"Solo otro tratado puede modificar fallo de la CIJ": experto Ricardo Abello

Noviembre 19, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Arcadio González Ardila | Colprensa

Este no debería ser un tema político del día porque es un tema de Estado. Insisto, no debería estar en la agenda diaria sobre todo ahora que hay elecciones presidenciales en curso”, dice Ricardo Abello, catedrático de la Universidad del Rosario

Ricardo Abello Galvis, uno de los expertos en el litigio de Colombia y Nicaragua, analiza un año después los alcances de la decisión.

La única alternativa que le queda a Colombia frente al fallo de la Corte Internacional de Justicia, CIJ, de La Haya sobre el diferendo con Nicaragua, que le quitó 75 mil kilómetros cuadrados de mar en el Caribe, es acatarlo, según Ricardo Abello Galvis, uno de los académicos que más conoce del tema en el país. Un año después del fallo de la CIJ, ¿qué ha pasado?La sentencia fue mucho más estricta y dura de lo que esperábamos. Hemos sugerido al Gobierno que haga negociaciones directas con Nicaragua. El Gobierno ha preferido esperar: contrató abogados para que emitieran conceptos, Colombia ha tomado el asunto con bastante calma. ¿Ha sido acertada esa actitud? Aunque políticamente no es la posición más sencilla, pues esperábamos un pronunciamiento más duro, mantener la calma y un bajo perfil es lo más adecuado sobre todo en época preelectoral porque muchos candidatos tomaron el tema como bandera política, y eso ha servido para darle argumentos y herramientas a Nicaragua que ha venido soltando declaraciones para desestabilizar al Gobierno colombiano. ¿Qué se puede esperar del trabajo de esos grupos de abogados? El tema no es muy claro. Después de la alocución donde el Presidente dijo que el fallo es inaplicable y habló de zonas contiguas y otros aspectos que va a tener en cuenta el Gobierno, al común de la gente no le quedó claro cuál fue la recomendación de los asesores. ¿Qué instrumentos jurídicos le quedan a Colombia frente a este fallo? Ante la Corte hay dos tipos de recursos: uno de interpretación y otro de revisión del fallo. Frente al primero no va a haber modificación, y para el segundo se requiere de un hecho nuevo, y creo que difícilmente habrá uno de tal magnitud. Se dijo que algunos jueces conocían de antemano la decisión, la supuesta inhabilidad de una jueza china, etc. ¿Eso incide en la estrategia de Colombia? No. Tengo entendido que la jueza china no estuvo asesorando empresas con intereses en Nicaragua. Sobre que los jueces conocían de qué manera iba a ser el fallo, obvio: venían trabajando en él desde hacía mucho tiempo. Muchos de quienes han opinado no conocen el funcionamiento de la CIJ: allí no existen impedimentos ni recusaciones. Ninguno de esos argumentos va a incidir. No me queda claro, ¿entonces cuál va a ser la estrategia de Colombia? Tarde o temprano vamos a tener que acatar el fallo. Podríamos llegar a un acuerdo con Nicaragua, pero como en toda negociación se requiere que haya algo interesante para las partes, y eso es lo que hay que buscar. La única forma de modificar el fallo es por un nuevo tratado entre Colombia y Nicaragua. ¿Y si Colombia no acata el fallo? Los recursos ante la CIJ no van a prosperar, y no cumplir un fallo de un tribunal internacional sería un muy mal escenario para la política exterior colombiana. Ningún país ha desconocido un fallo de la CIJ, de pronto se han demorado, pero lo han cumplido. ¿El tema fue muy mal manejado por los distintos gobiernos? El proceso fue bien manejado. Echarles la culpa a los abogados es injusto. ¿Los presidentes que llevaron el proceso tuvieron responsabilidad? Siempre nos dijeron que teníamos argumentos jurídicos sólidos. En 2007 la Corte dijo que el tratado Esguerra-Bárcenas no era de delimitación marítima. (Ernesto) Samper quería negociar con Nicaragua, pero no pudo por los problemas que tenía. (Andrés) Pastrana dice que no recibió la información de Samper. Y a (Álvaro) Uribe no le interesó para nada la política exterior. El gran error de Uribe fue decir que iba a cumplir el fallo de La Haya cualquiera que fuera, cuando ya sabía que se había perdido el Meridiano 82 como frontera.¿Cómo cree que fallará la Corte Constitucional sobre el Pacto de Bogotá? Creería que va a decir que es exequible la ley del Pacto de Bogotá. Si dijera que es inexequible estaríamos incurriendo en una responsabilidad internacional, diciendo que no se puede cumplir el fallo porque se modifica la frontera. El fallo de la CIJ lo que hizo fue delimitar una frontera entre dos Estados que no existía. Con tratados internacionales vigentes, lo más sano, lo más sensato, sería que la Corte no se pronunciara. Pero Santos dijo que el fallo es inaplicable sin un tratado con Nicaragua… Lo que dijo la CIJ es que no hay frontera. Invocar que la Constitución en el Artículo 101 establece que la única forma de modificar las fronteras es con una ley, no es cierto porque eso lo dice la Carta Política es para modificar esas fronteras, pero aquí no se está modificando nada porque esa frontera no existía. Esa es una discusión que no tiene sentido.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad