Alemania necesita al menos un empate ante una imprevisible Camerún

Junio 24, 2017 - 08:09 p.m. Por:
Agencia EFE
Selección Alemania

El seleccionado alemán se prepara para el encuentro ante Camerún.

EFE / El País

Alemania, que el jueves logró frenar a Chile y retener un punto importante en el camino a las semifinales de la Copa Confederaciones, debe sacar este domingo  a las 10:00 de la mañana al menos un empate ante una Camerún muy capaz de poner en aprietos a la escuadra dirigida por Joachim Löw.

La Alemania B que se ha traído a Rusia el seleccionador teutón ha demostrado su valía y aspira a todo en el torneo, sobre todo después de resistir ante una Chile que exhibió un juego impresionante en el primer tiempo del partido que les enfrentó.

Sólo la falta de gol impidió a La Roja mandar a la lona a los alemanes en esos primeros 45 minutos, pero justo cuando más falta les hacía, los campeones del mundo empataron al filo del descanso, echando por tierra el esfuerzo de los chilenos para consolidarse en el primer puesto del Grupo B.

A partir de entonces, ya en el segundo tiempo, Alemania se dedicó a marear y a cansar a su rival, demostrando su capacidad de mantener el marcador a su antojo.

Tras la ajustada victoria contra Australia en la primera jornada (3-2) y el empate ante Chile, los chicos de Löw ocupan el segundo lugar de su grupo con tan sólo un tanto a su favor en la diferencia de goles.

Su rival de este domingo atesora sólo un punto, tras sufrir una derrota a manos de Chile y empatar con Australia, pero mantiene pese a todo opciones matemáticas para pasar a la siguiente fase, al igual que los australianos, que se enfrentan con Chile a la misma hora.

Los 'leones indomables' necesitan ganar a los teutones por al menos dos goles de diferencia para apearles y ocupar su lugar en la clasificación, aunque incluso con ese resultado podrían quedar fuera si los 'aussies' se imponen a La Roja también por dos goles.

Otras carambolas muy poco probables podrían dejar fuera de las semifinales a los dos equipos favoritos.

Camerún es un equipo que puede sorprender a cualquiera, sobre todo si logra superar su crónico desacierto de cara al gol: en su partido contra Australia tiró a puerta 19 veces, de las que sólo tres fueron entre los tres palos.

En su primer partido, que perdió frente a Chile por 2-0, disparó ocho veces contra la portería, pero el arquero chileno sólo tuvo que intervenir una vez en los 90 minutos.

El juego del campeón de África, en otros tiempos una de las selecciones más temidas en los torneos internacionales, se basa en contraataques y mucho juego aéreo.

El equipo camerunés juega muy rápido y prefiere entregar la posesión al rival, pero precisamente por eso sus contraataques son peligrosos.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad