Uribe pidió medidas cautelares a Cidh por agresiones de Maduro

Mayo 08, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Colprensa
Uribe pidió medidas cautelares a Cidh por agresiones de Maduro

El presidente venezolano Nicolás Maduro, lanzó de nuevo acusaciones en contra del expresidente Álvaro Uribe Velez al insinuar que podría estar detrás del asesinato de un periodista deportivo del vecino país.

El abogado de Álvaro Uribe Vélez, Jaime Granados, aseguró que le preocupa cuando su cliente "salga del país, ya que en el exterior no cuenta con las medidas de seguridad que tiene en Colombia".

En un hecho sin precedentes en la historia del país, por primera vez un expresidente colombiano acude a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA para invocar medidas cautelares de protección. Se trata del expresidente Álvaro Uribe Vélez, quien a través de su abogado Jaime Granados, solicitó a ese organismo hemisférico que dicte medidas cautelares debido a las “amenazas” que ha sufrido del mandatario venezolano Nicolás Maduro. El Jefe del Estado venezolano, como se sabe, en los últimos días ha calificado a Uribe de “asesino” de un periodista de ese país y lo señaló de estar detrás de un atentado contra la vida del mandatario del vecino país. Si bien para muchos observadores políticos estas sindicaciones no pasan de ser una cortina de humo de Maduro para distraer la opinión pública debido a la crisis política por la que para atraviesa su país, la defensa del ex presidente Uribe se las tomó muy en serio. “Maduro es el que protege a las Farc y es quien tiene a sus servicios las fuerzas de seguridad venezolanas. Nunca antes en la historia el presidente de otro país había acusado a un ex Presidente de Colombia de estar detrás de un intento de asesinato y la de un periodista. De esto no ha habido antecedente. Es que una cosa es tener diferencias y hasta malos modales, como ha dado muestra el presidente Maduro, y otra es acusar a un Presidente colombiano de asesino. Maduro ya cruzó la raya”, dijo Granados visiblemente molesto. Según el jurista, esas acusaciones sin ningún fundamento “son desmedidas, muestran un odio visceral sin ningún tipo de control de lo que debe ser la actuación de un supuesto Jefe de Estado”, y dijo que Uribe “teme por su vida”. Las medidas cautelares, explicó el apoderado del ex mandatario colombiano, buscan que cesen de parte de Venezuela y del presidente Maduro las agresiones personales contra el presidente Uribe. Granados recordó que su cliente ha sido objeto de 57 atentados contra su vida, y que le preocupa su seguridad cuando salga del país. “Nos preocupa el presidente Uribe cuando salga del país, ya que en el exterior no cuenta con las medidas de seguridad que tiene en Colombia. De todas maneras queremos que la Cidh conmine al Gobierno de Venezuela y a su Presidente Maduro para que cambien esta actitud hostil”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad