Supersociedades busca combatir la corrupción tras ingreso del país a la Ocde

Supersociedades busca combatir la corrupción tras ingreso del país a la Ocde

Mayo 29, 2018 - 04:49 p.m. Por:
Colprensa
Francisco Reyes, Superintendente de Sociedades.

Francisco Reyes, Superintendente de Sociedades.

Colprensa

La Superintendencia de Sociedades inició una nueva estrategia de lucha contra la corrupción y el delito de soborno internacional, ante los compromisos y requisitos adquiridos que permitieron el ingreso de Colombia a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, Ocde. 

“En múltiples sesiones del grupo de trabajo sobre soborno transnacional, llevadas a cabo en la Ocde, la Superintendencia atendió las inquietudes de ese organismo, en torno los instrumentos con que cuenta para identificar, perseguir y sancionar conductas ilícitas relacionadas con la corrupción empresarial, de modo que el país se sintonizó con los estándares impuestos por ese organismo”, explicó Francisco Reyes, Superintendente de Sociedades.

Lea también: "Ingreso a la Ocde permitirá tener más oportunidades de inversión": Minhacienda

De acuerdo con el funcionario, esta estrategia busca prevenir, detectar y sancionar conductas ilícitas en las que puedan incurrir compañías que estén en Colombia y que tengan negocios en el exterior.

El organismo de control también destacó que Drago Kos, presidente del grupo de trabajo sobre soborno internacional de la Ocde dirigió hace unos días varios talleres de capacitación con los funcionarios de la Superintendencia para avanzar en la implementación de esta estrategia.

"La entidad ha incorporado avances tecnológicos y normativos en esta materia, como la consolidación del laboratorio forense. Igualmente, ha implementado la ley 1778 de 2016, que otorga amplias facultades a la Superintendencia de Sociedades para ejercer sus labores, relacionadas con estos asuntos", señaló Reyes.

En ese sentido, el Superintendente indicó que la entidad cuenta con la facultad de aplicar sanciones que pueden superar los 50 millones de dólares a las compañías y personas jurídicas que sobornen a un servidor público extranjero para que haga caso omiso a sus funciones de control.

"La Superintendencia les ha exigido a más de 500 compañías que supervisa, la adopción de programas de ética empresarial para crear conciencia acerca de la gravedad de estas conductas y para facilitar la detección temprana de prácticas que, además de atentar contra el orden público, pueden destruir la reputación de las compañías", resaltó Reyes.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad