Talleres democráticos, el ‘pulso’ electoral del ex presidente Uribe

Talleres democráticos, el ‘pulso’ electoral del ex presidente Uribe

Febrero 06, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País, Bogotá.
Talleres democráticos, el ‘pulso’ electoral del ex presidente Uribe

En los Talleres se sacan conclusiones, las cuales son entregadas posteriormente por una auditora a los candidatos a las alcaldías, gobernaciones y cuerpos colegiados que forman parte del uribismo.

Algunos analistas tachan al ex mandatario de ‘oportunista’ y ‘sediento de poder’, mientras que otros advierten que este escenario es el mejor mecanismo para conocer, de primera mano, las necesidades de las regiones para que esto se traduzca en planes de gobierno concretos.

Por estos días, todos los caminos de la política nacional confluyen en los talleres democráticos que ya emprendió el ex presidente Álvaro Uribe y su más fiel grupo de acompañantes, entre quienes se cuentan los ex ministros óscar Iván Zuluaga y Fabio Valencia Cossio; así como su ex asesor José Obdulio Gaviria y el ex embajador de Colombia en Sudáfrica, Carlos Moreno de Caro.Las miradas sobre los objetivos de dichos talleres difieren entre sí, en la medida en que hay sectores que tachan al ex mandatario de ‘oportunista’ y ‘sediento de poder’, mientras que otros advierten que este escenario es el mejor mecanismo para conocer, de primera mano, las necesidades de las regiones para que esto se traduzca en planes de gobierno concretos de quienes sean elegidos alcaldes y gobernadores en las elecciones del 30 de octubre.Y es que el tema de los talleres democráticos no es nuevo. En 2001, Uribe, cuando aspiraba por primera vez a la Presidencia, desarrolló dichos certámenes en casi todo el país. Fue un trabajo silencioso que resultó decisivo para el triunfo del ex gobernador de Antioquia en los comicios del 2002.El acercamiento de Uribe a las comunidades tuvo continuidad con los Consejos Comunales de Gobierno, que representaron una presencia directa del Estado en todas las regiones del país y que dispararon las cifras de popularidad del Presidente.Esta actividad tiene similitudes con los ejercicios que en la década de los 90 hizo Antanas Mockus, cuando fue Alcalde de Bogotá. En el primer mandato -1995-, el burgomaestre de ascendencia lituana realizó los encuentros ciudadanos para la elaboración de su Plan de Desarrollo Distrital, en cada una de las 20 localidades de la capital del país. Sin embargo, hoy, el ex candidato presidencial mira de reojo los talleres de Uribe Vélez.Otra forma de hacer políticaAlfredo Rangel, quien participó en el primer taller democrático de Uribe, calificó estos ejercicios como “una nueva forma de hacer política”, al considerar que es “muy distinta de las tradicionales en las que se reune a la población para dar vítores a los candidatos, o para ungir una candidatura” y añadió: “Creo que es una manera muy novedosa y moderna, además de democrática, para hacer política a través de la participación ciudadana”.La diferencia de estos encuentros, según Rangel, es que la mecánica política queda relegada, debido a que se hacen análisis profundos de “la problemática y sus posibles soluciones” que hacen los expertos con base en la vivencia de los ciudadanos que participan.En concordancia con lo dicho por Rangel, el ex ministro de Hacienda, Óscar Iván Zuluaga, quien se ha convertido en la mano derecha de Uribe, tiene claro que lo que se busca con los talleres es entrar en “sintonía con la opinión y con los ciudadanos”, lo que se deberá traducir –según comentó- en las propuestas de los candidatos a las gobernaciones y alcaldías del país.Hernando Carvalho, quien en la actualidad recoge firmas para inscribir su candidatura a la Alcaldía de Bogotá, reconoció que los talleres “son espacios provechosos, porque se analizan los temas a fondo para solucionar los problemas regionales”.Dijo que, como posible aspirante “tomé nota de las posibles soluciones” y enfatizó que no piensa que haya oportunismo del ex Presidente ya que “él (Uribe) es un simple ciudadano que tiene poder de convocatoria, pero ¿qué pasaría si la gente no asiste? Nada, esa es la política”.Por su parte, el presidente del Partido de la U, Juan Lozano, insistió en que Uribe viene a ayudar y que los talleres representan el mejor instrumento para que los candidatos que se escojan tengan bases “para crear sus planes de desarrollo en cada una de las regiones”.El senador de la U, Roy Barreras, tiene claro que los talleres son “un ejercicio interesante en el que el presidente Uribe se reencuentra con su pueblo uribista”.Sin embargo, con una mirada crítica, aseguró que “lo que espero es que haya espacio para nuevas ideas y de nuevas generaciones y se reduzca a ser no una reunión de ex ministros del pasado”.Mientras tanto, el ex ministro del Interior y Justicia, Fabio Valencia Cossio definió el objetivo de los talleres en tres escenarios: “Hacerle un reconocimiento a las problemáticas de las regiones, dar soluciones y mirar perfiles de candidatos”.Los grandes ausentes de los talleres de Uribe son los miembros del Partido Conservador, quienes se marginaron de este proceso con el argumento de que tienen una “agenda propia”.Sin embargo, el presidente del Directorio Nacional Conservador (DNC), senador José Darío Salazar, subraya que esta colectividad tiene una “gratitud” con el Uribe, pero precisa que su Partido va a buscar candidaturas propias.Salazar no dejó de lado la figura expresidencial, en la medida en que dijo que hubo un acuerdo con Uribe de que los candidatos que escoja el conservatismo tengan el respaldo del ex mandatario y que, incluso, “pueden ser incluidos en una coalición con la U”.La otra miradaEn la convergencia de miradas a los talleres de Uribe, está la del analista Alberto Ramos, quien argumentó que “eso es una forma simulada de hacer política” al indicar que el ex presidente lo que está haciendo es enviar un mensaje de que “está en campaña”.Reconoció que, indudablemente, lo que hace el ex mandatario es “medir el pulso de la nueva etapa política que vive como ex presidente” y esta labor, consideró, va a estar acompañada de “la gente que quedó más leal al uribismo y algunos conservadores deslizados a esta corriente”.Ramos advirtió que “Uribe ha demostrado que se tomó la U y le quitó la jefatura natural del presidente Juan Manuel Santos, por lo que al actual gobernante le tocará buscar su nicho político”, y recalcó: “El partido es el trampolín de Uribe, quien ya se tomó la U”.Alejo Vargas, crítico del ex mandatario, insistió en los argumentos que ha esgrimido desde antaño: “El ex Presidente no se resigna fácilmente a abandonar el poder, y esos talleres son una manera de seguir teniendo una presencia en términos de poder”.Vargas piensa que Uribe finalmente va a terminar participando en el certamen electoral y añadió: “Ganas no le faltan”.En igual sendero camina el ex presidente del Polo Democrático Alternativo, Carlos Gaviria, quien aseguró que hasta el momento no tiene claro “cuál es el propósito de Uribe. Eso es difícil de interpretar”.Gaviria indicó que el ex jefe de Estado “se empeña en que su proyecto se mantenga y busca un buen respaldo en las regiones como un instrumento para este fin”.El ex senador anotó que “preservar el poder que tuvo, es imposible”, pero reconoció que Uribe “sale del poder con la intención de mantenerse vigente y está bastante aferrado a quedarse en ese escenario”.Así las cosas, como se observa, el partidor de la actual campaña nació con el taller democrático en Bogotá, el cual -según analistas- no dista mucho de las vueltas a Colombia que ya emprendieron otras colectividades. Los especialistas dicen: “Es lo mismo, pero distinto”.Así funcionan los talleresLos talleres democráticos comienzan temprano con el registro de los asistentes, a quienes les piden sus datos personales, nombre, cédula, dirección y teléfono, con el fin -según se dijo- de tener una base de datos de los ciudadanos que se interesan en estos ejercicios.El ex presidente Uribe y su equipo tienen proyectado realizar 32 talleres antes de las elecciones del 30 de octubre y se ha dicho, incluso, que habrá fines de semana en los que se realizarán dos encuentros.Asimismo, Uribe no descarta repetir algunos talleres, especialmente en las principales ciudades del país, esto -se informó- para reforzar la labor de los candidatos cuando éstos ya estén definidos.La instalación está a cargo del exministro Oscar Iván Zuluaga, quien explica al auditorio la mecánica del encuentro y revela el orden de los temas a tratar.Paso seguido, el ex presidente Uribe se dirige a los asistentes y recalca sobre la importancia de que se analicen los mayores problemas de la región para buscar las soluciones y que eso quede consignado en un documento final que será entregado a los eventuales candidatos. Además, el ex mandatario siempre hace las veces de moderador.Definidos los temas comienzan las exposiciones de los expertos, las intervenciones ciudadanas y la búsqueda de las salidas.Una relatoría apunta todo lo dicho en el certamen, que por lo general se van a prolongar hasta las 5 de la tarde, a fin de crear un documento con las conclusiones del taller.El equipo de Uribe El punto de partida de los talleres democráticos del ex presidente Álvaro Uribe dejaron entrever el equipo que lo va a acompañar en la travesía que ya emprendió el ex mandatario. Así, la siguiente es la ‘selección Colombia’ del uribismo:Álvaro Uribe Vélez, ex presidente de la República.Óscar Iván Zuluaga, ex senador y ex ministro de Hacienda. Coordinador de los talleres.Fabio Valencia Cossio, ex asesor presidencial y ex ministro del Interior y Justicia.José Obdulio Gaviria, ex asesor presidencial.Andrés Felipe Arias, ex ministro de Agricultura.Andrés Uriel Gallego ex ministro de Transporte.Ernesto Macías, actual asesor del ex presidente Uribe y que fue funcionario de Rtvc.Ricardo Galán, ex secretario de Prensa de la Presidencia y ex comisionado de Televisión.Juan Lozano, senador y presidente del Partido de la U. Se dice que no estaría en todos los talleres.Carlos Moreno de Caro, ex senador y ex embajador de Colombia en Sudáfrica.También están los que asistirán de forma esporádica como Fabio Echeverri, ex asesor presidencial; y los senadores uribistas.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad