Vicepresidente condena homicidio de seis personas en las últimas horas

Febrero 13, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co I Colprensa
Vicepresidente condena homicidio de seis personas en las últimas horas

Angelino Garzón, vicepresidente de Colombia.

La masacre de cinco personas en la vereda Dios Peña, jurisdicción del municipio de San Miguel, Putumayo, y el asesinato de una funcionaria del CTI en Armenia, merecieron el rechazo del Vicepresidente Angelino Garzón.

La masacre de cinco personas en la vereda Dios Peña, jurisdicción del municipio de San Miguel, Putumayo, y el asesinato de una funcionaria del CTI en Armenia, merecieron el rechazo del Vicepresidente Angelino Garzón.En la vereda Dios Peña varios hombres, aún sin identificar, atentaron contra una familia de la zona. Cinco personas resultaron muertas, entre ellas una niña de cinco años. Se trata de Luz Marina Roa, de 59 años; su hija Mery Roa, de 35; y su nieta Sarit Yulieth Alfonso, de 5; además de José Erazo Benavides, de 35 años y José Florencio Palacios, de 57, trabajadores de la finca donde se encontraba la familia. En Armenia, la funcionaria del CTI asesinada corresponde a Alicia Giraldo Giraldo, quien llevaba 15 años trabajando en la institución y fue ultimada por parte de sicarios en la vía pública El Vicepresidente condenó estos hechos violentos y dijo que la criminalidad organizada y los grupos armados ilegales sólo le hacen daño a la población inocente. Le pidió a las autoridades iniciar con prontitud las investigaciones y esclarecer los hechos y a la comunidad entregar información que permita encontrar, judicializar y sancionar a los responsables de estos atroces asesinatos. Por otra parte, el Vicepresidente lamentó los hechos en los que fue herido gravemente Elber Arango Correa, Fiscal 118 de la URI de la ciudad de Cali, quien fue abordado por individuos que le dispararon por hurtarle el dinero que había retirado de una entidad Bancaria. Por último, hizo un llamado a las autoridades para que se investigue y sancione con todo el peso de la ley a los responsables de la agresión sexual que sufrió una niña indígena de 13 años en Tame, Arauca. Al parecer se trata de cinco integrantes de la Fuerza Pública. Recalcó el Vicepresidente que los niños y niñas del país merecen una especial protección y cualquier violación a sus derechos debe ser sancionada ejemplarmente. Dijo que el Gobierno Nacional no va a permitir que servidores públicos, en especial los integrantes de las Fuerzas Militares y de Policía, se vean involucrados en casos de violación de Derechos Humanos y de ser así serán relevados de sus cargos y duramente sancionados.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad