América de Cali ganó, goleó y enamoró en su cumpleaños 87

América de Cali ganó, goleó y enamoró en su cumpleaños 87

Febrero 17, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
América de Cali ganó, goleó y enamoró en su cumpleaños 87

Imagen del arquero uruguayo Alexis Viera en su paso por el América de Cali.

En la sexta fecha de la B, los Diablos Rojos visitan el fortín del Unión Magdalena, duelo de dos históricos anclados en el sótano.

En un estadio Olímpico Pascual Guerrero vestido de gala para celebrar los 87 años del América de Cali, los 'Diablos Rojos' pasaron por encima y golearon 5-0 al Bogotá FC, la noche del lunes y en juego correspondiente a la Quinta fecha del Torneo Postobón I de 2014.El equipo que dirige Jhon Jairo López retomó el nivel que lo llevó a cosechar tres victorias en línea en el vamos del Torneo. América había llegado al compromiso del lunes con el antecedente inmediato de perder 2-1 en la plaza del Jaguares de Córdoba.Sin embargo, ese traspié quedó en el pasado y fue borrado de la memoria del fanatismo rojo, que se extasió con su equipo en un partido plagado de goles.América aleccionó de principio a fin a su rival y sometió a los capitalinos con un fútbol de puro vértigo y aplicación táctica. El equipo de 'J.J.' López juega con hambre de gloria.La apabullante victoria del lunes puso nuevamente a los escarlatas en la punta de la tabla de posiciones, que comandan con 12 puntos, uno más que Cortuluá, dos unidades por encima de Jaguares, Llaneros y Bucaramanga.Fueron protagonistas en las redes Alejandro Peñaranda (marcó doblete), Yámilson Rivera, Alexis Viera y Jeison Lucumí. Ahora los 'Diablos Rojos' le apuntan al próximo partido en el fortín del Unión Magdalena.Lo mejor del Primer TiempoEn el vamos del partido y cuando el cronómetro apenas señalaba 1 minuto y 30 segundos, Jeison Lucumí se juntó con Alejandro Peñaranda, quien desbordó, penetró el área rival por la media luna, se abrió hacia el costado derecho y cuando vio el achique del arquero Chávez se la cruzó con botín diestro, a ras de piso, para romper los ceros y hacer estallar de júbilo al Pascual.Promediando 15 minutos la ofensiva americana era intermitente y dependía en extremo de las individualidades de Yámilson Rivera. Los dueños de patio no lucían claros con el balón en su poder y el Bogotá empezaba a aproximarse por la vía del balón parado.En 21 minutos se jugaba con mucha intensidad. Bogotá no venía a esconderse, proponía, encimaba y contragolpeaba. América, en su estilo, no paraba de correr, aunque muchas veces lo hiciera en desorden. El fútbol era cortado por las constantes faltas. Se metía pierna de parte y parte.Seis fracciones después, en el 27, Yámilson Rivera hizo estragos por izquierda, explotó en velocidad, dejó sin reacción a la zaga del Bogotá y cuando el arquero Yasser Chávez salía por el achique, el estelar volante rojo se la cuchareó, le hizo sombrero y la metió por el ángulo superior izquierdo; Alejandro Peñaranda apareció para asegurarla, pero ya el gol tenía el sello Rivera. Golazo y 2-0.Bogotá tuvo para descontar en el minuto 35, cuando Andrés Ibargüen se iluminó en el último tercio de la cancha, dejó a cuatro rojos en el camino, remató medido y potente desde el costado del área local, Alexis Viera se exigió y el balón pasó acariciando el vertical derecho.En 37 minutos, Homer Escalante puso su codo en el rostro de Jeison Lucumí, dentro del área bogotana, el árbitro estaba muy cerca, amonestó al capitalino y sancionó pena máxima. Desde los doce pasos cobró, en el 38, el de siempre, Alexis Viera, le pegó con botín diestro, la mandó sobre el vertical izquierdo del arquero Chávez, quie se lanzó cambiado. 3-0. Ya era goleada.El Segundo Tiempo en detallesCon tres goles en contra, Bogotá tomó prevenciones para encarar la complementaria y evitar una catástrofe mayor. Los de la Capital querían cerrar su arco y esperaban al América en su redil. Sin embargo, la estrategia de la visita no funcionó y los Diablos Rojos llegaron al cuarto en el minuto 11. Jeison Lucumí desbordó por derecha, hizo la diagonal hacia adentro, desde la cabecera del área remató con la punta del guayo diestro, medido y potente, para meterla bien ceñida a la base del vertical izquierdo que protegía Yasser Chávez. Golazo y 4-0. Lapidario.Los de 'J.J.' López, jugando a media máquina, sin acelerar a fondo, sometían a un Bogotá que seguía exponiéndose en retaguardia cuando persistía en atacar por la vía del contragolpe.Jhon Córdoba cumplía una labor de quite y salida, era el hombre del equilibrio en zona medular, por sus pies pasaba el fútbol del América y se convertía en socio de Yámilson y Tapiero.Y como no hay quinto malo, en el minuto 30 América la volvió a romper: Jhon Córdoba cobró a riesgo un tiro libre directo, se perfiló por el costado derecho del área rival Alejandro Peñaranda, la mató en el pecho, se volteó en espacio reducido, remató de media volea, botín diestro, potente y abajó para mandarla a guardar; la esférica se metió pegada a la base del vertical izquierdo. Golazo y 5-0.América quería más y no dejó de buscar el arco de Yásser Chávez. El hambre de gol del delantero Alejandro Peñaranda no saciaba. Al debutante argentino Matías Velásquez no le llegaba mucho pero cuando la tocaba daba pinceladas de calidad. El rojo enamora.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad