“Yo soy la persona más discriminada de Colombia”, Alejandro Ordóñez

Agosto 27, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
“Yo soy la persona más discriminada de Colombia”, Alejandro Ordóñez

El procurador general de la Nación, Alejandro Ordóñez.

El procurador general, Alejandro Ordóñez, dice que busca la reelección porque tiene el talante para ese cargo y lo ha demostrado. “Ni las normas, ni las decisiones judiciales, ni la aplicación de la ley logran romper el espinazo a la corrupción”, asegura.

El periodista Daniel Coronell en su última columna lo acusa de estar convirtiendo la Procuraduría General en un “coto de caza” para los políticos y dice que usted la está entregando a cuotas para asegurarse su reelección, ¿qué le responde frente a este señalamiento?Que yo esté entregando la Procuraduría a los políticos, primero, no puede ser, la Procuraduría tiene 4.000 funcionarios y cerca de 3.000 son de carrera. Ahora, que se hayan nombrado recomendados de políticos, mire, en la Procuraduría recibo perfiles de las más disímiles proveniencias, recibo de dirigentes gremiales, de funcionarios, de entidades universitarias, de mi familia, de mis hijas, llegan a la página web.También le recibo perfiles a los políticos, no voy a decir que no, y eso no lo hace el procurador Ordóñez, el sistema está diseñado así. Entonces, así como recibo esos perfiles, los someto a estrictos procesos, los entrevisto, analizo hojas de vida, se vinculan, se desvinculan, son buenos funcionarios, son malos, son corruptos, no son corruptos. Lo grave es entregar la función para que la jefe con el secretario elijan. En eso sí tengo absoluta tranquilidad de conciencia, absoluta seguridad de que he ejercido la función de acuerdo a la Constitución y la ley. No voy a decir que yo nunca he recibido algún perfil político, sí los he recibido. Si el señor Daniel Coronell ejerciera la función, Dios quiera que nunca, haría exactamente lo mismo. Yo no necesito eso para ser reelegido, ni tampoco me trasnocha la reelección. Hice una gestión, hay unos frutos, desde luego, controversiales, y estoy aspirando a que me reelijan, pero si no me reeligen no pasa nada, no me voy a arriesgar de manera tan rupestre y rudimentaria.¿Y por qué quiere que lo reelijan?Primero, creo que tengo el perfil para Procurador; segundo, porque la Procuraduría es un órgano que tiene un diseño institucional que le permite enfrentar los grandes retos que tiene la sociedad, que es, entre otros, la lucha contra la corrupción, y para eso se requiere decisión, voluntad política y carácter y creo que yo los tengo. Tercero, porque es necesario que el país tenga un Procurador del talante que yo tengo, que la sociedad requiere para que se den las batallas que se están dando y que se ejerza con el temperamento de autonomía y de independencia con que he ejercido. Ahora, no es suficiente con que yo lo diga, el menester es que quienes me deban ternar lo hagan, y quienes me deban elegir lo hagan, pero ahí hay unas circunstancias que no dependen de mí. Una de las críticas que se le hace es que usted ha variado posiciones con congresistas que son investigados por parapolítica y que en algunos casos ha pedido que se les absuelva y en otros ha archivado investigaciones como la del senador Juan Manuel Corzo. ¿Eso es estrategia para asegurar la reelección en caso de que lo postulen?Por Dios. El país le debe dar gracias a Dios por tener un Procurador independiente, he asumido posiciones divergentes con la Corte, con la Sala Penal. La función del Procurador es ser garante de los derechos de los ciudadanos, proteger el debido proceso, el derecho a la defensa y no tengo que coincidir con la Fiscalía ni con el juez. Si yo tengo que absolver, absuelvo, porque me someto a la realidad probatoria, si tengo que condenar, condeno.Recién elegido, decía algún periodista que ‘fue elegido el absolvedor general de la Nación’ y últimamente me dice, ‘el perseguidor general de la Nación’, entonces ay de un procurador que no sea independiente frente a las decisiones de la Fiscalía o del juez. He sancionado a altos funcionarios territoriales, a 188 alcaldes en ejercicio. A 14 exalcaldes; 14 gobernadores en ejercicio, 9 exgobernadores. Se ha pedido la absolución del 35% y las condenas de más del 65% en parapolítica. Congresistas sancionados por la Procuraduría General de la Nación, ¿cuándo se había sancionado a un senador?, jamás. Yo he sancionado a 18, muchos de ellos me eligieron, entonces no me vengan con ese cuento, porque la realidad dice otra cosa y si tengo que seguir absolviendo, lo haré. No soy apéndice de nadie, ni de la Corte Suprema, ni del Consejo de Estado ni del Presidente. ¿Cree que el efecto disuasorio que tienen las sanciones, en el caso de los políticos se cumple? , a uno le da la sensación de que no le temen a nada...Parece que hubieran perdido la vergüenza, pero no solamente los políticos, es que el problema es de toda la sociedad. Aquí se cree que todo se soluciona con una ley o con una sentencia y algunos creen que hay que reformar la Constitución para contrarrestar los problemas del país. Ni las normas, ni las decisiones judiciales, ni la aplicación de la ley por rigor logran romper el espinazo a la corrupción, aquí lo que hay que hacer es una estrategia, una articulación de una política pública y social coordinada para enfrentarla. Eso no es un problema del político, es en toda la estructura social; nosotros nos quejamos de los políticos, tenemos razones para quejarnos, pero la corrupción ha tocado también lo particular y lo privado, porque los beneficiarios de la corrupción pública son los particulares.Con la elección del magistrado Luis Guillermo Guerrero el Partido Conservador, su partido, afianzó el control de la Corte Constitucional y eso generó malestar en otras colectividades, ¿cree que en caso de ser postulado eso podría afectar su elección?No se pueden confundir peras con manzanas, ahí debo hacer una aclaración a quienes hacen esa lectura de la elección del doctor Guerrero y el argumento que sostienen es que se romperían los equilibrios, la Corte de tradición Liberal. Una corte no puede ser Liberal ni Conservadora, eso es muy grave para la sociedad y para el ordenamiento jurídico, lo que debe es ser garante o defensor de la Constitución. Yo he sufrido esas embestidas cuando me iban a elegir Procurador. Ahora, los órganos colegiados se enriquecen con la pluralidad, con la diversidad de concepciones jurídicas, filosóficas. La pluralidad no puede ser uniforme. De no ser ternado, ¿aspiraría a la Presidencia de la República?Yo creo que voy a ser reelegido, pero si no lo soy, tengo vocación por lo público así que voy a seguir circundando la vida pública, pero no más.Usted nunca ha ocultado sus convicciones religiosas ni ideológicas y sobre ello lo han cuestionado, ridiculizado, ¿usted se ha sentido discriminado por su forma de pensar?Yo casi que soy el primer discriminado en el país. Yo me siento el primer discriminado de Colombia porque cuando determinados sectores de opinión vieron inevitable mi elección, hace cuatro años, quisieron impedirlo a toda costa y empezaron a investigar en mi vida como juez y no encontraron ni un acto prevaricador, ni cosa que afectara mi reputación para aspirar a la Procuraduría. Entonces enviaron unidades investigativas a Bucaramanga para ver qué había en mi vida, para que no pudiera ser elegido y encontraron una que era terrible ¿cuál?, que yo era católico practicante y que era conservador ortodoxo. Recuerdo que una revista, que aparece semanalmente, había publicado 7 artículos contra mí, todos los Samper (primera y segunda generación), todas las María Jimenas, y los Coroneles y los Bejaranos, todo esos, el argumento era ese, mis convicciones religiosas, políticas y filosóficas. El gran inquisidor. Sin embargo, un día fui al Senado un poco temeroso, me encontré con un Senador del Polo Democrático, que no es Alcalde de Bogotá, y me llevó por allá a un rincón del Senado y me dijo: ‘doctor Ordóñez, yo tengo un problema de conciencia, es que mi mamá me llamó hoy y me dijo que tenía que votar por usted porque sí ese señor piensa lo mismo que nosotros, usted mijito tiene que votar por él. Y yo soy un hijo dócil y tengo que votar por usted’.Eso me demostró que la opinión pública no es la opinión publicada, esa clase de opinión que circula en esos meandros que han estado encriptados en las universidades y en sectores muy restringidos, pero el resto de la gente piensa otra cosa. Ellos no me critican lo que hago, sino lo que yo pienso. A mí me han criticado mucho mis conceptos en materia de aborto, de matrimonios homosexuales, de adopción por parte de parejas homosexuales, de Patria Potestad, consumo de drogas, pero si usted se pone a leer los conceptos que yo he dado en la Corte Constitucional, son referidos a la Constitución, a los precedentes. Entonces, el común de la gente diría: ‘No, es que el Procurador cita a Santo Tomás, a Juan Pablo II...’. No, no hay ningún argumento confesional en mis conceptos, pero a ellos lo que les interesa es descalificarme por mis convicciones. Usted ha abierto cuatro indagaciones contra el general Santoyo, sin embargo, cuando era Consejero de Estado participó de la decisión de suspender la sanción que la Procuraduría le había impuesto al oficial, ¿fue un error haber procedido así?No, no fue un error. Primero, los hechos que se investigaron en su momento por la Procuraduría fueron del año 95 ó 97 cuando él fungía en Antioquia por 850 interceptaciones telefónicas. La Procuraduría dejó prescribir la mayoría de esas conductas disciplinables, solamente quedaron 50 ‘chuzadas’ que fueron investigadas y la Procuraduría destituyó al general Santoyo, él demandó y el Consejo de Estado, Sección Tercera, suspende provisionalmente la destitución que la Procuraduría, no anuló la destitución, la suspendió. Hoy, el Consejo de Estado no ha tomado la decisión de fondo pero ¿por qué suspendió provisionalmente la destitución? Por ser violatoria del debido proceso. ¿Es posible que un oficial de la Policía haga lo que hacía Santoyo, que reconoció ante las autoridades en Estados Unidos su ayuda con paramilitares, y que nadie se dé cuenta? Ha sucedido. Mire, normalmente muchos edecanes de los presidentes han corrido la misma suerte. Acuérdese de Royne , el de Pastrana; el de Samper, el señor Osorio. Donde hay poder, hay interés en acceder a ese tipo de funcionario, las organizaciones delincuenciales buscan permearlos, porque cuánta información valiosa se obtiene estando al lado del Presidente.Desde luego que es una vergüenza nacional lo del general Santoyo, eso deslegitima aún más nuestra institucionalidad y es un indicio de qué tanto estuvo permeada la inteligencia militar por las estructuras criminales. Aquí el narcotráfico ha permeado nuestra institucionalidad, y el Estado ha sido muy discriminador, porque no sólo lo han permeado bandas de paramilitares sino que las Farc igualmente han permeado y permean la función pública.Hace unos días el alcalde Guerrero dio por terminado el contrato con SiCali para el recaudo de impuestos, Cali perdió $1,6 billones y el Consejo de Estado, donde hay un proceso desde el 2007, no se pronuncia, ¿qué puede hacer la Procuraduría para sancionar ese daño patrimonial al bien público?Nosotros pedimos al Consejo de Estado, hace ya varios meses, la prelación para que se tomara una decisión, pero ahí hay una circunstancia que usted anota y son los daños patrimoniales que genera la mora en la administración de justicia, es indudable que hay unas responsabilidades del Estado juez y del mismo sistema judicial, que por las congestiones paralizan la administración de justicia con grandes afectaciones económicas y sociales a las diferentes instituciones y personas vinculadas allí.¿Qué va a hacer la Procuraduría frente a los derechos que la Fiscalía le violó a Sigifredo López?Todavía no hay una decisión definitiva por parte de la justicia, hay que esperar la decisión final. Hemos estado muy activos en ese y en los procesos que hemos estado interviniendo. Hay una reiterada jurisprudencia del Consejo de Estado en ese sentido que a quien se le priva injustamente de la libertad tendrá que ser indemnizado por parte del órgano judicial que privó injustamente de la libertad, hay una responsabilidad de carácter objetivo.¿No cree que se le ha ido la mano en las sanciones contra la exsenadora Piedad Córdoba?No creo. Las decisiones que he tomado contra la exsenadora han sido sometidas a la Ley y al debido proceso.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad