"Seré más exigente y daremos más resultados": procurador Ordóñez

Diciembre 03, 2012 - 12:00 a.m. Por:
María Victoria Caicedo | Colprensa

Alejandro Ordoñez, procurador general de la Nación.

Alejandro Ordóñez, reelegido por otros cuatro años como procurador general, hablo de sus metas en el nuevo periodo y sobre temas coyunturales en el país.

Ad portas de finalizar su primer cuatrenio, Alejandro Ordóñez Maldonado se prepara para arrancar su segundo período como procurador General de la Nación, luego de que fuera reelegido por el Senado en una polémica votación.Con la firmeza que lo caracteriza, Ordóñez habló de su segundo ‘tiempo’ y de los temas de coyuntura en el país.¿Cómo recibe esta reelección? Con mucha alegría, entusiasmo y satisfacción, la gestión de cuatro años ha dado frutos, el respaldo del Congreso es un reconocimiento a que he cumplido con mi deber. ¿Qué pueden esperar los colombianos de los cuatro años que se vienen? El mensaje que le envío a la sociedad es para que tenga credibilidad y confianza en el Ministerio Público, son cuatro años y hay una buena herencia, no se puede malgastar ese impulso, hay que aprovecharlo pero con un ingrediente y es que esa lucha debe llegar hasta las entidades territoriales. ¿Cuáles son sus nuevos retos? Continuar luchando contra la corrupción, darle mayor contenido social a la función preventiva, reforzar la gestión del control de las políticas públicas, ser muy proactivos en la defensa de los derechos de los pensionados, de los que acuden al sistema de salud, velar por los desplazados, mujeres, infancia, actuar en los procesos judiciales, en materia de restitución de tierras, tengo toda la confianza y el entusiasmo en que este período será mucho mejor. ¿Tiene claras las metas? Ya no tengo el pretexto de que estaba conociendo, hoy tengo las riendas del monstruo, sé a dónde tengo que ir, por eso seré más exigente, daremos muchos más frutos en todos los aspectos, el país no olvidará a este Procurador.¿Tuvo una reelección muy sufrida o con tropiezos? Yo casi no tengo memoria, pero fui elegido bajo fuego mediático, lo que pasa es que no les funcionó, durante diez meses hubo muchos ‘coyotes’ que intentaron hacer cosas contra mi reelección, pero al final todo se dañaba. ¿Quiénes eran los ‘coyotes’?Los nombres se me olvidaron, pero esos ‘coyotes’ deambularon por muchos escenarios, gracias a Dios no surtieron efectos todos esos actos conspiratorios. Su reelección debía surgir de una terna, pero se dio con dos candidatos, ¿Cree que fue ilegal? En la práctica la terna nunca se desintegró, primero por que a la magistrada María Mercedes López nunca le aceptaron la renuncia, hasta obtuvo 5 votos, también hay una clara posición de que esas renuncias son inanes, pero todo acto administrativo puede ser demandado, inclusive el mío puede ser demandado si es que ya no lo está. El Congreso quiere eliminar la figura de reelección del Procurador... El Congreso es autónomo para tomar esa decisión, si hay un buen Procurador para ser reelegido eso es bueno, pero si es malo sería terrible, las reelecciones no son buenas ni malas, depende de las personas, yo ya fui reelegido. ¿Cree que sus posturas frente a temas como el aborto y el matrimonio homosexual, influyeron en su reelección? A mi me ayudó el cumplimento del deber y de mis obligaciones en todas las materias, en la lucha contra la corrupción, en defensa de los derechos de los colombianos, de las mujeres, las etnias y los sectores vulnerables. Al respecto yo diría que la sociedad está polarizada, mis posiciones no son diferentes a las de la defensa de la Constitución y la ley. ¿Qué les diría a quienes están en contra de sus posturas? Muchos de esos inconformes han llevado la protesta a los estrados judiciales y son frecuentes las acciones de tutela en mi contra, y todas las decisiones que en esa materia se han tomado me han dado la razón, en el fondo hay un discurso sectario que pretende construir un totalitarismo cultural que pretenden imponernos desde los medios de comunicación. Hay una concepción de la vida, del matrimonio y de la familia totalmente adversa a nuestra historia e identidad cultural, es menester que se regule una norma constitucional que es la objeción de la conciencia. ¿La comunidad homosexual debería sentirse rechazada?Yo no los rechazo por homosexuales, otra cosa es que se admita la unión entre el mismo sexo, eso no es un matrimonio, la Corte Constitucional lo dijo cuando declaró exequible el Articulo 113 del Código Civil, pero si lo dice la corte hay silencio y si lo dice el Procurador es un homófobo, inclusive yo he nombrado homosexuales en la Procuraduría porque ellos tienen derechos como personas, pero no pueden pretender constituir un matrimonio, y no lo digo yo, lo dice la Corte Constitucional, yo solo actúo en defensa del ordenamiento jurídico y la Constitución. Si en el país hay alguien discriminado es el Procurador, los únicos argumentos que oí de mis críticos fueron de carácter ideológico, que no se podía elegir al Procurador porque pensaba influenciado por su convicción religiosa. ¿Es sano que el Congreso sea quien lo elija teniendo en cuenta que usted es quien los investiga? No, eso no es sano y afecta la credibilidad, cuando me posesioné fue lo primero que dije, yo planteé la necesidad de una reforma para quitarle esa competencia al Procurador, para eso propuse una reforma constitucional. ¿Está de acuerdo con que Colombia se retire del Pacto de Bogotá? Comparto la decisión del Gobierno, es prudente y oportuna hacía el futuro, esta experiencia nos dice que no podemos someter la soberanía nacional a la decisión de un tribunal que no falla en derecho, ese órgano está muy deslegitimado, pienso que en ese paso debemos apoyar al Presidente.¿Cree que las Farc quieren la paz? He dicho que soy un escéptico no hostil frente a ese proceso; lo dije hace varios meses cuando se conoció la iniciación del proceso, me llovieron muchas criticas y fue uno de los argumentos para tratar de convencer a muchos de que no era prudente mi elección, los críticos consideraban que yo iba ser un palo en la rueda y que era un enemigo de la paz. Los eufóricos de ese momento son los escépticos de hoy y los escépticos de ayer somos los realistas de siempre.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad