Valle, tras la reelección en el reinado nacional

Valle, tras la reelección en el reinado nacional

Noviembre 06, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Verónica Gómez Torres, reportera de El País
Valle, tras la reelección en el reinado nacional

Las medidas de Melina Ramírez son 89-61-97. Estatura 1,77 centímetros. Hace tres años se realizó la mamoplastia de aumento. Adelanta quinto semestre de publicidad.

La Señorita Valle, Melina Ramírez, tiene el reto de retener la corona que Catalina Robayo ganó el año pasado. Opciones.

De nada sirvió que se negara a ver revistas, noticieros o entrar a sus cuentas de Facebook o Twitter. Muy pronto Melina Ramírez, Señorita Valle, se dio cuenta que no pasará desapercibida este año en el Concurso Nacional de Belleza. Bastaba con llegar a la Heroica para percibir el inmenso favoritismo que el pueblo cartagenero le profesa a través de aplausos, fotos o coros, y hasta con el título de reina de la Policía Nacional a los que ella responde con sonrisas que ocultan muy bien la gran sorpresa que se ha llevado en los primeros días del reinado.Tanto la ha marcado la reacción de la gente que cada mañana, puntual a las 6:00 a.m., en una llamada, le describe detallamente a su madre la alegría que reflejan las miradas de los cartageneros cuando ella los saluda. Eulalia Pinedo, avesada periodista de El Universal de Cartagena, da fe de eso. “El impacto que ha logrado en los cartageneros hasta el momento es grande. Uno escucha a la gente decir “este año Valle repite” y “esta va a ser” cuando las candidatas llegan a los eventos. Sin duda, puedo decir que Melina estará entre las cinco finalistas”, asegura esta especialista en reinados de belleza.No en vano, por la belleza magnética que irradiaba desde que nació, sus padres la bautizaron ‘Melina’, que en griego significa “linda doncella”. Ahora, esta vallecaucana posiblemente le traiga al Departamento la décima corona.Repetir título dos años consecutivos es una hazaña que no sucede en el Valle del Cauca desde 1953, cuando Leonor Navia coronó a Luz Marina Cruz como Señorita Colombia. Según Jorge Dusterdieck, relacionista público y asesor de reinas, desde la época de Carolina Cruz no se observaba un apoyo tal por parte del pueblo, que aclama sin parar a la candidata vallecaucana en todas sus presentaciones.“Los expertos afirman que si la corona no es para Melina, de todas maneras le espera un gran futuro en las pasarelas y en la televisión, más que reina de belleza ella parece una ‘top model’ de portada”, añade Dusterdieck.Sin importar quién entregue la corona, Melina tiene claro que lo que importa es quién la está recibiendo, y para eso está preparada, aunque ser reina de belleza no fuera uno de sus sueños cuando pequeña.Ella lo toma como un nuevo reto que se suma a los que ha alcanzado a sus escasos 21 años: graduarse con honores del colegio, estudiar inglés en Canadá, adelantar estudios de publicidad lejos de su natal Cali y aprender italiano.Las lecciones de su antecesoraSi algo aprendió Melina Ramírez de su antecesora, Catalina Robayo, es que más que belleza una reina debe tener carisma. Y a ella le sobra, como dice Jorge Hernán Orozco, preparador de reinas: “Ella es una mujer encantadora que enamora con su mirada, con su ternura y con su seguridad al hablar”.La misma Señorita Colombia, Catalina Robayo, la describe como una candidata de una alegría explosiva y llena de energía, “la cual a veces debe aprender a controlar para escuchar mejor lo que se le pregunta”, le aconseja.Para el asesor de reinas, Oscar Fabián Chacón, Melina tiene carácter, sabe lo que quiere, se pone retos y los cumple, algo que debe tener una Señorita Colombia.Pero tal vez uno de sus mayores fuertes es tener uno de los rostros más lindos del concurso, “una cara angelical”, como sostiene la productora general de Minicromos, Mónica Moreno. “Melina es inmensamente fotogénica, las cámaras la aman, además es glamourosa y tiene una seguridad que refleja con su actitud frente a la cámara. Tiene unas piernas infinitas y bien trabajadas”, opina Moreno. Su estatura es otro de sus fuertes, 1,77 centímetros hacen que se destaque entre el grupo. Su cuello largo la hace ver elegante y estilizada. “Por ser desde pequeña una deportista consagrada, aún conserva un cuerpo atlético y sano”, dice Dusterdieck.A eso se suma su mirada encantadora e intimidante, a la que le debe el título de Señorita Valle. “Los jurados me dijeron que era la única reina que siempre los miró a los ojos. No me daba miedo retarlos y decirles con la mirada: ‘Yo soy, no lo duden más’”, confiesa la actual Señorita Valle.Otro factor que juega a su favor es el hecho de dominar dos idiomas extranjeros: inglés e italiano. Y adelanta estudios de francés. Aunque las candidatas aún no han pasado la prueba en vestido de baño, para la periodista Eulalia una de las desventajas de Melina es que tiene una espalda muy ancha.Otros, dicen que a su abdomen le falta naturalidad y que su figura es tipo ‘fitness’, es decir, con los músculos muy marcados por el gimnasio, pero eso no le preocupa a Jorge Hernán, pues “una reina no es que se mantenga en vestido de baño”.Pero las apuestas de los reinólogos no siempre las mismas del jurado, que siempre busca un tipo de belleza diferente cada año.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad