Abel Aguilar, el aporte bogotano a la selección Colombia

Abril 10, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Filiberto Rojas Ferro / Colprensa
Abel Aguilar, el aporte bogotano a la selección Colombia

El volante bogotano se dio a conocer en el Deportivo Cali, pero como la mayoría de integrantes de esta Selección, salió joven para fortalecer su carrera en Europa.

De la misma escuela y generación de Falcao García y varios bogotanos como Stalin Motta y Rafael Robayo, el volante capitalino Abel Aguilar es otra de las piezas claves en el esquema de la Selección Colombia de fútbol, no sólo en la era Pékerman, sino desde que apareció para el fútbol. El encargado de dar el aporte bogotano a la Selección ya acumula 43 partidos con la primera camiseta de la Selección, con la que jugará su tercer mundial, ya que vistió la tricolor en dos Copas Mundo de la categoría Sub-20, la de Emiratos Árabes en 2003 con 18 años de edad y la de Holanda en 2005, ya con 20 cumplidos. El talento de Abel le ha permitido tener la confianza de los seleccionadores nacionales desde que en 2004 debutó con 19 años en la Selección de mayores durante la Copa América de Perú, en la que incluso anotó dos goles cuando Colombia avanzó hasta las semifinales. Esa actuación le abrió las puertas al bogotano, como a toda esta generación exitosa e internacional, pues su permanencia en el Deportivo Cali sólo fue hasta el 2005 y de allí partió a Italia para unirse al Udinese, club con el que iniciaría su amplio recorrido por Europa. Sin embargo, su futuro exitoso no estaría en el Calcio Italiano, ya que del Udinese tuvo un paso fugaz por el Ascoli y de allí pasó al fútbol de España, donde se consolidaría desde la segunda división, en la que recibió el premio al mejor jugador de su posición en la Liga con el Hércules. Gracias a su rendimiento, el Real Zaragoza lo solicitó a préstamo para la primera división, en la que disputó 27 partidos y anotó cuatro goles, pero tuvo que volver al Hércules, para luego ser cedido al Deportivo La Coruña, de donde dio su último paso para llegar al fútbol francés y hoy ser titular indiscutido del Toulouse. Aunque en medio de sus cambios de clubes y hasta alguno líos contractuales, con espacios de tiempo sin jugar, Abel siempre ha tenido un cupo en la tricolor, desde la era Eduardo Lara, en la de Hernán Darío Gómez, con Leonel Álvarez y ahora con el argentino José Néstor Pékerman. Y es que como volante de marca, de esos modernos que recupera para salir jugando y dar orden al equipo, Abel ha podido festejar seis goles con la tricolor, dos en aquella Copa América del 2004, dos en la Copa de Oro del 2005 y dos en juegos amistosos, uno de ellos ya en la era Pékerman, contra Guatemala. Además, Abel celebró el Sudamericano Sub-20 del Eje Cafetero de Colombia en 2005, en el equipo que hoy es la base de la Selección de mayores que se alista para afrontar la Copa Mundo de la Fifa Brasil 2014 y en la que Abel tendrá su cupo, pues se lo ha ganado con trayectoria y un rendimiento especial cuando viste el tricolor nacional.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad