¿Una tercera hipótesis sobre la explosión del avión de Avianca?

Diciembre 04, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Alejandra Bonilla Mora l Colprensa
¿Una tercera hipótesis sobre la explosión del avión de Avianca?

“Se han removido muchos sentimientos. También con este accidente de estos muchachos del equipo. Las tragedias aéreas siempre nos van a traer este recuerdo”, Federico Arellano.

Habla Federico Arellano, el abogado que mantiene vivo el proceso por el atentado del que se culpó a Pablo Escobar.

La historia dice que el Cartel de Medellín del capo Pablo Escobar fue el que puso la bomba al avión HK-1803 de Avianca, que estalló a pocos minutos de despegar desde Bogotá hacia Cali, dejando 107 personas muertas, el 27 de noviembre de 1989.

Pero esta semana se conoció una segunda versión, revelada por el periódico El Espectador, que indica que podría haber sido un accidente por falla del avión. Esa trabajo pone en duda el peritazgo del agente del FBI Richard Hahn, cuyos métodos fueron controvertidos después por otro agente: Fred Whitehurst.

Esta posibilidad, que causó evidente molestia en los familiares de las víctimas y sus representantes legales, dice que Hahn hizo afirmaciones sin esperar los resultados de las pruebas técnicas y excediendo su experticia. Además, que se podría haber afectado la cadena de custodia de las piezas procesales y que no había evidencias para descartar el uso de dinamita, explosivo que mencionó Carlos Alzate Urquijo, alias El Arete,  miembro del Cartel de Medellín que se atribuyó el hecho.

De acuerdo con la investigación de ese medio, Walter Korsgaard, comisionado por la Administración Federal de Aviación (FAA) de Estados Unidos, determinó que las bombas de gasolina del ala derecha podrían haber originado la explosión y que en los dos meses previos, los pilotos habían reportado  fallas en ellas.

Federico Arellano quien es representante de la familia de 20 víctimas y que además es hijo del cantante Gerardo Arellano, quien falleció ese trágico día ha liderado una campaña para que las investigaciones por el caso no paren.

Arellano  cuestionó la versión de El Espectador, señalando que le deja muchas dudas. En su criterio, si se tratara de un accidente, no se hubiera declarado como crimen de lesa humanidad, ni se hubiera demandado al Estado ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. 

El abogado  tiene una tercera hipótesis, que busca consolidar ante la Fiscalía, en donde luego de 27 años el caso sigue en investigación preliminar. Sin dar muchos detalles y a la espera de pruebas,  reveló algunas pistas. Dice que la aeronave habría caído no por un accidente, ni por el atentado, sino por una explosión provocada por un tercero. Habría otros responsables –dice— incluyendo a agentes del Estado.

Lea también: Impunidad, el otro duelo que han sufrido familias de víctimas del avión de Avianca

¿Cuál es la versión oficial de este hecho?

La versión oficial que maneja la Fiscalía 8 de Derechos Humanos, que es donde reposa el proceso, es la de un atentado terrorista. Hay pruebas que así lo demuestran: están los dictámenes técnicos; peritazgos del FBI y de los expertos en explosivos de Colombia, y declaraciones de miembros del Cartel de Medellín, que se autoincriminan.

Esa  versión oficial es la que dio sustento para que lográramos en 2009 la declaratoria de lesa humanidad. Para que se declare así,  no puede tratarse de un accidente, ni de una falla humana o  mecánica, tiene que tratarse de una conducta delictual que va contra las personas y contra la humanidad y dentro de esa declaratoria incluimos el homicidio de don Guillermo Cano, el tío de Fidel Cano (actual director de El Espectador), quien hoy ha salido a decir que la realidad de las cosas es otra.

¿Qué opina de esta nueva versión?

Genera un sinsabor gigantesco y una cantidad de dudas impresionantes, qué interés puede tener Fidel Cano en esto. Lo he dicho: si viví durante 27 años en el error salgo y lo reconozco, siempre y cuando haya pruebas, las valore el ente investigador y se demuestre. Lo asumo y tendría consecuencias de carácter jurídico, porque se retrotraerían todos los efectos jurídicos que hasta el momento hemos logrado.

Si no hubiera certeza de que se trató de un atentado, difícilmente lo hubiéramos logrado declarar de lesa humanidad, entrar en la Ley de Víctimas, demandar al Estado colombiano ante el Sistema Interamericano de Derechos Humanos. Accidente fue lo que pasó con el avión de los muchachos del equipo de fútbol Chapecoense,  pero lo otro fue un atentado terrorista.

Hay dos hechos. La autoincriminación que hace alias Arete y la llamada que le hicieron entonces a Caracol Radio adjudicándose el atentado. ¿Esto hechos se logra controvertir en la nueva versión que se está presentando?

Pues tendrán que mostrar pruebas. En el derecho no funcionan las cosas como las está pretendiendo hacer el señor Fidel Cano que es una persona tan seria y en un periódico tan serio, que por eso caben tantas dudas. ¿Cómo así que 27 años después dicen que tienen una verdad que van a entregar a cuenta gotas? Así no funciona el derecho, de pronto una campaña periodística de expectativa, pero en el derecho es con pruebas.

Ustedes dicen tener pruebas. ¿Cuáles son?

Si usted me dice que es un atentado terrorista, pues tiene que salir con el dictamen pericial y demostrarlo. Yo tengo esas pruebas, las pruebas técnicas del FBI con las que se establecen los restos de nitritos y nitratos en los pedazos internos de las paredes del fuselaje, como componentes necesarios para la manufactura de un artefacto explosivo.

Las publicaciones hablan del agente del FBI Fred Whitehurst, quien contrarresta la versión del investigador oficial, Richard Hahn. ¿Cómo valoran esta versión?

Acá no le hablo como víctima; aunque es difícil alejarse. Le hablo como profesional del derecho. Lo valoramos con beneficio de inventario, esperando la valoración oficial del ente investigador, que será quien a la postre podrá dar una respuesta. Realmente se recibe con muchos interrogantes y genera suspicacias. Es como querer estrangular la historia.

Se indica que hubo una revisión en el FBI de la investigación liderada por Hann. ¿Ustedes conocían eso?

Saldré a demostrar, dentro de la hipótesis nuestra, los hechos y las pruebas con las que contamos. El señor Whitehurst, que es una persona seria, en el momento era el jefe de explosivos del FBI y determinó que ni siquiera eso había sido así, sino que se manejaría, con muchas pruebas y muchas posibilidades, una tercera hipótesis en este caso.

A él parece que la persona que estaba por encima de él, que –si no estoy mal— era Condolezza Rice (luego secretaria de Estado), le dijo que tenía que decir que eso fue de tal forma y no de tal otra. Y el hombre, atendiendo a su ética personal, dijo que no iba a decir cosas que no eran ciertas, así le costara el puesto, porque estaba de por medio la tragedia de muchas familias. Tan así fue que lo despidieron y él creó una organización. Entonces, eso ya se había conocido, se venía oyendo y sobre eso tenemos información privilegiada que vamos a revelar.

[[nid:372276;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2014/11/atentado-avion-de-avianca_0.jpg;full;{Imágenes de archivo de la tragedia que ocasionó el atentado perpetrado contra del avión HK-1803 de Avianca, el vuelo 203 que cubría la ruta Bogotá- Cali. También se recuerda a algunos de los 107 viajeros que perdieron la vida en este siniestro, causado por una bomba que Pablo Escobar, jefe del Cartel de Medellín.Fotos: Archivo El País | Colprensa}]]

¿Son pruebas sobre que sí hubo explosivos?

Son pruebas sobre que hubo un explosivo, pero que no… (pausa) Prácticamente es una tercera hipótesis

Tienen una tercera hipótesis. ¿No accidente, no atentado?

Exactamente.

¿Cuál sería la hipótesis?

Esa sería la chiva campeona y esa hay que manejarla con mesura.

¿Están manejando una tercera hipótesis en qué instancia?

Eso se va hacer valer ante la Fiscalía. Aunque suene chistoso, 27 años después estamos en investigación preliminar y eso gracias a que logramos la declaratoria de lesa humanidad en 2009, sino no ya estaría prescrito y no valdría ni la hipótesis del atentado, ni la de El Espectador, ni la tercera que le menciono.

Ayúdeme a entender esa tercera versión, ¿de todas formas estamos hablando de manos criminales?

Manos criminales u homicidio culposo. Es decir, no necesariamente tuvo que haber dolo.

Entonces podemos hablar que esto no fue un atentado dirigido, sino que fue una explosión que se produjo por otra razón…

Pero tampoco por falla mecánica, ni por falla humana. De un tercero.

¿Una explosión provocada?

Sí, correcto.

¿Lo siguen atribuyendo al Cartel de Medellín?

No, en esa hipótesis hay otras personas involucradas.

¿Agentes del Estado?

Posiblemente.

Con 27 años de demoras en la Fiscalía, ¿cree que sea posible la consolidación de esta  hipótesis?

Tiene que darse. Así nos cueste otros 27 años, 30 ó 50, la verdad tiene que conocerse. Esto no puede quedar así.

¿Las pruebas de ello vienen del FBI solamente?

Son del FBI y locales.

Digamos que se llegara a consolidar la hipótesis del accidente. ¿Qué consecuencias haría?

Muchas, porque el andamiaje jurídico frente a los logros que hemos obtenido perdería valor. Habría otro tipo de responsabilidades, otras personas llamadas a responder. Finalmente también habría consecuencias jurídicas en favor de las víctimas. Se derrumbarían los avances que hasta el momento hay. 

El sicario Jhon Jairo Velásquez, alias ‘Popeye’, declaró y ha señalado al entonces director del DAS, Miguel Maza Márquez, en varios casos. ¿Este sería uno de esos?

Por supuesto. Lo he dicho varias veces. El DAS era la entidad estatal encargada de ser garante de los derechos y de la seguridad ciudadana y era en manos de quien estaba la seguridad del aeropuerto El Dorado. Y según la hipótesis del atentado terrorista y de las declaraciones de ‘Popeye’, la cercanía del Cartel se dio a través de sus asociados, que eran los Castaño Gil, que tenían el enlace con el DAS, para permitir  el ingreso del maletín bomba. Y él era el Director del DAS. Le cabría toda la responsabilidad.

¿Hubo alguna investigación hacia esos hechos?

Yo la pedí, pero, por alguna razón que también genera suspicacias, no la quisieron adelantar.

¿Cree que hay interés de alguien en que la investigación no avance?

Le digo una cosa: tiene que haber intereses subrepticios. Ni jurídica ni política ni socialmente frente a las víctimas tiene justificación semejante atropello: teniendo todo lo que se tiene, con las pruebas documentales y testimoniales y con los peritazgos, que tengamos 27 años de una impunidad vergonzosa. Ni siquiera hay un indiciado.

El proceso

En este proceso, ¿quién está condenado?

Solamente Dandenis Muñoz Mosquera, La Kika. ‘Arete’ está condenado por otros tipos penales, más no por el caso Avianca.

¿Cuántas veces han cambiado de fiscal? 

 La que más ha durado es la señora que está ahorita, Olga Julieta Rojas. Hemos pasado por cinco fiscales.

 ¿Usted a cuántas víctimas representa? 

A unas 20 familias. Antes eran más, pero la gente ha venido dejando el tema de lado.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad