Alemania se coronó campeón del fútbol femenino en Río 2016

Agosto 19, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Agencia AFP / El País
Alemania se coronó campeón del fútbol femenino en Río 2016

El equipo femenino alemán se quedó con el título en Brasil.

Derrotaron a las suecas por 2-1 para quedarse con la medalla dorada.

Alemania ganó su primera medalla de oro en el fútbol femenino de los Juegos Olímpicos al imponerse 2-1 a Suecia este viernes en la final de Rio-2016, en partido disputado en el Maracaná, dejándole a las escandinavas la presea de plata.

Dzsenifer Marozsan, a lo 46 minutos, y Linda Sembrant, de autogol a los 62, marcaron los goles de las nuevas campeonas olímpicas, que suceden en lo más alto del podio a Estados Unidos. El descuento sueco fue obra de Stina Blackstenius a los 67.

Las germanas tenían un registro de tres medallas de bronce en las ediciones de Sídney-2000, Atenas-2004 y Pekín-2008 en cinco participaciones olímpicas. No estuvieron presentes en Londres-2012. "Creo que (la medalla de oro) es nuestro mayor éxito" , dijo orgullosa la entrenadora de Alemania, Silvia Neid.

"Tuvimos otros títulos antes, pero esto es algo nuevo, esto es un gran éxito para el fútbol alemán. No hay palabras para explicarlo, eso es lo especial cuando se gana un torneo, una Copa del Mundo, una Euro, una medalla de oro olímpica, es llegar a donde queríamos después de meses de trabajo" , anotó.

El éxito de la selección alemana femenina se da dos años después en el mismo escenario donde la 'Mannschaft' de Joachim Löw ganó el tetracampeonato mundial al derrotar a la Argentina de Messi, y un día antes de que la Sub-23 de ese país enfrente al Brasil de Neymar por el oro olímpico de Rio-2016.

Suecia, que ha disputado todos los torneos desde que el fútbol femenino apareció en Atlanta-1996, mejoró con la medalla de plata el cuarto puesto de Atenas-2004. "Le he dicho a mis jugadoras que deben disfrutar la medalla de plata, es cierto, se perdió la de oro, pero lo que han hecho ha sido muy bueno. Eliminamos a Estados Unidos, que llegó ganando todo lo que había, y a Brasil, el favorito por estar en casa, eso habla muy bien del trabajo realizado" , aseguró la DT de Suecia, Pia Sundhage.

Canadá, en tanto, se quedó con la medalla de bronce al vencer 2-1 a Brasil en Sao Paulo, repitiendo el mismo lugar del podio de hace cuatro años. Como lo hizo ante Estados Unidos en cuartos y Brasil en semifinales, Suecia le apostó desde el arranque a permanecer en su sector con dos líneas de cuatro muy juntas, decididamente a defenderse y pescar en el contragolpe con la velocidad de Lotta Schelini y Sofia Jakobsson.

Alemania, por el contrario, tomó riesgos y se hizo con el control de la pelota con facilidad gracias a un juego colectivo dinámico, con apertura de cancha y un generoso derroche físico.

 Efectividad vs especulación

Fue así como llegó con propiedad a inquietar a la golera Hedvig Lindahl en varios pasajes de la primera parte, y estuvo cerca de la apertura a los 24 con una pelota que increíblemente Mittag mandó a la tribuna cuando tenía el arco a disposición después de un rebote que concedió la '1' en el área.

Con las germanas metidas en campo rival y la defensa casi en la línea central, las 'Blagutt' se las ingeniaron para sorprenderlas con furiosos contragolpes, sobre todo con Jakobsson, que encontró una autopista por la derecha para atacar.

El desarrollo en la segunda mitad cambió abruptamente a favor de las alemanas, porque a los 47 la '10' Marozsan clavó la pelota en el ángulo izquierdo con un remate ubicado desde la frontal del área que se hizo más espectacular con la volada de la '1' sueca.

El 1-0 descompuso los planes de Pia Sundhage obligando a sus jugadores a buscar el empate, pero lo que consiguieron fue que Alemania se les fuera encima con toda la caballería para presionarlas. Así llegó el 2-0 cuando Sembrant marcó en su propia puerta a los 62 minutos, en un intento fallido por rechazar la pelota que había golpeado en el vertical luego de un tiro libre de Marozsan al que no llegó Lindahl.

Con el partido ampliamente de su lado, Alemania se permitió un parpadeo en defensa que aprovechó Blackstenius a los 67 para recortar diferencias, un pase a ras desde la derecha que la delantera tocó suave para batir en el área chica a Schult.

La torcida brasileña cantó el gol de las escandinavas como si fuera uno de Marta o Cristiane, las cracks de la seleçao, sin importarle que tres días antes les había quitado a la verdeamarela la posibilidad de luchar por el oro al eliminarla por penales.

Al final, Suecia intentó con amor propio llegr al empate, pero lo hizo muy tarde y después de haber desperdiciado 45 minutos tirada atrás. El oro premia a Alemania, que durante el torneo sacó notas altas a pesar de su derrota con Canadá en la primera fase. 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad