Abdul Hakim, el atleta más veloz del Mundial de Atletismo de Menores

Abdul Hakim, el atleta más veloz del Mundial de Atletismo de Menores

Julio 18, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

El japonés se convirtió en una de las figuras del Mundial. Cali vio nacer a una promesa de los 100 metros planos.

[inline_video:kaltura:0_qo1kxk06:11603041:null]

En Cali fue un rayo y en el mundo su nombre empieza a ser sonoro: Abdul Hakim Sani Brown, un chico japonés con ascendencia multirracial que consiguió el logro más importante de su carrera hasta el momento. A los 17 años, este joven de pocas palabras demostró que las mismas sobran cuando se es capaz de correr los 100 metros planos en un tiempo de 10.28, marca que además fue récord de campeonato en el Mundial de Atletismo de Menores.

Desde que pisó la pista del Pascual Guerrero, la afición caleña sintió una conexión especial con el deportista, que aunque claramente es de la delegación nipona, llama la atención por sus rasgos particulares, en parte, gracias a que su papá es de Ghana, razón por la que algunos creen tiene condiciones especiales para ser fuerte en la velocidad pura.

Pero el fenómeno de Abdul con sus seguidores no es mera coincidencia, porque en Japón, a pesar de su corta edad, ya es una verdadera figura, a tal punto que lo miran como una futura medalla dorada en las próximas versiones de los Juegos Olímpicos.

“Abdul es un chico normal en nuestro país, hace las cosas que todo niño hace en el cualquier lugar del mundo, pero a la hora de correr no nos queda duda de que es diferente. Hace poco tiempo tuvo la oportunidad de participar en la competencia de los 100 metros categoría abierta con los mejores velocistas del país, y a pesar de su edad, consiguió ser subcampeón, así como en los 200 metros”, explicó Eriko Kawai, una de las integrantes de la Asociación Japonesa de Federaciones Atléticas.

A pesar del gran talento que tiene el chico que con pocas palabras, pero con muchas marcas, enamoró a la capital vallecaucana, hoy en día pertenece a un club particular en su país y aún no cuenta con un entrenador personal, lo que seguramente vendrá con el tiempo si se tiene en cuenta lo que acaba de lograr en la pista azul del sanfernandino.  

El atleta japonés, con 1.70 metros de estatura, ya en las pruebas previas del Mundial, antes de su medalla de oro, había llamado la atención al conseguir un tiempo de 10.30, que para los especialistas era más que bueno, teniendo en cuenta que se habla de clasificaciones y mucho más aún cuando se daba el lujo de bajar la velocidad antes de cruzar la meta.

“Abdul tiene muchas posibilidades de mejorar porque es muy rápido, pero realmente su técnica es muy mala. Sus brazos todo el tiempo están muy abiertos y en una posición baja; dentro de su técnica hay cosas que mejorar para que pueda ser un mejor corredor”, explicó Ato Boldon, quien es uno de los embajadores de la Iaff (Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo) y pertenece a la delegación de Trinidad y Tobago. Boldon dejó claro lo que se debe hacer ahora con Hakim, aparte de mejorar la técnica.

“Cuando se es joven hay que correr poco, pero correr bien, y entrenarse poco, pero entrenarse bien, y no hacer demasiadas cosas”, aclaró el especialista, sobre un atleta que para los japoneses también brillará en próximas versiones de los Juegos Olímpicos.

“A los 20 años creemos que Abdul puede llegar a tener un gran rendimiento. Su fuerza mental y su forma de correr puede marcar mucho más la diferencia en algunos años. Hoy Japón tiene a muchos corredores a futuro, pero él es sin duda el más adelantado”, argumentó Kahuhiko Yamazari, líder del equipo de Japón.

Antes de llegar a Cali, el corredor se estuvo preparando en Australia, donde terminó de darle forma a la excelente actuación que acaba de conseguir en la capital vallecaucana.

“La verdad, este muchacho es muy impresionante, porque lograr esa marca de 10.28 no es fácil. Yo creo que ha sido uno de los grandes animadores de este Mundial que se ha realizado en Cali”, aseguró Anna Legnani, representante de la Iaff, quien se conoce al dedillo el comportamiento deportivo de cada uno de los corredores.

“Él es un deportista particular porque toda su historia es diferente de alguna manera. Pero hay que tener claro que muchos deportistas que a esta edad son figuras, también a futuro se pueden perder. Hay que llevarlo con calma, y si sigue de esta manera, va a tener resultados sobresalientes”, explicó Legnani. Lo cierto, por ahora, es que por Cali pasó un rayo japonés.

En detalleLos japoneses llegaron hace semana y media a la capital vallecaucana, como uno de los seleccionados a animar el campeonato en la capital vallecaucana.  Los nipones tienen  en la ciudad a un total de 47 deportistas, que vinieron a participar en el Mundial.Es precisamente Abdul  el más destacado de la delegación que ha crecido en los últimos años en sus diferentes marcas.
Japón en los mundiales

Con dos medallas de oro, a falta de la jornada del domingo, los japoneses ya lograron su mejor participación en los mundiales.

La historia de los nipones comenzó en el año 1999, cuando estuvieron en la competencia de Polonia. En esa oportunidad se llevaron a casa 1 plata y dos bronces.

En Hungría 2001 consiguieron dos de bronce, mientras que en el 2003 en Canadá ganaron un oro,  una plata y  cuatro bronces.

En Marruecos 2005 crecieron en la consecución de plata, al quedarse con 4 y 3 de bronce, mientras que  en República Checa obtuvieron 1 plata y 3 de bronce.

En Italia 2009 obtuvieron un bronce; en Francia 2011, 2 de plata y un bronce. En Ucrania 2013, una de oro, una plata y dos de bronce.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad