Agassi-Sampras: juego de estrellas que pondrá a vibrar a Bogotá

Agosto 19, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Resumen de agencias
Agassi-Sampras: juego de estrellas que pondrá a vibrar a Bogotá

El tenista Andre Agassi dio una rueda de prensa en Bogotá antes del partido de exhibición frente a Pete Sampras.

Dos grandes en la historia del tenis, Pete Sampras y Andre Agassi, además de la rusa Anna Kournikova y la norteamericana Ashley Harkleroad, deleitarán hoy a los amantes del deporte blanco.

El espectáculo no podía ser mejor. Los ex número uno del tenis mundial: Pete Sampras y Andre Agassi, ambos de Estados Unidos, jugarán este viernes un partido exhibición en Bogotá.El plato fuerte es complementado con el juego de dobles entre la estadounidense Ashely Harkleroad, la rusa Anna Kournikova y las gemelas checas Karolina y Kristina Pliskova.El exquisito plato tenístico lo disfrutarán unos 14.000 aficionados, a partir de las 6:30 p.m., en el coliseo El Campín, y hace parte de la gira de despedida de Sampras y Agassi, otrora enconados rivales que aceptaron enfrentarse con fines benéficos.Los partidos a dos de tres sets se jugarán en una cancha de superficie dura instalada en el centro del coliseo."Si los juegos llegan a 90 minutos entonces se disputará un súper desempate a 10 puntos", indicó Manuel Maté, líder de la organización.Este jueves y acompañado del emblemático Juan Valdez, y con café colombiano en mano, el estadounidense Andre Agassi, calificado por muchos como la leyenda viva del tenis, hizo su primera aparición en público en territorio colombiano.Con sonrisa permanente, el ex número uno del tenis, esposo de también tenista retirada Steffi Graf, no ocultó su alegría por visitar Colombia para traer el Seguros del Estado Agassi–Sampras Tour. Con un “no esperaba estar aquí tomando café” rompió el hielo con periodistas y admiradores. Agassi, de 40 años, en su visita a Bogotá expuso su admiración por Roger Federer, a quien calificó como el mejor del momento, y vaticinó que el argentino Juan Martín del Potro será uno de los grandes en el futuro. Sobre las exhibiciones que realiza en compañía de Pete Sampras, y que realizará este viernes en el Coliseo El Campín, confesó que “siempre apostamos el orgullo, eso siempre está en juego”.Con la destreza con la que devolvía las bolas en la cancha, el tenista estadunidense contestó preguntas sobre el Seguros del Estado Agassi–Sampras Tour, su exitosa carrera y el momento actual del tenis mundial.Federer, uno de los mejores: Andre AgassiEl estadounidense Andre Agassi dijo ayer en Bogotá que el suizo Roger Federer es uno de los mejores tenistas de todos los tiempos."Lo he dicho, Federer es uno de los mejores", señaló Agassi, quien decidió poner fin a su exitosa carrera en 2006, después de conseguir más de 60 títulos en la ATP, entre ellos los cuatro torneos del 'Grand Slam', Australia, Wimbledon, Roland Garros y Abierto de EE.UU.Explicó que una de las ventajas de Federer es que reúne características de varios tenistas que destacan por ser sólidos en determinados aspectos del juego y "si logras reunirlos en uno solo, pues lo hacen el mejor".El ganador del oro Olímpico en 2006 en Atlanta está en Colombia, donde hoy hará una exhibición junto a los también norteamericanos Pete Sampras y Ashley Harkleroad y la rusa Anna Kournikova.En una concurrida rueda de prensa señaló que "es duro no tener actualmente a ningún jugador norteamericano" entre los primeros clasificados en la Asociación de Tenistas Profesionales, ATP, pero señaló que "los primeros puestos son cíclicos, porque ahora se compite globalmente".En medio de risas, Agassi señaló que "de pronto el público (el norteamericano) se mal acostumbró", porque siempre hubo jugadores de Estados Unidos en los primeros lugares y eso parecía "normal". Rememoró que entre sus triunfos más resonantes, el que más recuerda fue el de Roland Garros, en 1999, pues su vida estaba marcada en aquellos momentos por problemas personales."Tenía 29 años y venía de un divorcio", explicó. Añadió que en un momento de su vida llegó a "odiar al tenis", pero que con el paso del tiempo y cuando pudo asumir el control de su vida aprendió "a amarlo".Parte de esa momentánea rebeldía contra el deporte que le dejó ganancias superiores a los 30 millones de dólares, sin contar otros ingresos por publicidad, se debió, según explicó, a que por jugar al tenis no disfrutó de su niñez."Me mandaron a una academia de tenis, me sentía como en una prisión", recordó Agassi, quien señaló que para liberarse, consiguió triunfos resonantes.De los peores momentos que vivió como tenista profesional señaló que uno de ellos fue cuando en una final le tocó pedir permiso para ir al baño.Otro, cuando se enfrentó al ecuatoriano Andrés Gómez en la final del Roland Garros (1990), pues en esa época estaba perdiendo el pelo y para disimular jugaba con peluca. "Me preocupé más de que no se me cayera la peluca, que del partido mismo", dijo.Al ser preguntado sobre sus impresiones de Colombia, señaló que en lo poco que había visto, le llamaba la atención la simpatía de la gente y prometió sacar tiempo para visitar sitios especiales y regresar en otra oportunidad "para disfrutar y conocer más del país" . ¿Pete Sampras o Roger Ferderer? En el 2006 competí contra Roger Federer. He dicho por mucho tiempo que hay que tener una parte del juego mejor que los demás. Si tienes dos eres un afortunado pero Ferderer tiene cuatro componentes de su juego que lo hacen el mejor. Él no para de sorprenderme. ¿De cuál jugador histórico tomó el estilo, y qué lo diferenció de los demás? Todos los jugadores sacamos lo mejor de cada quien, en mi caso fue devolver como (Jimmy) Connors y un poco el saque de (John) McEnroe. Me hizo diferente ser capaz, tanto del lado derecho como del izquierdo, de agarrar la pelota temprano y quitarle el tiempo al contrario. Ahora David Nalbandian y Andy Murray son capaces de tomar la pelota adelante, son mejores en el juego de defensa que yo. ¿Qué piensa de que actualmente no haya un tenistas estadounidenses entre el top-10? Para mí y para el deporte de Estados Unidos es duro. Los primeros puestos son cíclicos en el tenis porque es un deporte en el que se está compitiendo duro a nivel global. Hemos tenido muchos jugadores en los primeros puestos, creo que el público se malacostumbró. ¿Qué extraña de la alta competencia? Eso, precisamente, la alta competición. El tenis fue un vehículo para compartir con la gente por dos horas. La vida después del tenis me da la oportunidad de compartir muchísimo más. DE REGRESO A LA CANCHA ¿Qué torneo ATP le hizo falta ganar? Siempre fui a ganarlos todos, por lo menos una vez, pero faltaron Hamburgo y Montecarlo. No se puede tener todo (risas). ¿Cuál es su momento más sublime en el tenis? Fue para mí muy importante ganar Roland Garros en 1999, a los 29 años y a tan sólo 40 días de mi divorcio. Fue el último de los torneos de Grand Slam que gané en la superficie más complicada. Siento que debía haberlo ganado 10 años antes. Le debe todo al tenis pero dice que lo odia, ¿por qué está ironía? El tenis no fue algo que yo escogí, el tenis me eligió a mí. Me mandaron a vivir en una academia de tenis a los 13 años lejos de mi casa, allí me sentía como en una prisión. Me rebelé contra el tenis porque sentí que me había robado mi niñez. La única manera de escapar de esto era triunfando. Mucha gente tiene trabajos en la vida que no ama pero tiene razones para hacerlo. A pesar de ese “resentimiento” por el tenis vivió un resurgir en su carrera… Siempre tuve miedo a fracasar y hubo varias veces en las que fracasé por el tenis. A los 27 me di permiso de abandonarlo porque sentí que ya lo había logrado. Después no me escogió él, lo escogí yo libremente para ser dueño de mi propia vida. Volví a jugar tenis y empecé a apreciarlo; como resultado gané más torneos que antes y el tenis me dio a mi esposa. Amo el tenis. ¿Qué victoria sobre Sampras es la que más recuerda? Recuerdo todas porque fueron pocas (risas) . Ganarle a Pete siempre fue especial. Recuerdo la victoria en Australia pero también recuerdo algunas derrotas especiales. El partido más importante que hemos jugado fueron los cuatro tie break en el US Open donde no nos quebramos el saque. Y la derrota… La más importante fue en la final del US Open en 1995 ante Pete Sampras. Yo era el número uno del mundo y venía de ganar 27 partidos seguidos. Al perder me sentí muy vacío y tuve una caída muy grande.Pete Sampras: 39 años, ex tenistaPalmarés: En 1990, con apenas 19 años, se convirtió en el triunfador más joven del Abierto de Estados Unidos. Ganó 14 torneos de Grand Slam, récord en la historia del tenis, que supera los 12 de Roy Emerson. Logró un total de 64 títulos, una marca sólo superada por Jimmy Connors (109), Ivan Lendl (94) y John McEnroe (77). Además, se alzó con el triunfo en 762 encuentros por 222 derrotas. Fue número uno del mundo de 1993 a 1998. Andre Agassi: 40 años, ex tenistaPalmarés: En 1994 llegó a ser el primer jugador que, sin ser cabeza de serie, llegaba a la final del Abierto de Estados Unidos desde 1971 y el primer estadounidense en ganarlo al vencer al alemán Michael Stich. Es, junto a su mujer Steffi Graf, el único tenista que ha logrado ganar los cuatro Grand Slam y una medalla de oro en los Juegos Olímpicos, en individuales. Tiene a su haber 61 títulos, de los cuales 60 son individuales.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad