Tres obreros en Boyacá encontraron esmeraldas mientras trabajaban

Tres obreros en Boyacá encontraron esmeraldas mientras trabajaban

Octubre 26, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Colprensa

El hecho ocurrió en el municipio de Pauna, Boyacá. Los hombres, que ganaban $20 diarios por abrir un hueco, se hicieron millonarios de un momento a otro.

Tres humildes obreros que adelantaban trabajos en un tramo de una vía en construcción en Pauna (Boyacá), se toparon, prácticamente, con una fortuna. Mientras taladraban el suelo para abrir un hueco donde se levantará un muro, descubrieron una veta de esmeraldas que, según opiniones de expertos, son piedras de la mejor calidad que pueden hallarse en esa zona. El trío de obreros, que comenzó hace ocho días rompiendo piedra para ganarse el día, no más de 20 mil pesos por cabeza, finalizó la jornada con muchos millones en sus bolsillos, pues dicen que su hallazgo fue negociado por una gruesa suma, tanto que no necesitarían trabajar por muchos años. Por esta razón, el sitio conocido como ‘La Nariz del Diablo’, a unos ocho kilómetros del casco urbano de Pauna, uno de los municipios que hacen parte del mapa de la zona minera del occidente de Boyacá, se convirtió desde el pasado viernes en el destino de centenares de habitantes de los alrededores que buscan raspar algo de este inesperado tesoro verde, la ‘piedra preciosa’ que para algunos ha traído riqueza y poder, en tanto que para muchos equivale a violencia, miseria y muerte, tal y como lo puede atestiguar el grueso de la población que habita en esta región. La policía y el Gobierno municipal debieron arribar al sitio para tratar de mantener el orden en la insospechada área, debido a que por esos lados estos ‘golpes de suerte’ tienen sus propias reglas en la cultura de la guaquería, como que lo hallado es de quien lo encuentra (o de quien se ‘enguaca’) y a nadie se le revela el lugar, aunque es algo difícil de esconder. De acuerdo con las versiones entregadas a los medios de comunicación por el alcalde local, Ómar Casallas, los tres obreros realizaban tareas rutinarias en el sector de las veredas Topico y Quibuco, por donde pasará la Transversal de Boyacá, vía que comunicará a Puerto Boyacá con Otanche. Informó que al otro día (sábado), gente de los vecinos municipios de Maripí, Quípama y Muzo, se agolparon en el sitio, mientras que de los tres ‘enguacados’ no se supo nada más. "El domingo nos enteramos de la noticia por la cantidad de personas que empezamos a ver que llegaban al pueblo. Todos tenían un destino común: ‘la Nariz del Diablo’. Bajamos hasta el sitio, donde había por lo menos unas 500 personas buscando desesperadamente las piedras preciosas entre los huecos que habían dejado los trabajos de la semana", dijo Casallas. La policía fue necesaria para proteger la integridad de la comunidad, pues la topografía del terreno es escarpada, sobre una caída de cerca de 500 metros con una marcada inclinación. Una de las dos rocas que contienen la veta, fue comprada, comentó el Alcalde, para ser enviada a Estados Unidos, mientras que la otra, un poco más pequeña, será utilizada para adelantar estudios que permitan identificar su pureza. Añadió que este hallazgo es el tema principal de la comunidad y la expectativa generada es que luego de obtener los permisos respectivos se podría convertir en la fuente de trabajo más grande de esta localidad, pues el municipio (uno de los con los más altos índices de pobreza de la zona minera de Boyacá, junto con San Pablo de Borbur) tendría su propia mina de esmeraldas.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad