Tras candente debate, el acta de 'defunción' de la Reforma a la Justicia quedó lista

Tras candente debate, el acta de 'defunción' de la Reforma a la Justicia quedó lista

Junio 28, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción El País, Bogotá y Colprensa

Comisión que estudió objeciones del Gobierno a la enmienda las acogió para archivar la Reforma hoy.

“Compartimos la visión del Gobierno en relación con el limbo jurídico y el caos judicial que con este proyecto se produciría, con lo cual se favorecería indebidamente a los actuales investigados, algo a todas luces contraproducente”.Con esta consideración, la Comisión Accidental creada para estudiar las objeciones planteadas por el Gobierno a los cambios realizados en la conciliación a la Reforma a la Justicia, le solicita a las plenarias de Senado y Cámara admitir tales observaciones y archivar la reforma en su integralidad.La Comisión Accidental encontró “contundentes, fundadas y razonables”, esas objeciones, según informó su vocero, el presidente de la Cámara, Simón Gaviria, quien confirmó que hoy será votado el informe que produjeron, el cual fue concertado entre la Cámara y el Senado.La comisión estuvo integrada por los senadores Juan Manuel Corzo, Aurelio Iragorri y Juan Manuel Galán, y por los representantes Simón Gaviria, Germán Varón, Roosvelt Rodríguez, Alfonso Prada, Guillermo Rivera y Heriberto Sanabria, quienes se reunieron durante cuatro horas.Las objecionesLa Comisión encontró numerosas inconsistencias en las modificaciones introducidas en la conciliación.Por ejemplo, la norma que estableció que los aforados pueden ser privados de la libertad sólo cuando exista una resolución de acusación en firme en su contra, salvo en casos de flagrancia, el Gobierno consideró que no fue estudiada en el sexto debate del Senado y el octavo de la Cámara.Asimismo, en opinión de la Comisión Accidental, la inclusión en la conciliación de la norma que faculta a la Sala Plena de la Corte Suprema a nominar tres de los miembros de la sala de investigación y calificación de ese tribunal, desconoce el principio acusatorio que inspiró el proyecto desde su versión original. Por ello comparten la posición del Gobierno que hubo una alteración sustancial del artículo y del modelo.En materia de pérdida de investidura los miembros de la Comisión le dan la razón al Gobierno cuando argumenta que “debía la comisión de mediación proponer una fórmula que condujera a la adopción de un único texto”, por lo que consideró que al no hacerlo “excedió los límites materiales y configuró un régimen inconsistente”.Además, sobre este punto, quedó claro que la figura propuesta en la conciliación, con dolo y gradualidad, generó que esa sanción quedara “sumamente permisiva”, con lo que al final la desnaturalizó.Respecto a la inclusión en la conciliación del fuero para los secretarios generales de Senado y Cámara, la comisión accidental encontró que se violó el principio de consecutividad, porque se trató de un tema nuevo que no había sido considerado en ninguna etapa del proceso. Además que se trató de una nueva categoría de aforados.En síntesis, los miembros de la comisión acogieron las objeciones de inconveniencia que se refieren a la ausencia de un régimen de transición para los procesos ante la Corte Suprema de Justicia, la falta de una transición para el reemplazo de la Sala Administrativa del Consejo Superior de la Judicatura.Otras de las objeciones acogidas son la decisión de prescindir de una norma relacionada con el antejuicio político y el fuero de algunos funcionarios; el otorgamiento del fuero a los secretarios generales de Senado y Cámara; el sistema de Gobierno y Administración Judicial y el diseño del régimen de pérdida de investidura que se determinó en la Comisión de Conciliación.Duro contrapunteo entre el Congreso y el GobiernoLas plenarias de Senado y Cámara encontraron en las sesiones extraordinarias, el escenario para ‘contraatacar’ al Gobierno sobre la responsabilidad de la aprobación de la reforma a la Justicia.Los congresistas denunciaron el conocimiento que el Ejecutivo tuvo del informe de conciliación que tenía los ‘micos’ que llevaran al archivo de la reforma.El senador Juan Carlos Restrepo denunció que 17 horas antes de la votación el Gobierno y la plenaria conocieron el informe de conciliación. “No radiqué el texto de la conciliación, lo hizo el Gobierno. Aquí (en el Senado) nos tomaron las firmas, que se sepa la verdad”, agregó. El Senador recordó que el Ministro de Justicia conoció punto a punto el contenido de la conciliación y solo hizo reparos en algunos temas, por lo que enfatizó que “no fuimos a colgarle ‘micos’ y no buscamos favorecimientos a nadie. Fuimos a conciliar textos aprobados por el Senado y la Cámara de Representantes”. “Es más fácil acabar con los congresistas que ir a buscar el origen del problema en el Gobierno, que tiene un bolígrafo peligroso y seductor”, dijo. El senador Roy Barreras calificó la actual situación como desafortunada, en la que quedó un “Congreso atropellado y tirado en el suelo, abandonado por el linchamiento mediático, un voto triste de confianza al Gobierno”.Barreras alertó sobre la labor que deberá enfrentar el Gobierno para “restablecer la confianza con todos los partidos”, al considerar que “no se puede gobernar con titulares de prensa, sino con realidades jurídicas y políticas”.Algo similar dijo el senador Efraín Cepeda, quien anotó que ahora la labor del presidente Santos, “es reconstruir la confianza” y la misma Unidad Nacional.Por los lados de la Cámara, el representante Óscar Marín aseguró que “el único aliciente que había para votar esta ley, era que era un proyecto del Gobierno” y luego añadió que “es más fácil culpar a los congresistas que al Gobierno”.Ante los ataques, el ministro de Justicia, Juan Carlos Esguerra, explicó el trámite de la conciliación y recordó que muy temprano congresistas le pidieron intervenir y que al finalizar se retirara.Añadió que cuando tuvo acceso al texto hizo las observaciones del caso y redactó una fe de erratas porque había evidenciado falencias. Sin embargo, reconoció que “las glosas gruesas que determinaron las objeciones, no las detecté, las debí ver y no vi. Me queda la impresión que los conciliadores tampoco las vieron”.Recordó que él asumió su responsabilidad y enfatizó que “hasta donde vamos, la única persona que la ha asumido fui yo, todo el mundo ha estado buscando cómo endilgar esas responsabilidades. Yo asumí sin tapujos y dije qué horror lo que a mí se me ha pasado”, tras añadir que por eso renunció irrevocablemente. Finalmente, Esguerra enfatizó que acudió al Congreso a poner la cara y no que el Presidente enviara otra persona, al recordar que “esto que en el fondo compromete a mucha gente, hasta ahora que yo sepa, no ha tenido un ser humano que haya dicho que ha sido responsable excepto yo. Cuando hay que asumir una responsabilidad hay que hacerlo.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad