Y si el vicepresidente Angelino Garzón no se recupera, ¿qué?

Junio 24, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Colprensa
Y si el vicepresidente Angelino Garzón no se recupera, ¿qué?

Angelino Garzón, exvicepresidente de Colombia.

arias dudas han surgido después de conocerse el estado de salud del vicepresidente de la República, Angelino Garzón.

Varias dudas han surgido después de conocerse el estado de salud del vicepresidente de la República, Angelino Garzón. Una de las principales es ¿qué pasará si no puede regresar a su cargo?Según la Constitución, es el Congreso al que le corresponde elegir su reemplazo en caso de muerte, renuncia o incapacidad permanente. Sin embargo, expertos aseguran que existe un vacío jurídico, pues constitucionalmente no está establecido cómo se debe proceder frente a una ausencia temporal. Ésta última podría ser una posibilidad en caso de que Garzón necesite incapacidad para recuperarse del accidente cerebro vascular que sufrió el lunes.Por el momento sólo se puede hablar de hipótesis, pues el futuro del cargo dependerá de la evolución médica del Vicepresidente. Lo que si está claro, en materia jurídica, es que si no hay una evolución favorable o si se llega a presentar una incapacidad definitiva, quedaría la vacancia del cargo y se procedería a elegir a un nuevo Vicepresidente.El Artículo 205 de la Constitución indica que: “En caso de falta absoluta del Vicepresidente, el Congreso se reunirá por derecho propio o por convocatoria del Presidente de la República, a fin de elegir a quien haya de reemplazarlo para el resto del período. Son faltas absolutas del Vicepresidente: su muerte, su renuncia aceptada y la incapacidad física permanente reconocida por el Congreso” .De acuerdo con el expresidente de la Corte Constitucional Alfredo Beltrán, se tiene un antecedente frente a uno de esos casos, que ocurrió durante el gobierno de Ernesto Samper Pizano (1994-1998). “Samper tenía como vicepresidente a Humberto de la Calle Lombana, quien renunció; el Congreso eligió a Carlos Lemos Simmons” .No obstante, explicó Beltrán, con Garzón “hay que esperar el parte de los médicos, pues no hay un término de tiempo especial. No hay cabida para un reemplazo temporal, pero lo que la Constitución si prevé es que si el Vicepresidente no puede asumir el cargo, se asignará, por ejemplo, a un ministro en el orden de precedencia que establece la ley, pero todavía no se sabe si eso pueda pasar”.¿Vicepresidente o Designado?A raíz de la situación de Garzón, el debate ha ido más allá, pues puso sobre la mesa la posible eliminación del Vicepresidente y el retorno a la figura de un designado presidencial. Curiosamente, el último designado fue el hoy presidente Juan Manuel Santos, cuando se desempeñaba como ministro de Comercio Exterior, en el gobierno de César Gaviria.El cargo de designado correspondió en Colombia a la persona encargada de sustituir al Presidente en caso de falta temporal o absoluta, y existió entre 1843 y 1991, con algunas interrupciones.Aunque esta figura ya no existe, para el analista Rubén Sánchez, “en caso de incapacidad permanente de Garzón se volvería de cierta forma a la elección del designado, una figura que se ha mantenido de alguna manera, pues si el presidente viaja deja encargado siempre a algún ministro. En la práctica seguimos con el designado, aunque constitucionalmente en caso de que falte el Presidente, sería el Vicepresidente quien asuma”.A pesar de esta percepción, Sánchez fue enfático al afirmar que este es el peor momento para plantear esta discusión “después de lo que ha ocurrido con la Reforma a la Justicia”. Aún así, no descartó que a mediano plazo sea conveniente debatir una reforma constitucional que permita abolir el cargo de vicepresidente, pues según dijo “ha habido algunos problemas”.“La verdad es que el Vicepresidente no tiene funciones, normalmente desde la época de Ernesto Samper se le ha encargado de los temas de Derechos Humanos, pero esa no es una función de Gobierno. No es como en Estados Unidos, donde el vicepresidente asume la Presidencia del Congreso. Aquí no tiene funciones claras” , agregó.Por su parte, el constitucionalista Juan Manuel Charry aseguró que “cada vez que tengamos un vicepresidente independiente se va a abrir el debate sobre la eliminación de ese cargo”. A su consideración, es válido plantear esas discusiones, pero cree que no es momento para ello, tras añadir que cree que la Vicepresidencia ha funcionado correctamente”, afirmó. El representante a la Cámara Telésforo Pedraza ha criticado la figura de la Vicepresidencia, pero aclaró que su postura no se relaciona con una divergencia personal con Garzón: “Cuando presenté el tema hace dos meses el Vicepresidente estaba muy bien y eso no era por Garzón, sino era un análisis de una figura que no había sido importante y creo que hacia adelante hay que buscar nuevas figuras, como la que existía antes de designado presidencial” .DivergenciasAngelino Garzón ha manifestado que en lo político se siente del lado de la izquierda y en lo social de los trabajadores. Al inicio de su carrera pública se dio a conocer por su perfil sindicalista y contestatario.Quizá por esos antecedentes, dentro del Gobierno ha generado controversia por sus comentarios y opiniones, que en ocasiones ha dirigido contra la propia administración. De hecho, se llegó a especular sobre una supuesta disputa entre Garzón y Santos, que fue desmentida por el mismo Vicepresidente al argumentar que esa era “una pelea inventada” y que los dos trabajan por un país mejor.Sobre este tema, el representante Pedraza dijo que no era la primera vez que se presentaban divergencias entre dignatarios. “Mire las dificultades que tuvo el expresidente Uribe, pues se había dicho que Francisco Santos le había ‘lagarteado’ la Vicepresidencia, porque él lo que quería era nombrar de vicepresidente a Juan Lozano” El constitucionalista Charry opinó que la gestión de Garzón frente “a los derechos humanos ha sido buena, pero dice que no fue partidario de que buscara la candidatura a la OIT en su condición de vicepresidente, “creo que ahí se equivocó. De resto pienso que ha cumplido con sus funciones, ha guardado cierta independencia en el sentido que criticó políticas gubernamentales, pero esto es razonable dentro de la dinámica política”.Reiteró, además, que la Constitución regula únicamente las faltas absolutas y no temporales, por tal razón queda el camino abierto para que ante una eventual ausencia temporal de Garzón sea el presidente Juan Manuel Santos quien designe a un encargado.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad