"Solo les interesa los feligreses como negocio": sobrino de María Luisa Piraquive

Enero 19, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Hugo Mario Cárdenas López | Reportero de El País

Óscar Jair Bedoya Piraquive llegó a convertirse en pastor de la Iglesia, pero fue expulsado por tenderle la mano a un primo gay.

Óscar Bedoya, sobrino de María Luisa Piraquive y primo de la senadora del Mira Alexandra Moreno, habla del mundo sórdido que se esconde tras las paredes de la polémica Iglesia de Dios Ministerial de Jesucristo Internacional.

Lo único que le queda a Óscar Javier Bedoya de la familia Piraquive es el segundo apellido y una lista de malos recuerdos.Pasó toda su vida en la Iglesia de Dios Ministerial de Jesucristo Internacional, que lidera la madre de la senadora Alexandra Moreno Piraquive, y que esta semana generó enorme escándalo por los comentarios discriminatorios contra personas discapacitadas.En diálogo con El País, este abogado, que debió rehacer su vida por fuera de la que él califica como una “secta”, se refirió varios de los temas que tiene hoy al movimiento Mira en el ojo del huracán .¿Como es su tía María Luisa Piraquive?Es una persona parca, sin sentimientos; con ausencia total de amor por el prójimo. Yo que soy su sobrino, aunque hace mucho no comparto con ella porque me expulsó de la Iglesia y de la familia, le puedo decir que es una persona con una falta de amor gigantesca, sin sentimientos hacia los demás. Siendo mi tía me expulsó y expulsó a su propio hijo, Iván Darío, de la iglesia por ser gay.¿A usted por qué lo expulsa?Por ayudar a mi primo; porque cuando lo expulsó de la iglesia y de la familia nadie le tendía la mano por temor a la retaliación de mi tía; yo le ofrecí mi casa para que se fuera y por haberle brindado hospitalidad, un techo me expulsaron. ¿Como definiría esa Iglesia?Es una iglesia con partido político y brazo armado. La Iglesia de Dios Ministerial es el brazo religioso; el Movimiento Mira, su brazo político y la Compañía Libertadora de Seguridad es el brazo armado, la que le brinda seguridad a las iglesias y los pastores. Es un grupo sórdido, cerrado.¿A raíz de la expulsión es que se ha dedicado a denunciar? Esto no lo hago desde el punto de vista del dolor; sino desde el punto de vista de la prevención para que otras personas no lleguen a este lugar y tengan esa experiencia; para que nadie más pierda su familia. ¿Tan traumática fue su experiencia en la iglesia?Las iglesias que dicen ser las únicas que tienen la respuesta de Dios son altamente peligrosas y destructivas. Usted no sabe el sufrimiento que genera despertar y salir de esa burbuja; a mí me sacaron de una patada a este mundo real, cuando en la secta de mi tía la gente hace su vida en el lugar, sus amigos son los de la secta, sus clientes son los de las secta, su familia es la secta.¿La gente cree en realidad que la iglesia es la salvación?Yo pasé toda mi vida en la iglesia. Nací en 1973 y la iglesia fue creada en 1972 y crecí creyendo que era la elegida por Dios y con ese pensamiento uno se vuelve fanático porque cree que está defendiendo la verdadera iglesia de Dios. Desde niño me infundaron el evangelio, predicar la palabra de Dios y guiar a un pueblo por el evangelio de Cristo y llega mi tía y me expulsa por una actuación humanitaria. ¿Antes de tener la iglesia, los Piraquive eran una familia tan adinerada como ahora?Para nada. El dinero empezó a fluir con la iglesia de mi tía. Porque en la primitiva había, a lo sumo, tres iglesias y su esposo era un pastor que realmente enseñaba el evangelio y no le interesaba la gente como negocio, pero con mi tía era un afán ambicioso por traer gente y dinero. Ella pasó de un culto los domingos y uno los jueves, hasta a diez cultos en un día.¿Por qué considera que la iglesia de su tía es una secta?Las sectas son organizaciones que te aislan de la familia. Mi familia está allá, yo tengo tres hermanos y hace diez años no los veo, no tengo ningún trato con ellos, ni con mis sobrinos, no tengo familia porque mi familia quedó en la secta y ellos no me ven como un familiar sino como un enemigo.¿Esta iglesia fue siempre una ‘secta’ o torció el camino?La iglesia nació en 1972 en manos de Luis Eduardo Moreno, que era el esposo de mi tía y en esa iglesia primitiva había dos numerales muy importantes en los estatutos: uno, que prohibía que fuera usada la iglesia como trampolín político y otro, que con los dineros de la iglesia no se podría enriquecer nadie. Así fue hasta 1996, cuando muere él y mi tía abre otra iglesia.¿Que otra cosa cambió?El objetivo de ‘ser honestos’ tampoco se cumplió. Hay muchos casos de corrupción como el gobernador de Caquetá que es pastor del Mira y está investigado por malos manejos. Su secretario de Salud fue pastor de la Iglesia en Miami y fue capturado hace poco por el CTI por contratar una empresa para una asesoría en salud por $7000 millones cuando allá tiene un sistema de salud muy distinto. Y está el caso de Calarcá, que el alcalde era el tío del senador Baena y fue destituido por malos manejos.¿Conoció al pastor capturado un mes atrás en Argentina?No lo conocí, pero lo que sí puedo decir es que los pastores los nombra mi tía María Luisa y el senador Baena; no hay decisión que no pase por sus manos. Otra cosa es que ahora quieran decir que no era de confianza o que él hacía labores auxiliares. Él era pastor encargado de la obra en Argentina y una persona para tener ese puesto tiene que tener la plena confianza y aceptación de mi tía. Allá no ponen a cualquiera, y más siendo una iglesia del exterior, donde tiene que manejar los bienes y las ofrendas, que no son contabilizadas. Era de tanta confianza que el supervisor general de la Iglesia, Andrés Carrillo, viajó a Argentina para contratarle un abogado.¿Oyó de algún otro caso de presuntos nexos con narcos?También hubo un problema en Costa Rica con una señora encargada de la Iglesia y que el esposo era un narco. La realidad es que en Colombia son débiles los controles contra el lavado de dinero y las iglesias no tienen quién las vigile, son una rueda suelta y eso facilita que puedan lavar dinero.¿A cuanto ascendían las ganancias de la iglesia?Hasta hace unos años, solo las iglesias de Bogotá generaban unos $1000 millones mensuales. Y hay unas 180 iglesias dentro y fuera de Colombia.¿Es cierto que el menor de los Piraquive no es hijo de su tía sino de la senadora?Eso lo reveló Iván Darío y dijo que ese niño no era de María Luisa, sino de Alexandra.¿Y por qué razón tenían que ocultar una cosa de esas?Porque en la religión cristiana es un pecado fornicar sin estar casado y si una niña sin casarse queda en embarazo, pues es claro que ha fornicado. Eso se hizo para ocultar ese pecado.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad