Por hacinamiento, sindicato del Inpec no dejará ingresar más detenidos a cárceles

Mayo 11, 2017 - 08:00 a.m. Por:
Agencia Colprensa
Guardianes del Inpec protestaron por el hacinamiento de la cárcel de Villahermosa. Foto Ernesto Guzmán JR

Las protestas del Sindicato del Inpec son a nivel nacional.  

Foto: Archivo de El País 

El sindicato del Inpec anunció que desde este jueves no dejará ingresar detenidos a ningún penal del país en protesta porque no se ha ampliado la planta de personal de la Guardia Penitenciaria y por el estado de hacinamiento de las URI.

Los funcionarios judiciales del Sindicato han anunciado que la protesta se extendería por 73 días. 

El directivo de la Unión de Trabajadores Penitenciarios, UTP, Horacio Bustamante, indicó que con el Plan Reglamento  buscan que sean nombrados al menos 4.000 nuevos guardianes. "Nos han incumplido compromisos pactados en la protesta de 2015". 

La protesta incluye negarse a acompañar detenidos a despachos judiciales. Solo se harían traslados para citas médicas de los internos.

El ministro de Justicia, Enrique Gil Botero, indicó que el Gobierno sí ha cumplido y anunció que en días pasados “se logró precisamente una implementación de 70 mil millones de pesos de una adición presupuestal, que permite la creación de más de mil plazas que llegan a consolidar la planta de personal del Inpec”.

“Realmente el paro del Inpec ya se debe levantar, se está teniendo una reunión con el Ministerio de Hacienda para que en un plazo de dos o tres años empiece a darse un incremento progresivo de la planta de personal, tal como fue acordado en un pacto de 2015”, dijo Gil Botero.

El ministro Gil señaló que la conducta del sindicato estaría contribuyendo a violar los Derechos Humanos y que podría rozar el ámbito penal, por lo que la Procuraduría y la Fiscalía deberían investigar.

“Hay que llamar a la buena voluntad y a la razonabilidad del sindicato del Inpec, porque se ha tenido un diálogo franco y sí el Gobierno cumple el sindicato debe cumplir. No se puede tomar precisamente una actitud extorsiva, los custodios no pueden volverse igualmente delincuentes extorsionando al Estado porque el Estado está cumpliendo”, agregó Gil Botero.

Por su parte, Oswaldo Bernal, director Regional Occidente del Inpec, dijo estar pendiente de recibir el primer reporte del movimiento carcelario en los centros penitenciarios de Valle, Cauca, Nariño y Putumayo. 

"En últimos días los sindicatos anunciaron que iban a radicalizar las protestas desde hoy no dejando ingresar detenidos, hay que esperar de qué manera impacta la normalidad de los establecimientos de la regional. Ellos se comprometieron a no interrumpir las remisiones médicas, esperemos que así sea", acotó Bernal. 

El directivo explicó que la cárcel de Villahermosa es la que más movimiento diario tiene de personas que ingresan al penal y es la que se podría ver más afectada.

"Actualmente tenemos un acuerdo con la Policía Metropolitana de Cali de que recibimos hasta diez detenidos procedentes de todas las estaciones de la ciudad. Ellos tienen una persona encargada de coordinar la selección de las personas. Puede que diez personas al día sea poco, pero estamos hablando de que son al menos 300 al mes, un número considerable", expresó Oswaldo Bernal. 

El funcionario dijo que a nivel nacional se instaló una mesa de concertación con representantes de los 90 sindicatos del Inpec que hay en el país y voceros del Gobierno Nacional. "Nosotros desde el nivel regional no tenemos competencia para la resolución de las peticiones que hacen los sindicatos", afirmó Bernal.

Dijo que de interrumpirse el normal funcionamiento carcelario se tomarán medidas legales antes la Procuraduría y la Fiscalía. 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad