“Tenemos temor de que las regalías no se ejecuten”

“Tenemos temor de que las regalías no se ejecuten”

Abril 21, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
“Tenemos temor de que las regalías no se ejecuten”

Ante Simón Gaviria, jefe Único del Partido Liberal, fueron posesionados los nuevos funcionarios de la colectividad.

El presidente de la Cámara, Simón Gaviria, dijo que los cambios a la Justicia Penal Militar son superiores al ‘articulito’ del fuero eliminado en la reforma a la Justicia.

El presidente de la Cámara y jefe único del Partido Liberal, Simón Gaviria, tiene serios reparos a la fórmula que ha aplicado el Gobierno para la destinación de las regalías y dice que hay que analizar el proyecto reglamentario al que le resta la conciliación en plenarias.En diálogo con El País, Gaviria también se refirió al tema del fuero militar que estaba en la reforma a la justicia, del que dijo era “un articulito” que solamente se mostraba “como un gesto simbólico o como un homenaje, si bien era muy bonito, no podía poner en peligro la solución integral para las Fuerzas Armadas”.¿Cuál es la crítica que tienen ustedes al Gobierno en materia de Regalías?Nos venía preocupando que la implementación del sistema, desafortunadamente, no estaba a la altura de la retórica que se dio durante el trámite de la iniciativa. Hemos visto con beneplácito el anuncio del presidente Santos de aumentar esta distribución de las regalías, por lo menos en $900 mil millones, para más de 300 municipios que no estaban recibiendo una cifra razonable para programas sociales, de salud y educación que desafortunadamente venían aplazándose por la falta de los recursos de las regalías.Nuestro llamado de atención respetuoso es que se está desarrollando un sistema tan engorroso, tan complejo, tan difícil, un triángulo que no tiene presencia institucional permanente y unos requerimientos de tan alta complejidad que nuestro gran temor es que los recursos de regalías no se ejecuten, por ende los perfiles deben ser rectificados, la ley -toca dejar claridad todavía no ha sido aprobada por el Congreso, hace falta la conciliación- y bajo este orden de ideas es nuestro sentir que tiene que aprovecharse esa instancia de conciliación para aprender de los errores de implementación del decreto expedido por el Gobierno a finales de diciembre.¿Corre riesgo de hundirse el proyecto en la conciliación?Pues hay que trabajar por ver las diferentes opciones y hay que trabajar para ver cómo podemos mejorar lo que ya se hizo y lo que, desafortunadamente, estamos viendo como problemáticas del Gobierno y mirar qué puede hacer el Gobierno a través de decretos y qué se puede hacer a través de la conciliación. Ese es un tema que hay que verlo con mucho detenimiento. La iniciativa tiene más de 15 conciliadores en la Cámara y 15 de Senado y ellos tendrán, como grupo amplio, entrar a definir cómo evoluciona el tema.¿Cómo ve usted el conflicto que se generó por la figura del fuero militar que finalmente fue retirada de la reforma a la Justicia?Nosotros consideramos que la solución integral que trae el nuevo proyecto de reforma a la Justicia Penal Militar es supremamente superior al articulito que estaba en la reforma a la justicia. Para efectos de ilustración, si hoy estamos en ceros el artículo era un dos o un tres y la solución integral es un ocho o un nueve. Mi preocupación era que haber dejado ese artículo ahí simplemente como un gesto simbólico o como un homenaje, si bien podía ser muy bonito, no podía poner en peligro la solución integral para las Fuerzas Armadas.Por ende, nosotros consideramos que fue pertinente el retiro del artículo del fuero militar y ahora se debe aprobar la solución integral.¿Por qué es mejor el artículo de la Justicia Penal Militar que el que había en la reforma a la Justicia?Recordemos qué era lo que se proponía en el artículo de la reforma a la Justicia. Decía que por 15 ó 20 días, mientras se resuelve la competencia, mandaba a la Justicia Penal Militar los delitos que se cometan en el servicio; a los 15 ó 30 días, como están las cosas hoy, regresarían esos procesos a la justicia ordinaria. Mientras tanto, la solución integral que se plantea entra a definir la competencia entre la Justicia Penal Militar y la ordinaria; crea el tribunal de garantías para todas las Fuerzas Armadas; incorpora todo el Derecho Internacional Humanitario a la Justicia Penal Militar expandiendo el rango y la cobertura del mismo; prohíbe ciertos delitos de suma gravedad como lo son la tortura, el genocidio, el abuso sexual, entre otros; crea una defensoría para las Fuerzas Armadas y por encima de cualquier cosa da reglas de juego claras a los militares. Esta solución es ampliamente superior al breve artículo que estaba la reforma a la justicia.¿Usted ya entra en la recta final de su Presidencia en la Cámara, cuáles son los principales retos?Son tres grandes actos legislativos: reforma a la Justicia, reforma a la Justicia Penal Militar y marco legal para la paz, también viene la reforma tributaria de más de 900 artículos, seis proyectos diferentes en materia de justicia, dos en materia de cultura. Es mucho trabajo y nosotros vamos a hacer un esfuerzo para mantener el excelente ritmo que traemos de la legislatura anterior, recordemos que sacamos adelante 77 leyes, 12 actos legislativos y 10 leyes estatutarias, por ende si mantenemos ese ritmo vamos a entregarle al país un volumen importante de leyes y de mucho calado.Hablando del Partido Liberal, se dice que hay fracturas en el interior de la colectividad, incluso diferencias con el Ministro de Trabajo…Nosotros no tenemos ninguna discrepancia con el Ministro de Trabajo, vemos que muchas de sus iniciativas han sido positivas. Al doctor Rafael Pardo le hemos visto grandes logros como por primera vez concertar el salario mínimo. Nos parece importante que se acaben las nóminas paralelas en las entidades departamentales y municipales, le hemos visto una gran tarea y no vemos ninguna postura oficial del partido en contra del Ministro.¿Cómo ve que otras bancadas de la Unidad Nacional estén inconformes con el tratamiento privilegiado que ustedes han recibido del presidente Santos?Nosotros esperamos hacer causa común con la bancada amiga del Partido de la U, conservador, Cambio Radical como los demás miembros de la coalición de Gobierno. Nosotros tenemos unas nuevas banderas que queremos impulsar como el caso del aumento de los impuestos que tienen que pagar las empresas mineras y petroleras, así como un aumento sustancial del pago de regalías.El 2011 fue su año, logró la Presidencia de la Cámara y la Jefatura Única del Partido Liberal, ¿ese es el punto de partida de una proyección suya a un cargo superior?Yo estoy en el punto de hacer una tarea bien hecha. El 20 de julio esperamos poder entregarle nuestra Presidencia de la Cámara a otro miembro de la Unidad Nacional para que venga y mantenga el ritmo que no solo hemos hecho nosotros sino la mesa directiva anterior. En ese orden de ideas, hay que luchar para sacar adelante a nuestra colectividad para asegurar después de la gran victoria que tuvimos en octubre, continuar siendo la primera fuerza política del país en lo que son las elecciones parlamentarias de 2014 y donde esperamos que nuestra colectividad salga supremamente bien.¿En qué quedó el tema de la reunificación Liberal y la U?Todavía hay unos retos jurídicos inmensos, porque todavía no existen las herramientas legales para una reunificación. Debo además decir que un sector amplio de la U entraron como liberales puros y hay también algunos amigos de la U que tienen extracción conservadora o son uribistas puros, por ende una fusión pura está fuera de la escala.Pero ¿no se descarta que esos liberales puros retornen a las toldas?Nosotros estamos prestos a cualquier proceso de esa naturaleza, pero necesitamos las herramientas jurídicas para que eso se pueda dar.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad