Colombia tiene taller propio para reparar motores de Black Hawk

Noviembre 25, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Colprensa
Colombia tiene taller propio para reparar motores de Black Hawk

El ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, nacionalizó un taller de motores T-700 o turbinas de helicópteros Black Hawk), que fueron adquiridas con donaciones del Gobierno de los Estados Unidos.

El ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, realizó la oficialización del taller que fue adecuado con donaciones del Gobierno de los Estados Unidos.

El ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, nacionalizó un taller para motores T-700 o turbinas de helicópteros Black Hawk, que fueron adquiridos con donaciones del Gobierno de los Estados Unidos y que ahora serán administrados por la Corporación de la Industria Aeronáutica Colombiana (Ciac). El taller se hizo tras nueve años de negociaciones, capacitaciones e instalación de equipos de última tecnología en el Comando Aéreo de Mantenimiento de la Fuerza Aérea en Madrid, en Cundinamarca. El proceso fue relatado por el coronel Gilberto Luis Cano, coordinador del Comando de Mantenimiento Conjunto, quien explicó que el trabajo en ese sitio inició en 2005, como necesidad de integrar los procesos de mantenimiento de los equipos de la Fuerza Pública, para reducir costos y mejorar los tiempos de respuesta para el alistamiento operacional de las aeronaves UH-60. El proyecto contó con la capacitación del personal técnico uniformado en la casa fabricante de los motores: General Electric, en Cincinnati (Ohio); en la fábrica de motores en Boston y en la casa reparadora en Arkansas, todo en Estados Unidos. También Colombia hizo el montaje del taller, la compra de la herramienta y el banco de pruebas, donde se simula la operación del motor con rangos críticos, se chequea la potencia y se evalúa si el motor es seguro para operar. Luego, en 2008, se firmó el acuerdo de asistencia técnica entre el Ministerio de Defensa y la General Electric, empresa que dio el aval al Centro Nacional de Mantenimiento Conjunto y Coordinado para el proceso de reparación y mantenimiento de motores T-700, nacionalizado hoy. Con este acuerdo, el taller se convierte en la primera estación colombiana reparadora de este tipo de motores, siendo también la única en Latinoamérica que está certificada por la firma, la segunda en América y la número catorce a nivel mundial. Tiene un banco de pruebas con capacidad de censar 127 señales de datos de rendimiento, potencia y confiabilidad en tiempo real; también se puede realizar mantenimiento en línea (realizado por la tripulación del Black Hawk, sin bajarlo de la aeronave) y mantenimiento intermedio, que permitirá la remoción de componentes en el taller de cada Fuerza militar. Las aeronaves que pueden repararse son las empleadas por las Fuerzas Militares de Colombia en el transporte táctico de tropas y evacuaciones Aero médicas. Según Pinzón, este taller brinda una capacidad de ahorro de recursos de más del 40% o 50%. “Esta capacidad garantiza que los 250 motores que tenemos entre unidades del Ejército, de la Fuerza Aérea y de la Policía Nacional, que están listas para entrar a la línea de mantenimiento, pueden hacerlo en los estándares internacionales”. El ministro enfatizó que en la implementación se hizo la prueba con 15 motores, lo que ya permitió un ahorro de alrededor de 600 millones de pesos. “Si tenemos 250 motores y hemos ahorrado cerca de 600 millones de pesos, el país podría ahorrarse cerca de 10.000 millones al año, por hacer este manteniendo (con equipos nacionales). Si calculamos por el tiempo en vida útil de los motores, que se puede establecer en 10 años, podríamos ahorra algo más de medio billón de pesos, lo que nos permitirá distintas inversiones o capacitaciones en un futuro”, señaló. El funcionario destacó los aportes del Departamento de Defensa de los Estados Unidos y los recursos de cooperación por 25,8 millones de dólares; además de un esfuerzo económico por parte de la Nación del orden de 4,3 millones de dólares, para una inversión final que se acerca a los 30 millones de dólares. “Este es un patrimonio de la Nación y los colombianos debemos sentirnos orgullosos”, dijo Pinzón, en el evento en que se firmó el acta de nacionalización y que contó con la presencia, en representación del Gobierno de Estados Unidos, del coronel Elliot Harris, jefe de la misión militar de Estados Unidos en Colombia.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad