre se tiene mucha presión porque este es un equipo grande”.

De lo que no cabe duda es que América se ha armado para pelear y ganar el torneo de ascenso. Es tal vez el equipo de mejor estructura por nombres dentro de los 16 clubes que conforman el Torneo Águila. Eso hace que la responsabilidad sea alta a la hora de exigir no solamente resultados positivos, sino buen fútbol, sobre todo por la calidad en los hombres que se convocó para esta segunda parte del año.

“A pesar de que inicialmente nos pintaron como refuerzos jugadores de otro tipo de recorrido, los que llegaron son ideales para la categoría. Confío en la sabiduría de un entrenador ganador como Hernán Torres para conseguir el objetivo”, expresó el periodista Jorge Enrique Giraldo de Radio Red de RCN y quien ha estado cerca de los rojos durante quince temporadas.

Uno de los hombres que se ha sumado para el gran reto del ascenso es el volante caucano Jhonny Vásquez, quien viene de tener una aceptable campaña con el Junior de Barranquilla. “Acá la única expectativa es ascender. Debemos adaptarnos rápido a la idea del técnico para ganar en lo futbolístico”, indicó el mediocampista.

Crece de nuevo la ilusión, los directivos ya hicieron su mejor jugada. Ahora les tocará al cuerpo técnico y jugadores anotar el gol su vida: alcanzar el tan deseado ascenso.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad