Transporte terrestre, la solución para crisis de movilidad aérea tras paro de pilotos de Avianca

Transporte terrestre, la solución para crisis de movilidad aérea tras paro de pilotos de Avianca

Octubre 09, 2017 - 06:31 p.m. Por:
Redacción de El País 
viajeros terminal

Centenares de caleños han optado por viajar en bus intermunicipal para suplir la falta de vuelos de Avianca. A diario son entre 200 y 300 pasajeros más .

Jorge Orozco / El País

Cada noche desde que empezó hace 20 días el paro de pilotos en Avianca, las filas de personas que buscan viajar por vía terrestre a Bogotá o Medellín, son ahora más largas en la Terminal de Transportes de Cali. Y no es para menos, ya que un buen número de ellas decidió acudir al transporte intermunicipal de lujo u ordinario como una alternativa para reemplazar el avión.

“Es habitual que a mucha gente le guste viajar de noche, pero ahora lo hacen más por este medio, pues necesitan llegar temprano, o de madrugada a sus destinos”, dice la empleada de una de las taquillas.

De allí que la venta de pasajes en su empresa (Flota Magdalena) —asegura— haya aumentado hasta en 50% en varias oportunidades en trayectos a cubrir después de las 7:00 p.m.

Todo ha obedecido a que durante las casi tres semanas que lleva la huelga —que implica la cancelación de la mitad de los vuelos diarios de Avianca— muchos caleños hayan escogido no solo los buses, Vans y taxis intermunicipales, sino vehículos de transporte especial para mitigar ese impacto.

Es el caso de Artemio Cifuentes, empleado y vendedor de una compañía local. “El viaje a Bogotá dura entre 9 y 10 horas, es algo agotador, pero duermo casi la mayor parte del tiempo. Ahora es la mejor alternativa por los líos de Avianca”, afirma.

Artemio viajó hace una semana en una reconocida flota a la capital para renovar su visa en la embajada de Estados Unidos. “No podía perder esa cita, y lo mejor es que me ahorré una noche de hotel”, señala.
De allí que desde la Terminal de Cali el despacho de pasajeros haya aumentado 25% (300 pasajeros más por día) en la ruta hacia Bogotá y en un 15% a Medellín (150 viajeros), anota Carlos Hernán Reyes, subgerente operativo de ese establecimiento.

Desde esa terminal salen alrededor de 3600 pasajeros cada 24 horas, número que viene aumentando paulatinamente sobre todo en las noches.

Ante ese inusitado auge, que solo se observa en temporadas de fin de año y de vacaciones, Reyes recuerda que “el bus intermunicipal no solo es más económico, sino una opción cómoda, ya que se puede viajar en vehículos dotados de sillas especiales y cabinas con internet, aire acondicionado baño, música, televisión y cine”.

Se consiguen tarifas que oscilan entre $50.000 y $86.000, esta última en primera clase como la que ofrece Expreso Bolivariano en buses de dos pisos con sillas tipo poltrona que nada tienen que envidiarle a las de un avión.

Y es tal la demanda ahora, que las propias empresas recomiendan comprar anticipadamente los tiquetes a través de sus páginas web o de forma electrónica.

Frente a lo que viene sucediendo, el director de la Cámara de Transporte de la Andi, Hernando Tatis, pone de presente que “durante esta coyuntura anormal los despachos de buses a escala nacional se han incrementado entre un 15% y un 30% especialmente en las rutas Bogotá-Cali y viceversa, Medellín-Bogotá, Bogotá-Eje Cafetero y Bogotá-Barranquilla”.

Recalca que “son servicios cómodos a pesar de que cubren largos recorridos, y lo más importante es que las tarifas se han mantenido estables”.

Destaca que “el transporte aéreo nunca va a satisfacer la demanda del transporte terrestre, entonces cuando estas situaciones pasan, lo más importante es decirle a los pasajeros que tienen otra opción”.

De allí, que debido a que otra ruta afectada por el paro en Avianca como Cali-Pasto, las personas hayan acudido al bus como medio para viajar, además porque el valor de los tiquetes aéreos a ese destino subió hasta las nubes.

Hoy, un boleto de avión —si se consigue hacia ese destino— cuesta entre $1,2 millones y $1 ,3 millones, algo que muchos no pueden pagar.

Otras firmas consultadas como Expreso Siglo XXI ofrecen un servicio de transporte especial hacia Bogotá en camionetas tipo SUV con cupo para cuatro pasajeros.

Por su parte, un empleado y taquillero de la empresa Velotax comentó a El País que debido a los problemas de Avianca “la ocupación de sillas ha venido aumentado mucho en las rutas que salen desde Cali”.

Taxis, entre los perjudicados

Pedro Molina, un veterano taxista que recorre las calles de Cali, se queja de “la mala temporada” que está pasando por culpa del paro de pilotos en Avianca.

Afirma que “semanalmente hacía en promedio dos viajes al aeropuerto Alfonso Bonilla Aragón, y desde que se inició la protesta, mi clientela desapareció”. Era dinero extra que ganaba por esos servicios.

Pero si a muchos taxistas les ha ido mal, la situación es igualmente complicada para las busetas que prestan ese servicio desde la Terminal de Transportes.

Según el subgerente operativo de esa entidad, Carlos Hernán Reyes, los despachos hacia el aeropuerto han bajado un 30%.

Otro servicio que enfrenta dificultades es el de transporte especial (en taxis y Vans) entre Cali y Buenaventura. Muchos de los pasajeros son ejecutivos que llegan en Cali por vía aérea, pero que en razón de sus negocios y actividades deben hacer conexión terrestre con el puerto.

El descenso en este tipo de servicio ha sido entre el 5% y el 10%, dice Reyes.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad