Sindicatos de la Defensoría también piden la renuncia de Jorge Otálora

Enero 27, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co | Colprensa
Sindicatos de la Defensoría también piden la renuncia de Jorge Otálora

Funcionarios de la Defensoría piden la renuncia del director de la entidad, ante la denuncia que tiene por presunto acoso sexual.

Varios trabajadores manifestaron este miércoles a las afueras de la entidad, exigiendo la renuncia del funcionario inmerso en escándalo de acoso sexual y laboral.

Los integrantes de asociaciones sindicales de la Defensoría del Pueblo le solicitaron este miércoles la renuncia al jefe de la entidad, Jorge Armando Otálora, por las denuncias que se han presentado en su contra por supuesto acoso laboral y sexual. El presidente de la Asociación Nacional de Empleados de la Defensoría, Carlos Arturo Gómez, señaló que la continuidad de Otálora es insostenible y que si no renuncia de aquí al viernes realizarán movilizaciones. "Aquí uno se encuentra en los pasillos algunas funcionarias y personas a quienes les dicen que si la Defensoría es un burdel. Son temas de acoso laboral, de vulneración de derechos fundamentales de las personas", aseguró. Para el dirigente de la asociación sindical nacida en 2013 y que cuenta con 700 empleados, la renuncia de altos funcionarios como el Defensor Delegado para Asuntos Constitucionales, Manuel Castro, y del Vicedefensor, Esiquio Manuel Sánchez, es un mensaje contundente. 

"Creo que esa magistratura moral, que es el único poder que tiene el Defensor del Pueblo, se ha perdido. No tiene otro poder de coacción sino el buen ejemplo que da ante los demás órganos de la administración y ante la ciudadanía", dijo. 

Los integrantes del sindicato, que pusieron pancartas en la sede en Bogotá pidiendo la renuncia de Otálora, estimaron que el funcionario debe defenderse de los señalamientos sin hacerle daño a la entidad. Por otro lado, el colectivo de Derechos Humanos 'Iván Villamizar Luciani' también piden la renuncia a Otálora asegurando que se encuentran "indignados" por el escándalo y asegurando que el acoso laboral, los gritos e insultos "no pueden ser entendidas como un asunto de carácter". "No es admisible que mientras funcionarios de la Defensoría del Pueblo exponen sus vidas, el máximo representante de la entidad esté ocupado defendiéndose", indicaron en su comunicación. 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad