Al Deportivo Cali se le fue 'La Paz' con la derrota ante el Bolívar

Marzo 04, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Al Deportivo Cali se le fue 'La Paz' con la derrota ante el Bolívar

Andrés Pérez, volante del Deportivo Cali.

En la altura boliviana, el Cali, según su DT, no hizo ni la tercera parte de lo que se planificó. ¿Cuáles fueron las fallas que pusieron a los verdes contra las cuerdas?

La paz que estaba teniendo el Cali en las últimas semanas se fue esfumando con cada uno de los cinco goles que el equipo verde recibió el jueves ante el Bolívar por la segunda fecha del Grupo 3 de la Copa Libertadores.

Además de la estrepitosa caída, preocupan factores como la actitud permisiva que tuvo el equipo de la mitad del campo hacia atrás y que ahora, para clasificar, habrá que ganar los seis puntos que quedan en casa y por lo menos uno de los juegos en Argentina ante Racing y Boca.

“Una cosa así yo no la había visto. Un equipo desorientado... no se hizo ni una tercera parte de lo que se planificó para este partido en la altura”, sostuvo un dolido Fernando ‘Pecoso’ Castro.

Según Castro, el timonel del elenco azucarero, “voy a pedirle explicaciones de lo que pasó a cada jugador”. 

Luego de su arribo el viernes a la ciudad, en medio de los nubarrones grises que había, el plantel verde se fue a su sitio de concentración a buscar precisamente eso que decía el ‘Pecoso’: explicaciones.

“Queríamos jugar al ataque, pero nos desdibujó el gol que nos hicieron tan temprano. Estamos dolidos, solamente hay que pedirle perdón a la hinchada”, indicó, también dolido, el capitán Andrés Pérez.

Veinticuatro horas después de la terrible pérdida de tranquilidad en La Paz, El País analiza cuáles fueron las fallas que cometió el equipo caleño.

Los errores de la dolorosa derrota en el Hernando Siles

 Mala ejecución: Previo al partido, el ‘Pecoso’ Castro había dicho que en La Paz su equipo tenía que ser inteligente y jugar corto para evitar el desgaste, pero en la cancha sus jugadores hicieron todo lo contrario. En dos piques Andrés Roa y Helibelton Palacios quedaron liquidados y además los atacantes del Bolívar encontraron tremendos espacios entre la parte defensiva y la zona de volantes del Cali. Se dieron muchas ventajas en lo táctico y el cuadro boliviano tuvo quizá su mejor noche en ataque en muchísimo tiempo.

Sin concentración: Otro pecado del Cali fue comenzar el compromiso sin la concentración que se requiere en un evento internacional y en un partido tan importante. Empezar perdiendo en La Paz a los tres minutos de juego significa sufrir un golpe anímico bastante fuerte, ya que remontar un juego allá en esas condiciones siempre será complicado. En el resto de los goles los laterales y los defensores centrales del equipo se vieron altamente comprometidos. Les faltó atención y astucia a la hora de marcar a los rivales.

Faltó conductor: El volante argentino Fabián Sambueza se había convertido en los últimos juegos en el jugador más importante del equipo en la mitad del campo. Para el juego ante Bolívar su función iba a ser la de tener el balón y manejar los ritmos del equipo, pero la altura le jugó una mala pasada. Antes del juego, el gaucho se sintió muy mareado y al final no estuvo en las condiciones aptas para jugar. Su ausencia se sintió mucho porque nadie asumió su rol. El Cali no tuvo eje en el mediocampo y por eso el balón fue del Bolívar.

Bajo rendimiento: Además, los azucareros tuvieron un partido muy pobre individualmente. La defensa estuvo fuera de foco todo el tiempo, los volantes no recuperaron y mucho menos generaron juego, y los delanteros se vieron como dos figuras solitarias que naufragaron sin que nadie viniera a su rescate. El portero uruguayo Ernesto Hernández, aunque se ‘comió’ cinco goles, fue quizá el hombre más destacado porque tapó tres balones que tenían destino de gol y que hubieran agravado más la ya de por sí penosa goleada.

Sin Alternativas: Para este semestre el Cali contrató tres futbolistas extranjeros y el jueves ninguno jugó. Sambueza no lo hizo por motivos de salud, pero el defensa argentino Nicolás Bianchi estuvo en el banco de suplentes y el paraguayo Miguel Godoy ni siquiera viajó a Bolivia para afrontar este compromiso. En ese orden de ideas, el equipo se quedó sin alternativas de peso para cambiarle la historia a un partido que requería que se tomaran medidas rápidas y eficaces para evitar la hecatombe.

A pensar en el Once Caldas Deportivo Cali arribó el viernes en horas de la tarde a la ciudad y de inmediato empezó  a planificar lo que será su partido de la octava fecha de la Liga Águila frente al Once Caldas. Este partido será el domingo a las  8:00 de la noche y se disputará en el estadio Olímpico Pascual Guerrero. El único objetivo del Cali para pasar el trago amargo de la Libertadores es obtener un triunfo en casa.  De momento los verdes están en el grupo de los ocho con 11 unidades y necesitan sumar de a tres ante los blancos para mantenerse allí.Seguramente el Cali encare este partido  con su nómina titular para no dar más ventajas.El Once Caldas será un rival difícil,  puesto que viene con la obligación de ganar luego de haber caído en casa el fin de semana pasado frente al Atlético Nacional por un abultado   3-0.
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad