Tinnitus, ruidos del oído al cerebro

Agosto 04, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Pedro Blanco, otólogo de Centro Médico Imbanaco

El tinnitus es la percepción de un sonido o ruido en ausencia de una estimulación acústica real. Puede ser subjetivo, o sea que solo la persona lo siente, u objetivo que es cuando el sonido es escuchado por el paciente y por el examinador. El primero se puede deber a enfermedades del oído o a causas indeterminadas por lo cual se lo denomina idiopático. El segundo se debe a patología vascular. Pero el más frecuente es el idiopático y lo sufre el 10% de la población, siendo más frecuente después de los 50 años. Quienes experimentan de un momento a otro este ruido se deben realizar un examen clínico otoneurológico, pueden ser de ayuda también los exámenes audiológicos como la audiometría, logoaudiometría, impedanciometria, otoemisiones acústicas y potenciales evocado auditivos. En algunas ocasiones y derivado de estos exámenes se requiere de resonancia magnética con gadolinio, con el objeto de descartar un tumor del nervio acústico o del sistema nervioso central, SNC. Infortunadamente, por no existir un modelo animal ha sido difícil investigar este síntoma. El acúfeno puede desarrollarse de las células ciliadas del oído interno, pero, al día de hoy, se sabe que la participación del SNC es muy importante. El ganglio Basal, los colículos y la amígdala son estructuras del cerebro encargadas de modular estos ruidos y pasarlos a la corteza cerebral, donde se hacen conscientes. De ahí que la depresión, la angustia, y algunos otros estados psicológicos vayan a contribuir a la aparición del tinnitus. Y aunque el tratamiento real no existe, hay algunas terapias que, aunque no son curativas, han dado efectos positivos, como los audífonos que interactúan y desensibilizan el tinnitus mediante estímulos espectrales modificados en forma de música. La terapia más reciente es el uso de la música Zen.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad