“¿A qué entrenador no le seduce dirigir al Deportivo Cali?”: Leonel Álvarez

Noviembre 09, 2012 - 12:00 a.m. Por:
EDWARD ROJAS - El País.com.co

A Leonel no lo marea el hecho de que su nombre sea la principal opción para dirigir al Cali. Dice sentirse elogiado, pero muy aterrizado. Su mente está puesta en Itagüí, sin desconocer que lo seduce el 'azúcar'.

En la segunda parte del diálogo exclusivo con Leonel de Jesús Álvarez Zuleta, el hoy D.T. del Itaguí calificó como una ‘muy buena noticia’ el interés oficial del Deportivo Cali para ficharlo de cara a la temporada de 2013.”Las buenas noticias siempre son bien recibidas. A mí no me va a desestabilizar nada, menos cuando son buenas noticias. ¿A qué entrenador no le seduce dirigir al Deportivo Cali? Es una institución grande que siempre está buscando ser campeón, donde la exigencia y la presión son enormes”, expresó.Versiones de prensa en Antioquia aseguran que Leonel se habría reunido en el Eje Cafetero con la máxima cabeza visible de la dirigencia ‘verdiblanca’. Cuando se le preguntó si conocía personalmente a Óscar Astudillo, presidente del Cali, el estratega dijo que si se trataba del mismo que había estado al frente de la Federación Colombiana de Fútbol “sí lo conozco”, agregando que “a la doctora María Clara Naranjo –la vicepresidenta- todavía no”.Asumir la dirección técnica de un equipo que en los últimos años ha ‘quemado’ a cualquier cantidad de entrenadores, nacionales y extranjeros (la última temporada fueron dos), parece no intimidar a Leonel.“Son presiones y responsabilidades y eso siempre va a pasar. No diría que el Cali es un quemadero de técnicos, simplemente hay que lograr resultados y eso pasaría en cualquier institución si no se consiguen”, manifestó. Más allá del desfile de estrategas que han pasado y fracasado por el banquillo caleño, el profesor Álvarez está dispuesto a asumir el reto.”Los riesgos hay que asumirlos. Cuando fui jugador era atrevido y asumía riesgos, ahora como entrenador es lo mismo. Son instituciones grandes que exigen muchísimo y hay que asumir esos riesgos”, señaló.Sobre las garantías que pediría a las directivas del Cali, habló de un proyecto con objetivos claros y definidos, en el que la nómina será fundamental.“La materia prima es importante, es decir, los jugadores, porque uno diseña y prepara los trabajos a través de ellos. Importante que entiendan que lo que uno quiere es importante. Acá se trata de exigir buenos jugadores pero también es importante saber a qué institución se llega”.Hablando de su relación con los directivos, Leonel dijo no tener problemas con nadie. El técnico paisa tiene una fórmula que siempre le funciona para llevar una convivencia armónica con los Comités Ejecutivos: “Siempre he pensado que para evitar las reuniones lo mejor es ganar”. “Cuando uno entiende que las cabezas del club van por el camino que es, partiendo del Presidente, pues eso avizora de que puede darse un futuro lindo”, agregó.Leonel aseguró que hasta ahora no ha tenido que ‘parar en seco’ a algún directivo que haya pretendido pasarse por encima su autoridad frente a un grupo de jugadores.“Por la misma personalidad de uno, ya saben cómo soy. No hay necesidad de tener una frente de cuatro dedos para saber cuáles son mis códigos y qué es lo que hay que hacer. Uno escucha, pero las decisiones las tomo yo”, anticipó.Indagado sobre si estaba cerca de aceptar el ofrecimiento del Deportivo Cali, el exseleccionador nacional respondió de forma inteligente pero evasiva: “Son buenas noticias pero en estos momentos estoy con Itagüí. Soy muy profesional y serio y el Cali es una buena noticia que motivaría a cualquier entrenador por la calidad y categoría de la institución”.Como jugador activo, Leonel Álvarez militó para el América de Cali en la década de los noventas, entre 1992 y 1995. “En ese América no se pedían sino títulos y mantener una regularidad durante todo el año, que nos permitiera siempre estar al tope de la tabla. Fue una experiencia linda, una etapa maravillosa, de gran crecimiento como jugador y todavía muchísimo más como ser humano”.De Cali, a donde regresaría después de 17 años, dijo “es una ciudad maravillosa, la gente muy querida y muy exigente; es una capital muy futbolera y de gente campeona. Los clásicos con Deportivo Cali siempre fueron muy complicados y el periodismo es muy exigente también”.Finalmente confesó que ”algún día me ofrecieron trabajar en América de Cali, pero como Asistente Técnico de Hernán Darío ‘El Arriero’ Herrera. Luego no se habló más, me fui de Asistente en Pereira y vino la etapa con el DIM”. Esa experiencia con el ‘Poderoso de la Montaña’ (salió Campeón) fue el punto de partida de su carrera como director técnico, corta, exitosa y en ascenso.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad