¿Un golpe a Santos, más que para Chávez?

¿Un golpe a Santos, más que para Chávez?

Julio 18, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Hugo Mario Cárdenas López, reportero de El País.
¿Un golpe a Santos,  más que para Chávez?

Relaciones. El último acercamiento entre Álvaro Uribe y Hugo Chávez, se dio en marzo del 2008, luego de una dura confrontación en la Cumbre del Grupo de Río, en Santo Domingo.

Observadores de Colombia y Venezuela analizan el porqué de las denuncias de Uribe contra Venezuela. Como un duro revés a la posibilidad de restablecer las relaciones bilaterales entre Colombia y Venezuela, han calificado la crisis originada esta semana por el gobierno colombiano.

Como un duro revés a la posibilidad de restablecer las relaciones bilaterales entre Colombia y Venezuela, han calificado analistas y dirigentes políticos de ambos países la crisis originada esta semana por el gobierno del presidente Álvaro Uribe, a raíz de una denuncia que no era nueva para nadie.En un hecho considerado “desconcertante”, para algunos, o un “refrito”, para otros, el ministro de Defensa, Gabriel Silva Luján, retomó información de un par de años atrás y aseguró que Colombia ha confirmado la presencia en Venezuela de varios jefes de las Farc y del ELN.En Caracas la noticia fue interpretada como una provocación. De inmediato las acusaciones de un lado, y los agravios como respuesta del otro, terminaron con el llamado a consultas del Embajador de Venezuela en Colombia, la amenaza de Chávez de romper relaciones y la citación a una sesión extraordinaria del Consejo de Seguridad de la OEA.Para el ex presidente Andrés Pastrana es “dudoso y preocupante” que el Gobierno tenga desde hace varios años evidencias de la presencia de guerrilleros en Venezuela y haya esperado hasta dos semanas antes de terminar el mandato de Uribe para hacer pública su denuncia.No obstante, reconoció que Uribe será presidente hasta el 7 de agosto y que “si hay pruebas y evidencias de la presencia de jefes guerrilleros en ese país, debe actuar de conformidad”.Por su parte, Teodoro Petkoff, ex candidato a la Presidencia de Venezuela y director del diario Tal Cual, dijo en diálogo con El País que la percepción que le deja esta nueva confrontación es que la arremetida de Uribe va más contra Santos que contra el propio presidente Hugo Chávez.“Esta parece una pelea entre Uribe y Santos porque la presencia de las Farc en Venezuela, así como el ELN y los paramilitares, no es nuevo. Es la enésima vez que se denuncia lo mismo. Lo curioso es que Uribe le esté poniendo piedras en los rieles a Santos, cuando éste intenta recomponer las relaciones con Venezuela”, asegura Petkoff, uno de los más enconados opositores al régimen de Chávez.Ante este panorama, surgen dudas como: ¿Qué busca el presidente Uribe con esta denuncia? ¿Por qué esta crisis a sólo dos semanas de culminar su mandato? ¿Por qué cuando todo apuntaba a un mejoramiento de las relaciones entre Chávez y Santos? ¿Es esta una jugada estratégica? Habría un distanciamientoPese a que muchos consideran que la crisis desatada por la denuncia de Colombia contra el gobierno del presidente Chávez apunta a un distanciamiento entre Uribe y Santos, hay quienes creen que este es sólo el último intento del Gobierno que concluye de exigirle a Venezuela combatir a los guerrilleros ocultos en ese país.El politólogo Ancízar Marroquín aseguró que lo que hizo el presidente Uribe con su actitud fue “reafirmar” que las diferencias que ha tenido con Venezuela son producto del apoyo y la simpatía de ese Gobierno con los grupos guerrilleros.“Creo que es temprano para que halla peleas entres Santos y Uribe. Lo que está haciendo el Presidente, quien además será muy respetuoso de las decisiones que tome su sucesor, es reafirmar, dejar en claro a la opinión nacional que su apuesta en los cuatro últimos años de gobierno, en esta pelea contra Chávez, tiene fondo y contenido, que tiene las pruebas, que nos sentimos ofendidos por la manera como los vecinos nos tratan y que tienen en sus territorios a la guerrilla y se han hecho los de la vista gorda”, manifestó Marroquín.Por su parte el investigador León Valencia sí cree que la actitud de Uribe esté dirigida contra Juan Manuel Santos y que es producto inconformismo que siente por la manera como el futuro Mandatario está orientando las relaciones exteriores.“Uribe quiere obligar con los hechos a que Santos siga su camino y compre las mismas peleas. No comparte que se esté orientando la política exterior de una forma muy distante a como él venía haciendo, centrado únicamente en la eliminación de las Farc y en mantener exclusivamente a Estados Unidos como socio estratégico”, indicó ValenciaAsí ven la crisis desde VenezuelaEn Venezuela no ha calado tanto la teoría de las diferencias entre Uribe-Santos. Desde el vecino país, los analistas consultados se inclinan más hacia la posibilidad de que exista una jugada estratégica entre el presidente saliente y el entrante. Aunque analistas como Herbert Koeneke han reconocido que los tomó por sorpresa está arremetida del gobierno Uribe, cree que en el trasfondo podría haber un acuerdo entre Uribe y Santos.“Me sorprende esa disparidad de posiciones entre uno y otro. Que mientras el Presidente electo busque un acercamiento a Chávez y lo invite a su posesión, Uribe salga con esa información cuando está a punto de dejar el cargo”, dijo Koeneke.Agregó, sin embargo, que: “Lo que puede estar ocurriendo es que Santos con sus mensajes esté transmitiendo la imagen de una persona que busca restaurar las dañadas relaciones, mientras Uribe sigue en la línea de la de la Seguridad Nacional, de la que no podrá apartarse Santos, disgustado de ver cómo la frontera es un corredor de la guerrilla. Así quedan bien los dos”.Para el ex embajador de Venezuela ante la ONU Myles Alcalai es muy probable que el presidente Uribe esté arriesgando a verse como el malo de la película, sacrificando su imagen, por un asunto de interés nacional.“Ese puede ser un precio que pague Uribe, como en su momento ocurrió con Pastrana. Antes de terminar el mandato, Chávez aseguraba que Pastrana era un bicho y un monstruo, y que con Uribe sí se iba a poder dialogar. Incluso, cantó el Himno Nacional y fue a Hato Grande y se daba abrazos con Uribe, y hay que ver los insultos de hoy. Creo que este es un precio que quiere pagar Uribe, como ya lo hizo Pastrana en el pasado, velando por la agenda de interés para los colombianos y la seguridad del Estado, y eso me parece bien”, indicó Alcalai.El alcalde de Caracas, Antonio Ledezma, dijo, no obstante, que “es mejor no entrar en el tablero de las especulaciones porque puede uno terminar haciendo de aprendiz de brujo”. “Ni la actitud del gobierno Uribe ni las respuestas airadas de Chávez contribuyen a mejorar las relaciones”.“No podemos escarbar en el ayer ni construir alambrados de púa para cerrar caminos con el argumento de que Chávez simpatiza con la guerrilla. Lo que hay que hacer es buscar soluciones porque ningún pueblo se está beneficiando con esto”, aseguró el Alcalde de Caracas.Al respecto, dicen los analistas, surge otra gran incógnita. ¿Qué tan interesado estará el presidente Hugo Chávez en normalizar las relaciones con Colombia?La duda nace de que ha sido éste el país en el que se ha apoyado el Mandatario venezolano cada vez que ha necesitado crear un enemigo para llamar al nacionalismo.“¿Cuánto tiempo le podrá durar la luna de miel con Juan Manuel Santos?”, se pregunta el ex embajador venezolano ante la ONU Myles Alcalai.¿Por qué se molestaría Uribe con Santos?Analistas creen que son varias las decisiones que ha tomado Santos y en las que no ha coincidido el Jefe de Estado.Además del acercamiento con Caracas, Uribe no estaría de acuerdo con el nombramiento de ministros como el de Agricultura, crítico del Gobierno, y la Canciller, que ha mantenido por años una postura muy conciliadora con Caracas.Tampoco habría calado bien el hecho de que Santos no haya privilegiado las relaciones con EE.UU. e iniciara su gira como Mandatario electo por Europa.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad