Uribe desató polémica por su posición contra Hugo Chávez

Uribe desató polémica por su posición contra Hugo Chávez

Noviembre 26, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País y agencias
Uribe desató polémica por su posición contra Hugo Chávez

Relaciones. Los presidente de Venezuela, Hugo Chávez, y de Colombia, Juan Manuel Santos, restablecieron las relaciones bilaterales en agosto del 2010.

Para algunos sectores las críticas del ex presidente pusieron a ‘tambalear’ las relaciones con el vecino país.

Las recientes críticas que lanzó el ex presidente Álvaro Uribe Vélez sobre la relación entre el mandatario colombiano Juan Manuel Santos y su homólogo venezolano, Hugo Chávez, volvieron a agudizar la polémica sobre su injerencia en las políticas de la actual administración.El vicepresidente Angelino Garzón le reclamó este viernes al ex mandatario respeto por la política de relaciones internacionales del Gobierno y advirtió que no se permitirá mancillar a Santos.Garzón, quien estuvo en la Casa de Nariño, consideró que es claro que la política internacional es responsabilidad única del Mandatario colombiano.“Así como nosotros no queremos que ningún país se entrometa en nuestros asuntos, también tenemos que no entrometernos en asuntos internos de otros países”, sostuvo el Vicepresidente.Las declaraciones de Garzón se dieron en respuesta a la posición que asumió Uribe en una reunión con líderes de la oposición venezolana, a quienes les expresó que le preocupaba el manejo de las relaciones actuales. Uribe también cuestionó la reunión que sostendrá el Jefe de Estado colombiano con Hugo Chávez el próximo lunes en Caracas, sobre la cual dijo que de allí saldría simplemente una declaración y que se debería preocupar Santos porque en ese país no hay democracia.Incluso, en su cuenta de Twitter, el ex mandatario insistió ayer en su posición, al señalar que por encima de todo está respetar la democracia, la cual en su criterio no existe en Venezuela; por eso, interpretó que Santos está tratando con un dictador, sólo para que les pague a los empresarios colombianos.“Los valores democráticos no tienen precio, deben promoverse en todas partes. Hay dictaduras consolidadas por la equivocada complacencia de gobiernos democráticos. Una de ellas no pudo someternos a través del comercio”, publicó.El ex canciller y miembro de la Comisión Asesora de Relaciones Exteriores, Guillermo Fernández de Soto, en declaraciones a Caracol Radio, consideró como inconveniente las declaraciones del ex mandatario sobre Venezuela.“Lo malo es que se pretenda desde Colombia hacer oposición, eso no es conveniente con las relaciones. Que se hagan reuniones públicas en Colombia con mensajes políticos no es conveniente”, afirmó Fernández.Por el lado del Congreso, el senador del partido Cambio Radical Carlos Fernando Motoa, declaró que ese tipo de política de enfrentamiento, que busca mantener el ex jefe del Estado, no le hace bien al país, por lo que ratificó su acompañamiento al presidente Santos.En contraste, el senador uribista, Juan Carlos Vélez, celebró la posición de su jefe político y manifestó que “hay que tener cuidado con Chávez, su ídolo es el último dictador comunista que queda en el mundo: Fidel Castro”.Por el lado de los sectores venezolanos también hubo reacciones. Ramón Guillermo Aveledo, presidente Ejecutivo de la Mesa de Unidad Venezolana, dijo que el punto de vista del ex presidente “tiene un fuerte sesgo de política interna colombiana que a nosotros no nos incumbe”.Según destacó el diario El Universal, para Aveledo lo que les interesa tanto a la Unidad como al pueblo venezolano “es una buena relación entre ambos gobiernos, proporcional a la buena relación que existe entre nuestros pueblos”.No afectaría relacionesPara el ex fiscal general Alfonso Gómez Méndez, esta injerencia que ha tenido el ex presidente Uribe en los asuntos de la política exterior del país no es lesiva para las relaciones con Venezuela.Para Gómez lo que se sí es evidente es la disparidad de criterios entre ambos líderes. “Para Uribe, Chávez era un ‘coco’ y el presidente Santos llegó a mejorar esas relaciones con los riesgos y las dificultades que eso tiene”.Una posición similar tiene el analista Ancízar Marroquín, para quien la ‘tormenta’ política que desató el ex mandatario no tendrá trascendencia sobre el estado de las relaciones bilaterales.“Chávez tiene claro que una cosa es Santos y otra es Uribe. Más allá de un comentario de parte del presidente Chávez al Presidente de Colombia, no pasará más, y de pronto en una de sus alocuciones dominicales (Chávez) afirmará que esa derecha de Colombia debe estar lejos de Santos para que haya una relación armoniosa entre los dos países”, sostuvo.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad