Siga estos consejos para no afectar su salud esta navidad

Diciembre 23, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

Consejos para la hora de preparar la comida, tomar licor, hidratarse y cumplir otras actividades.

Prevención. Allí está la clave para disfrutar la Navidad, la Feria y todas las fiestas de fin de año sin contratiempos, sin que luego se sienta arrepentimiento por los kilos demás adquiridos, por los excesos que perjudican la salud o lleven a ‘rematar’, pero en la sala de urgencias de una clínica.Es frecuente que durante las fiestas de diciembre se coma y se beba licor más de lo habitual; se suspenda la rutina de ejercicios, y algunas personas terminen intoxicadas o deshidratadas y adopten conductas que las lleven a protagonizar serios accidentes en la calle o en el hogar.Muchos son los consejos que los especialistas brindan (ver microformatos) para gozar el fin de año de manera saludable, pero el más importante de todos, como lo asegura el médico emergenciólogo Carlos Eduardo Vargas Bernal, del Centro Médico Imbanaco, está en la racionalidad con que la gente tome estas festividades. ¡Así que, no se enloquezca! Preparación de platos saludablesPrefiera los alimentos al vapor, asados u horneados en vez de fritos. Comer un buñuelo frito, por ejemplo, equivale, en calorías, a ingerir cinco porciones de harina.Para hacer postres y salsas elija frutas y vegetales, así ahorra calorías. Un postre de fruta en su almíbar tiene menos calorías que un manjarblanco.En lugar de mantequilla emplee queso ricotta, que es bajo en grasa. Y en vez de usar crema de leche utilice yogurt. Para sofreír utilice vino blanco y no aceite y mantequilla. Prepare una torta sin usar margarina o mantequilla. Puede emplear aceite de oliva.Los postres son muy calóricos. Se considera que una cucharada de manjarblanco tiene más o menos cinco cucharadas de azúcar, o sea que en calorías, equivale a las mismas que proporcionan 20 cucharadas de arroz. Lo que es parecido a comerse cuatro harinas al día. Lo mejor es disfrutar de una cucharadita del dulce tradicional y al día siguiente no ingerir una harina: absténgase de comer la arepa o el arroz. Lo mismo sucede con la natilla. Lo ideal es comerse la mitad del bloquecito que le ofrezcan.Haga una natilla de zapallo: cocine el zapallo, licúelo sin agua, póngale Maizena, calibre su punto hasta formar esta natilla que es menos calórica que la tradicional, pero a la vez es muy nutritiva.Lleve a la mesa botellas de agua para encontrar una alternativa a los vinos, gaseosas y licores. Llegue a todos los eventos luego de haber tomado agua o un vaso de yogurt. Lo ayudará a controlar las porciones sin mucho esfuerzo. Manejo de alimentosPrevenga una intoxicación por inadecuada manipulación y conservación de los alimentos. Si siente dolor estomacal, de cabeza, diarrea, vómito, consulte por urgencias. Podría tener secuelas graves, como el daño en un riñón.Para prevenir trastornos gastrointestinales consuma alimentos donde el manejo de los productos sea adecuado, cumpla con condiciones asépticas y se respete la cadena de frío. Cuando vaya de compras lleve una neverita de icopor para respetar esa cadena de frío. Mire la fecha de vencimiento de los productos. Rechace los que tengan hielo por dentro o estén averiados.Las carnes frías no deben estar con manchas amarillas, ni rojizas ni verdes. Su color debe estar parejo. Guarde alimentos en la nevera en envases debidamente tapados. LicoresEl alcohol es alto en calorías. Un trago de licor tiene calorías parecidas a las de una cucharada de aceite. Un vaso de whisky, por ejemplo, puede estar aportando de 300 a 350 calorías ( lo que tienen tres porciones de harina). El hígado solo puede procesar 20 gramos de licor por hora, por eso, trate de tomar despacio, por ejemplo: un vaso de whisky por hora. Eso le ayudará a evitar hígado graso o intoxicaciones.Lo ideal es no mezclar graduajes de alcohol. La combinación de distintas sustancias alcohólicas puede inducir a mayores niveles de toxicidad y estos niveles de toxicidad se pueden alcanzar más rápidamente.Manténgase hidratado mientras toma. Las bebidas alcohólicas producen calorías falsas que dan la sensación al tomador de estar hidratado, sin ser así.Si la persona se hidrata bien y consume de manera proporcional, probablemente no tenga complicación y pueda disfrutar razonablemente sus fiestas.Hidratación En la cabalgata y desfiles de la Feria siempre lleve agua para estar hidratándose permanentemente. Si está expuesto mucho tiempo al sol y a las altas temperaturas, puede necesitar el requerimiento doble de agua. Es difícil determinar cuánta agua se debe consumir, porque esto depende de la edad y las condiciones de salud de cada persona. Sin embargo, hay que tener en cuenta que el riesgo de deshidratación es mucho más alto en los extremos de la vida: niños pequeños y ancianos. La manifestación más frecuente de deshidratación es la sed, entonces lo ideal es que apenas la sienta trate de tomar agua u otras bebidas como las que contienen electrolitos como Pedialyte, Rehydralyte u otras sustancias hidratantes.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad