Tribunal de Bogotá ordenó acatar medidas cautelares y restituir al alcalde Petro

Abril 22, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co
Tribunal de Bogotá ordenó acatar medidas cautelares y restituir al alcalde Petro

El alcalde de Bogotá, Gustavo Petro.

El destituido alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, deberá ser reintegrado en un plazo de 48 horas tras la decisión del alto Tribunal de la capital de acatar las medidas cautelares de la Cidh.

El Tribunal Superior de Bogotá ordenó en la tarde de este martes acatar las medidas cautelares de la Comisión Interamericana de Derechos humanos, Cidh, a favor del destituido alcalde de Bogota, Gustavo Petro.La decisión se tomó luego de resolver un recurso de tutela interpuesto por un ciudadano, quien consideró que el jefe de Estado tenía la obligación de acoger las decisiones de la Comisión, en este caso las referentes a las medidas cautelares, que en su momento ordenaron frenar la decisión de la Procuraduría General de destituir e inhabilitar a Petro. En el fallo emitido por los magistrados Óscar Humberto Ramírez y Jorgé Hernán Vargas, se ordena la restitución a su cargo en un periodo de 48 horas. Expertos consultados por Colprensa consideran que una vez el presidente sea notificado de la noticia deberá acatar el fallo del Tribunal, de lo contrario estaría incurriendo en un delito conocido como prevaricato. Así las cosas, el alto tribunal acogió los derechos de Petro amparados en el artículo 23 de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, el cual argumenta que cualquier ciudadano tiene el derecho de “elegir y ser elegido en elecciones periódicas auténticas”. Con respecto a la decisión del Alto Tribunal, Gustavo Petro se mostró satisfecho y a través de su cuenta en la red social Twitter dijo: “Esta vez Tribunal Superior de Bogotá protege derechos políticos, que son derechos humanos de la ciudadanía bogotana, de Bogotá y los míos". Consultado por Colprensa, el reconocido jurista Rodrigo Uprimny explicó que una vez notificada la tutela, la presidencia de la República tiene tres días para impugnar la decisión ante la Corte Suprema de Justicia. No obstante indicó que la posibilidad de impugnar no evita que el Gobierno Nacional tenga que cumplir con la orden. Por su parte, el abogado Héctor Carvajal (del equipo de Defensa del hoy exmandatario) explicó que con la determinación “queda sin vigencia el decreto 570 con el que fue destituido el alcalde. La decisión es de obligatorio cumplimiento. Si el presidente presenta impugnación no interrumpe los efectos de cumplimiento inmediato que tiene esta decisión”. Gustavo Petro fue destituido e inhabilitado por 15 años para ejercer cargos públicos por la Sala Disciplinaria de la Procuraduría General de la Nación, tras las irregularidades que rodearon el esquema de basuras implementado a finales del 2012 por la administración de Petro.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad