Serían 75.000 kilómetros de mar los que quitaron a Colombia

Serían 75.000 kilómetros de mar los que quitaron a Colombia

Noviembre 21, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

La situación, a juicio de expertos, no se basa únicamente en el espejo de agua que existe en el entorno del archipiélago y que fue modificado en el fallo de la Corte, sino que el orden internacional establece una figura conoidal de la soberanía de los países.

En el momento en que el país conoció la decisión de la Corte Internacional de Justicia, CIJ de La Haya, que finalmente favoreció los límites y la porción de mar a los intereses de Nicaragua, el país se lamentó por la pérdida, porque se habla de miles de kilómetros cuadrados de riquezas marítimas que terminaron en manos del país del istmo.La situación, a juicio de expertos, no se basa únicamente en el espejo de agua que existe en el entorno del archipiélago y que fue modificado en el fallo de la Corte, sino que el orden internacional establece una figura conoidal de la soberanía de los países, es decir que se tienen en cuenta el subsuelo, la superficie y el espacio.El senador Juan Manuel Galán dijo que el país tiene que empezar a dimensionar las repercusiones del fallo, en la medida en que “se afectó no solo la soberanía marítima del país, sino que están las riquezas de las profundidades, las reservas minerales y de hidrocarburos del subsuelo y hasta la órbita geoestacionaria a la que el país tiene derecho por ser una nación ecuatorial”.La mala decisión de la Corte, según dijo la senadora Alexandra Moreno, determinó la afectación de los habitantes de las islas, así como el impacto social que va a tener el país.El fallo determinó una nueva frontera marítima entre Colombia y Nicaragua, en donde el país perdió el 40 % del mar territorial, que en cifras concretas representan 75.000 kilómetros cuadrados.Uno de los que ilustró la magnitud de la pérdida fue el presidente de la Cámara, Augusto Posada, quien comentó que “estamos pasando este trago amargo que es de 75.000 kilómetros cuadrados” y comparó con lo sucedido hace poco más de un siglo cuando anotó que “con Panamá fueron 78.000. No es un acto cualquiera”.No obstante, hasta ayer las cifras de lo que perdió Colombia no eran claras, en la medida en que del lado de Nicaragua, el Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales habla de una porción de 90.350 kilómetros cuadrados; otras fuentes se refieren a 100.000, mientras que en el país se hacen los estimativos sobre los cálculos de 75.000.De hecho, el Sea Flower, la porción de mar donde están ubicadas las Islas de San Andrés, Providencia, Santa Catalina y los siete cayos, es considerado el banco de pesca más grande de esa zona y además donde hay presencia de hidrocarburos.Otras secuelas Iván Rey, decano de la facultad de Biología Marina de la Universidad Jorge Tadeo Lozano, dijo que el país perdió “mucho en materia de biodiversidad, porque esta es una zona que es muy rica en recursos marinos y allí existen muchas especies de consumo como la langosta, el caracol y diversos peces”.Reveló que “en materia coralina es una de las más grandes reservas del mundo, incluso es la segunda de esta zona del planeta después de Belice”.Pero el tema no para ahí. Lo dicho por el senador Galán sobre la órbita geoestacionaria tiene también secuelas.Esta órbita representa la autopista espacial por la que transitan los satélites de telecomunicaciones, científicos y de inteligencia y las naciones que las quieran utilizar deben pagar ‘arriendo’ a las naciones que tienen derecho a ella, y representan todos los países que se encuentran en el área ecuatorial del planeta.En este sentido, la órbita geoestacionaria de Colombia se encuentra a lo largo de la línea ecuatorial a una altura de 35.871 kilómetros, de la cual le corresponden 609,5 kilómetros, por lo que Galán dijo que el país se verá afectado en una alta proporción, debido a que la parte más ancha de la zona conífera de la soberanía está en el espacio.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad