1996, temporada inolvidable: fin de una larga abstinencia

1996, temporada inolvidable: fin de una larga abstinencia

Noviembre 21, 2012 - 12:00 a.m. Por:
El País.com.co
1996, temporada inolvidable: fin de una larga abstinencia

Una gigantesca alfombra verde cubrió todo el ‘Pascual Guerrero’, desde las tribunas hasta el campo de juego. La emoción de un triunfo largamente anhelado.

Con el título del 96 terminó una sequía de más de dos décadas. Fernando 'Pecoso' Castro, exjugador verdiblanco en los 70's y 80's, el artífice de la sexta.

En el primer semestre del año 1995 se jugó en Colombia un campeonato de sólo seis meses, denominado Torneo Nivelación, del cual se tituló campeón el Atlético Junior, con el liderazgo de Carlos ‘El Pibe’ Valderrama.A partir de agosto la reglamentación dio un giro de 180 grados y por primera vez en 47 años de existencia de la Dimayor, el torneo se programó en dos años: entre el segundo semestre de 1995 y el primero de 1996, asimilando con ello la forma de jugar los campeonatos en Europa.Entonces surgieron nuevas esperanzas con la llegada al banquillo de Fernando ‘Pecoso’ Castro. El equipo recuperó su mística y temperamento en la cancha y ocupó el cuarto puesto, de cara a un panorama lleno de optimismo.El equipo del ‘Pecoso’ se destacó de principio a fin. Consiguió permanecer invicto a lo largo de 20 jornadas, logró 15 victorias seguidas como local, alcanzó el primer lugar del Finalización y la Reclasificación y se hizo a las máximas bonificaciones.Lo que habían cosechado a lo largo del torneo les permitió superar un mal paso en el cuadrangular semifinal y encarar con toda el alma el último tramo de la competición.Gracias a una campaña sencillamente asombrosa, Deportivo Cali se alzó también con el torneo ‘Finalización’. Fue el noveno triunfo de los verdiblancos en esta fase de los campeonatos, desde su establecimiento en 1968. Sumados los dos certámenes de esta nueva modalidad de torneo de la Dimayor -48 partidos- los hombre de Fernando ‘Pecoso’ Castro completaron 100 puntos, fruto de 29 victorias, 13 empates y sólo seis derrotas. Todo lo anterior ratificado con la artillería más poderosa, 104 goles (63 como local y 41 como visitante) circunstancia que permitió evocar la vieja época del ‘Rodillo Negro’. Edison ‘El Guigo’ Mafla aportó 28 goles, Walter Escobar 19, Hamilton Ricard 11 y Víctor Bonilla 10, e igual cantidad Oscar Quagliata. De esas 104 dianas, un solo autogol, el cometido por Arturo Reyes, del Atlético Bucaramanga.Los dos cuadrangulares semifinales, con base en el puntaje de la Reclasificación, quedaron establecidos así: Grupo ‘A’: Deportivo Cali, América, Once Caldas y Unión Magdalena, mientras en el Grupo ‘B’, Atlético Nacional, Deportes Tolima, Millonarios y Atlético Junior. La primera fecha se cumplió el domingo 19 de mayo y cinco días más tarde murió, en pleno vuelo, entre Cali y Miami, el ex presidente de la institución, el filipino de nacimiento, Alex Gorayeb.A la gran cita por el título clasificaron por el Grupo ‘A’ el América, con Diego Edison Umaña, el y Deportivo Cali con Fernando ‘Pecoso’ Castro, mientras por el Grupo ‘B’ Millonarios al mando de Miguel Augusto Prince y Atlético Nacional a órdenes de Juan José Peláez.Ante 45.199 personas que pagaron $ 319’728.750, –recaudación para los ‘Diablos Rojos’– Deportivo Cali y América protagonizaron el clásico regional número 201 de la historia. Sin duda el más importante, especialmente para el Deportivo Cali, pues gracias al empate a cero goles que prevaleció en los 90 minutos de juego, se tituló por sexta vez, en su largo historial, campeón de Colombia, después de una campaña sencillamente histórica.Contra la costumbre habitual, el partido comenzó a las once de la mañana. América, a órdenes de Diego Umaña, jugador del Cali en el ciclo de 1971 a 1980, fue un rival de cuidado, pues llegó reiteradamente al arco de Miguel Calero con riesgo de anotar, situación que se hizo más dramática cuando en Medellín, Millonarios, por acción de Marcio, abrió el marcador a los dos minutos del tiempo final y después certificó el triunfo Ricardo Lunari. Cinco minutos de suspenso, de dramatismo, mediaron entre la conclusión de los dos partidos.Locura colectiva en el estadio al finalizar el juego, luego del pitazo del juez Julián Idárraga. Después de casi 22 años de contenidas emociones, el público aprovechó el más leve parpadeo de la fuerza pública e invadió, desde todas las tribunas, el campo de juego para sacar en hombros a sus ídolos: Mafla, Guagliata, Calero, Zapata, Ricard, Pareja y al propio técnico campeón y demás jugadores. En 1997 y tras la partida del ‘Pecoso’ Castro, pasó por las huestes ‘verdiblancas’ el hoy seleccionador de Ecuador, el vallecaucano Reinaldo Rueda, quien solo logró un modesto cuarto puesto.CRÉDITOS* Libro “Deportivo Cali: Nuestra Historia”Publicado por la Asociación Deportivo Cali en 2008”* Libro “Sentimiento Verde”Publicado por El País en 2003.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad