A brindar, pero no como el chileno Jorge Vidal (Opinión)

A brindar, pero no como el chileno Arturo Vidal (Opinión)

Octubre 15, 2017 - 09:40 a.m. Por:
Elpais.com.co
Selección Colombia

Colombia celebró con emoción su clasificación.

Efe / El País

Lo único malo del llamado ‘pacto de Lima’ fue haberlo hecho evidente. Por lo demás, fue perfecto y legal lo que hicieron Colombia y Perú en esos últimos tres minutos en el estadio Nacional.

Por muchos años los ‘mandamás’ del fútbol han hecho con selecciones como Colombia lo que les ha venido en gana. Cómo olvidar lo que hicieron Uruguay y Argentina el 14 de noviembre del 2001 en el Centenario de Montevideo.

Tenía más seriedad un partido de casados y solteros que ese 1-1 con que se amangualaron los del cono sur para ir ambos al Mundial de Corea-Japón, mientras Colombia dejaba la vida en Asunción al derrotar 4-0 a Paraguay. Por un gol, nada más, se quedó por fuera de la cita mundialista el equipo que dirigía Reinaldo Rueda. Eso sí fue un amaño, un arreglo, un pacto, una grosería.

Como lo fue, y vale recordarlo, el famoso 5-0 con que Argentina ‘vapuleó’ en su casa a Perú para acceder a la final del Mundial de 1978. Se supo luego del pago de 50.000 dólares y la implicación del arquero ‘Chupete’ Quiroga.

Y se olvidan los chilenos, los mismos que ahora están pegando un grito en el cielo, del arreglo que hicieron con España en el Mundial de Sudáfrica 2010 cuando perdían 2-1 y acordaron no hacerse más daño para avanzar ambas selecciones a los octavos de final.

Chile no se quedó por fuera del Mundial de Rusia 2018 por culpa de Colombia y Perú. Chile se quedó por fuera por culpa de Arturo Vidal y su ‘corte’ de vagos y borrachos que le dieron prioridad a sus andanzas por encima del fútbol y la disciplina, como lo han denunciado la esposa y la suegra del arquero Claudio Bravo.

Y todo ello con la anuencia y el silencio del técnico Juan Antonio Pizzi y los directivos de la Federación Chilena de Fútbol. “Todos saben que Vidal llegaba curado (ebrio) a los entrenamientos y las concentraciones”, ha dicho la suegra de Bravo.

Me parece irrisorio ver y escuchar a periodistas chilenos que reclaman juego limpio y demandas ante la Conmebol y la Fifa y el TAS y hasta el Vaticano para que la Roja vaya al Mundial. No. Ocúpense de denunciar en detalle los escándalos y excesos dentro del equipo para hallar los responsables de la penosa eliminación de la bicampeona de América.

A Falcao, a Colombia y a Perú déjenlos quietos. Nunca hubo amaños ni arreglos como los mencionados anteriormente. Un acuerdo se hace de manera previa y lo que vimos todos en el estadio Nacional fue dos equipos luchando profesionalmente por un cupo al Mundial, presos de la tensión y el nerviosismo propios de estos partidos.

Cuando el juego estaba 1-1 y Falcao fue alertado por Pékerman de que ya habían terminado los otros partidos y que tanto Perú como Colombia estaban en Rusia, el ‘Tigre’ simplemente se dedicó a pasar el mensaje para no atacarse más en esos últimos tres minutos. ¿A eso le llaman ‘pacto’? Yo le llamo estrategia.

Lo malo fue haberla hecho evidente. Y Colombia y Perú, que brinden por el resultado, pero no como lo hacen Vidal y su ‘corte’.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad