Alejandro Bedoya, el orgullo colombiano de la selección Estados Unidos

Noviembre 12, 2014 - 12:00 a.m. Por:
AFP- El País.com.co
Alejandro Bedoya, el orgullo colombiano de la selección Estados Unidos

Alejandro Bedoya, volante de padres colombianos que milita en Estados Unidos.

El volante, quien nació en Estados Unidos pero de padres colombianos, hará parte del 'Team USA' que se enfrentará este viernes a la tricolor en juego amistoso en Londres.

La selección colombiana probará sus fuerzas el viernes contra Estados Unidos en un amistoso en Londres que será especial para el mediocampista Alejandro Bedoya, una de las figuras del 'Team USA' de Jurgen Klinsmann, que es hijo de colombianos y que está muy orgulloso de sus raíces. A sus 27 años se encuentra en un momento de madurez en su carrera y juega en el Nantes francés, desde donde ha viajado a Londres para el choque ante el equipo de José Pekerman. "Mis padres y toda mi familia son colombianos. Yo nací en Estados Unidos, en New Jersey, pero desde que era pequeño fui criado hablando español. En el colegio tuve que tomar clases de inglés para hablantes de otra lengua porque me tomó tiempo aprender a hablar inglés. Mi hogar, cuando era niño, fue totalmente colombiano", contó Bedoya en una entrevista publicada el martes por la página web de su Federación, la US Soccer. Es sin duda uno de los motores del equipo estadounidense, al que ayudó a proclamarse campeón en la Copa de Oro de la Concacaf en 2013 y con el que estuvo en el Mundial de Brasil, participando en los cuatro partidos de los suyos -tres de ellos como titular-, hasta que Bélgica cortó el camino del país de las barras y estrellas en la prórroga de los octavos de final (2-1) . Fuertes raíces Bedoya apoyó luego desde la distancia a la Colombia de James Rodríguez, hasta que el anfitrión Brasil cortó su camino en los cuartos. El orgullo por sus orígenes es algo que los padres de Alejandro trataron de inculcar a sus hijos, que siendo niños visitaban anualmente el país sudamericano. "Todavía tengo familia en Colombia, principalmente en Medellín y en Bogotá. Colombia está en mi sangre y yo hablo español bastante fluido, así que tengo mucho orgullo de venir de esa tierra" , insiste el futbolista, que tiene el sancocho, las empanadas, las arepas y otros platos colombianos entre sus favoritos. El amistoso del viernes en Londres no será la primera vez que Bedoya viva en primera persona un partido de sensaciones encontradas entre su país natal y el de sus orígenes. Estuvo en octubre de 2010 en un amistoso en Filadelfia entre Estados Unidos y Colombia (0-0) , donde no jugó, pero el simple hecho de estar en el banquillo fue vivido con tremenda emoción por su familia. Una familia muy futbolera Su abuelo estaba entonces en la grada con una camiseta de Colombia, igual que se paseó con otros miembros de la familia por las sedes en las que jugó el equipo 'cafetero' durante el Mundial de Estados Unidos-1994. El fútbol es algo imprescindible para la familia Bedoya, ya que el padre de Alejandro, Adriano, y el abuelo, Fabio, jugaron en Colombia, con Millonarios y Deportes Quindío, respectivamente. Su hermano Santiago llegó a la Major League Soccer (MLS), el campeonato norteamericano.La carrera de Alejandro ha sido muy internacional desde joven, desde que con 21 años se fue al Örebro sueco. Luego pasó por el Rangers escocés, el Helsingborgs también sueco y desde 2013 juega en el Nantes francés, donde está temporada lucha por hacerse un hueco como titular de manera regular, tras verse relegado a menudo a la suplencia. En la selección estadounidense, con cuyo primer equipo debutó en 2009, su situación es diferente y es uno de los hombres de confianza de Klinsmann. Su primer gol con el equipo nacional fue en 2013, en un amistoso ante Guatemala en San Diego, y fue el autor de la asistencia que dio el título a los suyos sobre Panamá en la final de la última Copa de Oro.La última diana fue en septiembre, en un amistoso en la República Checa donde Bedoya consiguió el triunfo (1-0) . La Colombia de sus amores, en el Craven Cottage del Fulham inglés, es ahora su próximo objetivo.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad