Valerie Domínguez: un escándalo con final feliz

default: Valerie Domínguez: un escándalo con final feliz

Valerie Domínguez obtuvo el final feliz que buscaba. Más allá de lo jurídico, dicen los analistas, su estrategia fue digna del Óscar.

Valerie Domínguez: un escándalo con final feliz

Octubre 10, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co
Valerie Domínguez: un escándalo con final feliz

Cabeza baja, postura de sumisión, suavidad en las maneras y al hablar y una sonrisa imperturbable, la acompañaron. Valerie asistió a la más reciente audiencia acompañada por populares y estimados actores de la Tv. colombiana que reforzaron el mensaje subliminal de apoyo masivo a la ex reina.

Valerie Domínguez obtuvo el final feliz que buscaba. Más allá de lo jurídico, dicen los analistas, su estrategia fue digna del Óscar.

Por lo pronto, esta ‘telenovela’ de la vida real no termina con una pareja sonriente, sino con un compromiso matrimonial roto y con par de enamorados que ventilaron agresión verbal, episodios de violencia física, escenas de celos, manipulaciones y más detalles escandalosos de su intimidad ante los estrados judiciales. La novela ‘Valerie Domínguez y Juan Manuel Dávila’ (por el caso Agro Ingreso Seguro) concluyó con la absolución de la ex reina y actriz , pero en el aire queda la sensación de que esta historia tuvo “todos los ingredientes de un ‘reality’ porque movió masas, tuvo alto ‘rating’ y contó con dos bellos como protagonistas: Valerie y su novio Juan Manuel”, dice Sandra Naar, entrenadora de actores y directora de la Academia de Actuación Naar Landaeta, en Cali. Naar asegura que en la vida siempre habrá actuación; y si la ex reina tuvo que actuar para no quedar involucrada “convenció, porque la finalidad del actor es que los demás te crean”. El psicólogo Andrés Felipe Castelar, profesor de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad Icesi, dice que tal vez la barranquillera sí aprovechó sus conocimientos actorales, pero en el sentido de tener buen control de sus emociones y mantener una imagen impecable. “Muchas personas esperarían de una actriz un show o un drama, pero en este caso no fue así, Valerie optó por controlarse. Tal vez tuvo la oportunidad de reconocer que sus emociones iban a jugar en favor o en contra de su credibilidad –recordemos que ella debe manejar una imagen pública por sus contratos y proteger su carrera–, así que ella se la jugó por una imagen discreta, no trató de lucir como manipuladora sino como lo que determinó el juez: como una víctima”.Y sobre el hecho de que Valerie decidiera narrar con tranquilidad y en detalle episodios muy íntimos de la vida de pareja, Castelar explica: “Tendemos a pensar que la víctima es una persona que se queda en esa misma posición, pero no siempre es así. No por recordar vuelves a vivir esa escena dolorosa, y esa distancia se logra con procesos terapéuticos”.También ha llamado la atención la manera como la ex reina lució durante los días de la audiencia: nada que revelara sex appeal, conjuntos de falda y chaqueta, el escote oculto tras bufandas discretas, escaso maquillaje y aretes muy pequeños, todo tendiente a mantener el bajo perfil. “Una persona en una posición como la de Valerie jamás sentiría felicidad como para lucir muy maquillada y con vestuario fastuoso como la hemos visto tantas veces. A través de su aspecto ella nos reveló la angustia, el temor, quería ser invisible y mostrar que se sentía mal”, expresa Naar. Otros aún no entienden cómo puede ser posible que el amor pueda llevar a una persona a ser manipulada y maltratada. “Cuando una persona dice que firma o que le hace caso a su pareja, lo primero que otros piensan es que esa persona es muy tonta, pero todos cuando estamos enamorados hacemos cosas en las que no medimos las consecuencias de nuestros actos. A veces los sentimientos sirven para guiar la toma de decisiones”, expresa Castelar. La psicóloga Gloria Hurtado, a través de sus columnas ha hecho sus aportes y en la del pasado 2 de octubre en El País, manifestó: “No conocen la esencia femenina quienes afirman que una mujer por amor no firmaría, con los ojos cerrados, una solicitud de su compañero de vida. Por amor o por temor, las mujeres son capaces de ese acto de sumisión o dependencia, sin importar siquiera su nivel de preparación intelectual”.Pero tras este episodio, en opinión de Sandra Naar, Valerie saldrá beneficiada. “El hecho de ser vista como una mujer engañada por su pareja, una mujer que no sabía en qué estaba metida y que cayó en la trampa, acrecentará su popularidad. Con el veredicto del juez, todos esos elementos harán crecer al personaje”. Pero la novela podría tener un final más feliz de lo que se ha visto, al menos así lo vaticina el columnista Poncho Rentería: “Ellos han sido dos víctimas en este paseo financiero, agrario y burocrático muy enredado. Tenían su noviazgo, se amaban, se querían. Pero terminada la película y ya que ninguno va a la cárcel ni un día, entonces viene la calma. Veo en el futuro, porque los conozco a ambos, que en diciembre estarán juntitos”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad