Agresiones de Luis Moreno deben ser revisadas
DEPORTES

Agresiones de Luis Moreno deben ser revisadas

Abril 12, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Marco Antonio Garcés, reportero de El País

El defensa panameño que juega en el Pereira ha tenido actitudes violentas con la lechuza, en Barranquilla y con Andrés Escobar, jugador del Cali, en ambas situación los agredidos han estado indefensos.

El puntapié alevoso del panameño Luis Moreno contra el joven delantero del Cali Andrés ‘Manga’ Escobar —cuando estaba en el piso— el pasado sábado en el estadio de Palmaseca se unió a la polémica acción en la que pateó a la lechuza en Barranquilla.En los dos casos, tanto el animal como el atacante verdiblanco estaban indefensos, pero Moreno no midió sus reacciones y decidió utilizar la fuerza para hacerse a la pelota, en acciones reprochables que dieron de qué hablar en la Liga Postobón.La lechuza murió el pasado 29 de febrero, dos días después de la agresión del jugador matecaña. La Dimayor le aplicó dos fechas de sanción, apoyada en el artículo 80, que habla de provocación al público.Por el puntapié a Escobar, que trataba de proteger el balón con su humanidad mientras yacía en la gramilla, recibió la tarjeta roja de parte del árbitro bolivarense Ulises Arrieta.Otro detalle que llama la atención es la risa burlona e irónica que el jugador ha mostrado en dichas circunstancias. CONCEPTO DEL ESPECIALISTA La psicóloga Adriana Gallego considera que los contextos en Barranquilla y ‘Palmaseca’ fueron diferentes, aunque la conducta del jugador fue similar. “Para hacer un análisis desde lo psicológico tocaría mirar muchas otras características de él. A priori no puedo emitir un juicio, obviamente las escenas son evidentes en el sentido de que hay unas actitudes agresivas del jugador en situaciones de personas o animales que en ese momento no presentan una amenaza para él”. La profesional asegura que el club ‘Matecaña’ está en mora de iniciar la evaluación del panameño con un equipo de psicología para indagar otros aspectos de personalidad, de actitudes del deportista, motivaciones y experiencias vividas para dar una conclusión firme. Sobre la sonrisa que expresa el futbolista, Gallego dice que en la situación de la lechuza probablemente él —por ser de otro país— no conocía la importancia del animal en la cultura del pueblo barranquillero.En cuanto a la agresión a ‘Manga’ Escobar, Adriana sostiene que hay una situación de indefensión del delantero del Cali y otras reacciones que le causarían satisfacción a Moreno, pero ella no puede asegurarlo. “Hay personas que reaccionan de manera gestual en una situación que les puede producir ansiedad con una sonrisa, mientras otras pueden ponerse las manos en la cabeza o hacer un gesto de preocupación. Desde el nivel profesional se puede decir que hay un contexto que se debe indagar y mirar muchos elementos para emitir un juicio de valor acerca del componente sicológico que conduce al deportista a cometer esos actos”. El comentarista de Caracol Pereira Francisco ‘Pacho’ Benítez piensa que “la situación de Moreno pasó de castaño a oscuro. De pronto nos sobrepasamos un poco en la crítica cuando el caso de la lechuza, pero cuando golpea a Escobar en el Estadio de Cali, primero creo que es una patada criminal, y segundo, me parece que se deben endurecer las leyes al interior del fútbol, así como pedimos que se sean más drásticas las normas para aquellos pequeños delincuentes que disfrazados de hinchas van al fútbol a hacer otras cosas, menos que a ver el espectáculo”. “Para jugadores como Moreno, que creen que las cosas se arreglan a las patadas, como mínimo deben sancionarlo con seis fechas de suspensión, además de que el Pereira debería cancelarle el contrato a un hombre que muy poco servicio le ha prestado futbolísticamente, porque lo que ha hecho es perjudicarlo en la defensa con su lentitud”, agregó.El País trató de comunicarse con Moreno, pero no respondió su celular, como tampoco atendió a la prensa pereirana.Según Mario Alfonso Escobar, director del Corrillo de Mao, “lo que está demostrando el jugador es que necesita una ayuda psicológica. Al sentirse en inferioridad de rivalizar utiliza comportamientos brutales y salvajes, que ya deben ser controlados por la Dimayor para evitar algo más grave en los partidos del Pereira”. A juicio de Julián Muñoz, editor deportivo del diario La Tarde, de Pereira, “fueron actos vergonzosos, primero porque el equipo es último en todo, y aparte de eso tiene que soportar los hechos de Moreno, que tampoco ha entregado el rendimiento que se espera de él. Con eso está perjudicando la imagen del equipo”. La Junta Directiva del Pereira se reunirá para analizar el comportamiento del jugador, que en esta etapa ha trascendido más por sus actos violentos.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad