¡Alma Bendita!

Junio 03, 2013 - 12:00 a.m. Por:
GUILLERMO DÍAZ SALAMANCA . Bloguero El País.com.co
¡Alma Bendita!

Imagen de archivo en la que se registra una invasión al campo de juego del estadio Pascual Guerrero de Cali por parte de barras bravas del América y Deportivo Cali.

Bandas organizadas de jóvenes con ganas de emociones demasiado fuertes, se buscan en los estadios para enfrentarse en verdaderas batallas, que normalmente terminan con muerto. De uno u otro bando, pero muerto

Hace unos años ir a fútbol era ni más ni menos una delicia. Plan familiar, plan de amigos, los niños entraban a fútbol sin que tuvieran que vivir los horrores de los gases lacrimógenos y los carabineros encaramados en sus gigantes caballos tratando de corretear a cuanto vándalo encuentren.El paseo era total, los de Millonarios convivían y departían con los de Santa Fe como los seres humanos normales.Igualmente viajar a fútbol a Cali y Medellín era delicioso. No existía el miedo y se ganaba y se perdía, por la razón sencilla de que el fútbol es así. Siempre ha sido así. Siempre ha habido ganadores, empates y perdedores.Si alguien moría en un estadio, era porque hasta ahí le aguantaba el corazón y hasta ahí llegaba la afición. Era casi imposible que mataran a alguien luego de un partido por ser hincha de tal o cual.Pero esa paz se acabó. Ya es muy difícil ir de paseo a fútbol, o a comer con los de Nacional y Medellín en paz los deliciosos pinchos que antes se podían comer en tranquilidad total en el Atanasio y mezclados unos y otros sin que pasara la altanería de una broma, o de una discusión sana, decente sobre uno u otro equipo. Tampoco se pasa la vida tranquilo en Cali y menos en Bogotá.INGRESE AQUÍ para Leer el Blog completo de GUILLERMO DÍAZ SALAMANCA

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad