"Sería un error grave dejar las pensiones solo en manos del mercado": Colpensiones

Abril 30, 2017 - 01:48 p.m. Por:
Colprensa
Mauricio Olivera Colpensiones

Mauricio Olivera, presidente de Colpensiones.

Colprensa

La propuesta de una reforma pensional en Colombia, que se dio la semana pasada en el congreso de Asofondos en Cartagena, puso nuevamente sobre la mesa el debate de cuáles son los aspectos más importantes para crear un modelo equitativo y sostenible en el tiempo.
Aunque algunos expertos se han inclinado por propuestas más encaminadas al cambio en los parámetros, como la modificación en el monto de la mesada o la edad de pensión, desde el Gobierno la principal apuesta es darle una visión más social, enfocando el tema en la cobertura y las desigualdades.

El presidente de Colpensiones, Mauricio Olivera, ratificó que la solución a los problemas no se resuelve solamente mirando la parte financiera, porque el objetivo principal debe ser que todos los colombianos tengan un ingreso digno para su vejez.

¿Cómo recibe la propuesta de una reforma pensional?

Me parece muy importante y muy interesante que se hagan estos debates de manera abierta para que los colombianos conozcan qué están pensando con los diferentes actores del sistema pensional.

Cuando hablamos de reforma estamos hablando de que tiene que durar los próximos 30 o 40 años, de manera que uno la tiene que hacer con muy buenas decisiones, pensando no solo en la población colombiana hoy, sino también en sus hijos, en sus nietos, en sus bisnietos, porque lo que no se pague ahora se convierte en una deuda para ellos.

Es un tema de largo plazo, por eso es necesario, para reformas tan estructurales, tomarse el tiempo y hacer los estudios adecuados. Precisamente el presidente Juan Manuel Santos dijo que era necesario crear una comisión de expertos.

¿Por qué se hace necesaria una reforma pensional?


Ese punto es bien importante porque ya se empiezan a ver los diferentes elementos que son necesarios revisar y algunos actores le ponen más peso a unos que a otros.

El Gobierno lo ha dicho varias veces, los retos más que de un sistema pensional, son de un sistema de protección para la vejez, para que todos los colombianos, sin distinción de género o región, tengan un ingreso digno en su vejez, y eso incluye tres elementos grandes: Primero, la cobertura; segundo, las desigualdades, y tercero, la sostenibilidad financiera.

¿Qué pasa con la cobertura actualmente?

Según cifras del Dane, en Colombia trabajan 21 millones de personas, y sólo 7 millones de ellos cotiza. Esto lo que quiere decir es que hay 14 millones de personas que no están abonando un peso para su vejez.
Eso es un reto enorme porque en algún momento llegarán a ser adultos mayores. De los 7 millones que cotizan, solo 2 millones se pensionan, el resto no alcanzan a obtener los requisitos del sistema pensional tal cual está planteado.

Lea también: 'En marzo el desempleo disminuyó a 9,7%, según el Dane'.

Si hacemos las cuentas, de los 21 millones que están ahora trabajando, solo dos millones se pensionan, entonces el retos es enorme y es el más importante para el Gobierno. Es necesario buscar mecanismos para que todos los colombianos tengan un ingreso digno en su vejez.

¿Cuáles son las desigualdades que presenta el actual sistema?

Hay dos aristas: la primera es que cada colombiano tiene una pensión diferente, si está en el régimen de prima media o en el régimen de ahorro individual que administran los fondos de pensiones.

Una desigualdad es que el régimen de prima media subsidia todas las pensiones. Si usted cotiza las 1300 semanas con un salario mínimo, alcanza en números grandes cerca de $70 millones y la pensión vale $180 millones, es decir, que para pagar esa pensión se subsidia con $110 millones.

“Uno puede pensar en una reforma con vaias fórmulas, pero es claro que debe prevalecer la cobertura a todos los colombianos”

Sin embargo, el tema está en que si una mujer cotiza sobre 10 salarios mínimos, el subsidio es de $450 millones, entonces mientras más capacidad de cotización tiene la persona, más subsidio le da y ese es un tema de desigualdad que se hace necesario revisar, porque hace que el régimen sea regresivo y no se enfoca en los más vulnerables.

Y la sostenibilidad financiera, ¿qué pasa con eso?

Lo que cotizan los trabajadores no alcanza para pagarles a los pensionados, por eso es necesario buscar recursos del Presupuesto General de la Nación.

En cifras del año pasado, nuestras pensiones costaron $23 billones, de esos cotizaron $6,5 billones, de los traslados de los fondos privados a Colpensiones llegaron otros $6,5 billones, lo que da $13 billones y los $10 billones restantes vinieron del presupuesto.

De esos $10 billones, el 80 % más o menos va a subsidiar las pensiones que están entre 1 y 4 salarios mínimos y el 20 % va a subsidiar las pensiones que están por encima de los cinco salarios mínimos. Una pensión de cuatro salarios mínimos, es de cerca de $2 millones, entonces mucha gente dice que esos subsidios a las pensiones más altas son los que generan problemas financieros y eso no es tan cierto, son el 20 % de esos 10 billones de subsidios que van a las pensiones más altas, llamando más altas a las que están por encima de los cuatro salarios mínimos.

¿Por eso se dice que hay una bomba pensional?

Mucha gente dice que eso, pero se ha venido corrigiendo y creo que Santiago Montenegro también lo ha dicho. Nos gastamos $38 billones en pensiones, es el gasto más alto del presupuesto, entonces yo le digo…, claro, pero de esos $38 billones, $10 billones son para Colpensiones, el resto va para pagar las pensiones de Fuerzas Militares y Policía, que es régimen especial, maestros y una parte más pequeña va para otro sector público.

Esta es la entidad que más pensionados tiene. De los 2.100.000 pensionados, Colpensiones tiene 1.250.000, entonces hay que dimensionar bien para que los colombianos no crean que hay una bomba pensional.

Otra dimensión de esto se puede explicar cuando Grecia quebró con la crisis financiera de 2008. Uno de los determinantes de su quiebra fue el gasto en pensiones, donde gastaba el 14,5 % del PIB en pensiones. España estuvo a punto de quebrar y gastaba 14 % del PIB en pensiones, mientras que Colombia gasta el 3,5 % del PIB, entonces no estamos cerca de esos países que quebraron.

Esto no quiere decir que no haya que revisar el tema, pero para el Gobierno lo más importante es la cobertura y revisar las desigualdades.

¿Entonces no estamos cerca de una crisis?


Financiera no, pero de todas formas hay que revisarlo, porque cuando uno tiene un sistema pensional, no puede pensar solo en la generación de uno, tiene que pensar en sus hijos, en sus nietos, entonces es necesario revisar, pero no estamos ni cerca de una crisis financiera, que es lo que mucha gente dice y por eso se escuchan voces de que hay que cerrar a Colpensiones, porque no tiene reservas y puede entrar en crisis, y eso es completamente falso.

Si no hay crisis financiera, ¿por qué se habla tanto de este tema?
Lo que muchas voces dicen es que la crisis es financiera, porque tocar mirar una plata del presupuesto. Desde el punto de vista del Gobierno lo más crítico es la cobertura.

Infortunadamente contamos con un sistema pensional que no cubría a todos los colombianos, es un tema social, pensando en la gente. Lo más crítico es la baja cobertura.

Inclusive debido a este tema el presidente lanzó los BEPS, sin reforma, buscando suplir esto a través de un programa alternativo.

Yo considero que es necesario crear un sistema de protección para la vejez que acerque esos programas, esa normatividad para ahorrar, a la realidad laboral y los BEPS lo que hacen es eso, ahorre lo que pueda ahorrar cuando pueda.

¿Tiene alguna propuesta para la reforma?

Las propuestas las hace el alto Gobierno, cualquier tipo de combinación de medidas y programas que ayuden a buscar que todos los colombianos tengamos un ingreso digno en la vejez y que sea sostenible y que no sea regresivo, es válida, porque la realidad laboral del país es diferente y tenemos que crear alternativas para esto.

Lea aquí: '"El reto en Cali es bajar el desempleo en los jóvenes": Director de Observatorio'.

Y esto va más allá de los financieros. Un punto bien importante es que en todos los países del mundo, excepto Chile, las pensiones están en manos del Estado y en manos del mercado. Como lo dijo el presidente Santos “el mercado hasta donde sea posible y el Estado hasta donde sea necesario”, creo que tienen que convivir mercado y Estado. Sería un error grave dejar las pensiones solo en manos del mercado.

¿Por qué?

Porque el Estado tiene una visión mucho más social y tiene otras fuentes de recursos. El régimen de ahorro individual en Colombia tiene en promedio para la pensión de una mujer, el equivalente al 30 % de su salario en los últimos 10 años; y un hombre tiene su pensión en 50 % de su salario, mientras que un hombre o una mujer en el régimen de prima media tiene su pensión en 65 % de su salario o más arriba, dependiendo las condiciones.

Ese tema toca analizarlo muy bien, toca enfocarse donde están las personas más vulnerables, por eso esa mezcla entre mercado y Estado es la más relevante para Colombia.

Entonces ¿cómo hacer ese modelo sostenible y equitativo?

Creo que hay muchas combinaciones posibles. Uno tiene dos formas de hacer una reforma pensional: la primera, cambiando los parámetros, donde hablamos de modificar la tasa de reemplazo o el monto de la mesada y la edad de pensión, entre otros aspectos que aportan más en lo que tiene que ver con la sostenibilidad financiera.

La segunda, es estructural, de la cobertura y las desigualdades que se presentan actualmente en el sistema pensional colombiano. Usted puede pensar en miles de formas, cualquier forma que haga que aumente la cobertura y obviamente que sea sostenible en el mediano plazo es válida, desde mi punto de vista.

Una entidad integral

Precisamente han surgido varias propuestas frente al monto de la pensión, la edad, entre otros. ¿Si es relevante buscar cambios en estos aspectos?

Todo eso tiene que ver con las tasas de reemplazo y la edad. Es un tema financiero y es válido escuchar estas propuestas. Pero digamos que tenemos que pensar en una posición más integral y ser más innovadores para poder tener un sistema pensando en la gente.
Allí se pueden revisar ambos puntos, tanto estructural como de los parámetros, desde mi punto de vista cualquier cosa que ayude a aumentar la cobertura y hacerlo sostenible es importante.

¿Cómo está la entidad en este momento?

Ya estamos liquidando una pensión en dos meses y hasta en ocho días y eso demuestra que el Estado es eficiente. Sin embargo, la entidad no puede centrarse solo en liquidar pensiones. Tenemos que acompañar a los colombianos a crear futuro, crear ese hábito de revisar una vez al año la historia laboral.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad